Proyectos colaborativos: la clave para impulsar el periodismo de investigación

porDenise Malan
Aug 9, 2013 en Periodismo de investigación

La colaboración es más que una palabra de moda.

Podría ser uno de los pilares para mantener en pie al periodismo de investigación.

A continuación, algunos ejemplos de recientes proyectos de investigación que han marcado una diferencia. El International Consortium of Investigative Journalism (ICIJ) trabajó con 86 periodistas investigativos de 46 países para dar a conocer el sospechoso submundo de los paraísos fiscales en el extranjero.

Una diputada le pidió al Departamento de Justicia de los Estados Unidos que investigara a 50 organizaciones benéficas, como consecuencia del reportaje America's Worst Charities (Las peores organizaciones benéficas de EE.UU), un proyecto del Center for Investigative Reporting y del Tampa Bay Times.

El proyecto Big Sky, Big Money (Gran Cielo, Gran Dinero) realizado en conjunto por PBS, [Marketplace y ProPublica ganó un premio del Investigative Reporters and Editors (IRE) por la investigación del financiamiento de la campaña post-Citizens United en Montana en el que mostraron la manera en que se violaron las leyes de financiamiento electoral.

Podría continuar, pero estoy segura de que se entiende el punto fundamental: las barreras tradicionales que alguna vez separaron a los medios de comunicación se están desmoronando. Claro que todavía existe la competencia en los mercados locales y algunas situaciones de exclusividad, pero en muchos casos ya no nos guardamos las ideas, las fuentes y el conocimiento institucional. La colaboración es la nueva realidad.

Retos

Eso no significa que trabajar juntos sea algo fácil y, de hecho, rara vez lo es. Todos hemos comprobado lo difícil que puede ser la colaboración sólo entre dos personas en la misma sala de redacción. Ahora, en el nuevo panorama del periodismo, las organizaciones están trabajando con periodistas repartidos por todo el país para posibilitar distintos proyectos de investigación.

La personas que representan a estas organizaciones pueden tener diferentes habilidades, antecedentes, prioridades y hasta diferentes horarios. En los proyectos de colaboración también es necesario tener una clara cadena de mando. Sin un líder definido es fácil quedarse en el camino o que el proyecto pierda el foco. Ese líder tiene que transmitir una visión fuerte, una estructura de trabajo efectiva y fomentar la comunicación frecuente en el grupo.

Todos los miembros del grupo también tienen que "pagar su entrada" en el proyecto. Para los periodistas estos proyectos tienen que ser relevantes para su organización y para su público.

¿Para qué colaborar?

¿Por qué se ha vuelto tan común la colaboración si no es algo sencillo de lograr? La respuesta rápida es porque muchas veces no queda otra opción. Los medios sufren recortes frecuentes, deben reducir sus presupuestos y su personal, por lo cual no existe otra manera de llevar a cabo este tipo de investigaciones.

En la investigación de los paraísos fiscales, ICIJ trabajó con 86 personas en 46 países. Nadie, con excepción de los grandes medios de comunicación, podría tener el personal o el presupuesto para producir un proyecto de esta magnitud. Pero pequeñas salas de redacción en conjunto fueron capaces de producir un reportaje con datos y documentos de importancia internacional.

Como lo hizo ICIJ, la colaboración puede reducir los gastos de viaje y ayudar a ampliar el alcance y el contexto de una historia. También puede traer nuevas habilidades y pensamientos más diversos.

Una colaboración única

Hoy ha surgido una una nueva colaboración entre la Investigative News Network (INN) y el Investigative Reporters and Editors. La iniciativa busca promover el periodismo de datos y el trabajo en equipo entre salas de redacción de organizaciones civiles en todo EE.UU. INN es una red de más de 80 organizaciones de medios sin fines de lucro creada en 1975 para mejorar la calidad del periodismo de investigación.

INN y IRE se unieron para contratar a un director de servicios de datos, un puesto para el que tuve la suerte de ser elegida.

Mi trabajo es ayudar a los miembros de INN a recopilar y analizar datos, y completar proyectos con impacto. También actuaré como enlace para ayudar a conectar a los miembros de INN con los recursos de IRE. De hecho, una de las metas de esta posición es el abrir el uso de la base de datos de la biblioteca de IRE, que guarda docenas de bases de datos federales.

INN también buscará financiación para algunos de los proyectos, proporcionando nuevos recursos para los miembros que están trabajando en la búsqueda de un modelo sostenible para el periodismo sin fines de lucro.

Nuestra esperanza es que este poder colectivo se convierta en la nueva norma y que la suma de las organizaciones de noticias individuales sea mucho más fuerte en su conjunto.

Este artículo fue publicado originalmente en PBS MediaShift y se ha publicado este extracto con permiso previo.

Denise Malan es la directora de servicios de datos de INN/IRE desde junio. Escribirá actualizaciones ocasionales y lecciones de este proyecto para PBS MediaShift.

Traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

Imagen con licencia de CC, en Flickr via katska.