Programación para periodistas: ¿Por dónde empezar?

porIJNet
Nov 18, 2016 en Periodismo digital

Hoy se espera que los periodistas sepan hacer de todo: reportear, sacar fotos, hacer videos, capturar audio, manejar redes sociales y editar. Para sumar a esta mezcla, hoy algunos dicen que la próxima habilidad crucial será el desarrollo web.

Esta noticia no es bienvenida por muchos periodistas. Programar códigos puede parecer una versión moderna de la hechicería y una habilidad innata de los programadores, pero inaccesible para el resto de los humanos.

Sin embargo, un creciente número de plataformas independientes de aprendizaje (además de la opinión general) están desmitificando a la programación. Hoy los periodistas tienen más chances que nunca de convertirse en expertos informáticos, sin gastar más dinero o usar su tiempo libre. El mayor obstáculo para aprender a escribir código suele ser, en realidad, la autoconfianza del periodista.

Una periodista que hizo las paces con la programación es Mallory Busch, graduada de la Escuela Medill de Periodismo de la Universidad Northwestern, y ahora gerente de participación de audiencias de ThinkCERCA, Chicago.

Busch empezó a estudiar periodismo con el objetivo de convertirse en una periodista tradicional, centrada en las palabras y las habilidades multimedia. Su primer roce con el mundo del desarrollo web llegó cuando entrevistó a un periodista que habló sobre su trabajo de combinar el periodismo con la informática.

“Recuerdo muy claramente la entrevista: estaba tomando notas, asintiendo con la cabeza y pensando ‘jamás en la vida me pondría a programar’”, dice.

“Un tiempo después quedé finalista de una pasantía. Estaba al teléfono con una de las organizadoras. Habíamos escogido fecha y hora para la entrevista, y estaba a punto de colgar cuando me dijo: 'Ah, ¿sabes algo de código, verdad?'”

“Y yo contesté, ‘¡Claro! ¡Completamente!’”, recuerda Busch. “Así que tenía semana y media para aprender algo de programación".

Empezar

Empezar a aprender programación puede ser apabullante. Cualquiera que haya comenzado conoce la sensación de mirar una pantalla de código crudo y desalentarse por cualquier cosa que vaya más allá de <!DOCTYPEhtml>.

Pero decidida a seguir adelante con su entrevista (y con poco tiempo para hacerlo), Busch pasó por encima de cualquier duda inicial y se puso a aprender los fundamentos de la programación.

“Tras comenzar, pensé: ‘esto es extrañamente fascinante y no tan difícil’”, recuerda Busch. "Al final no conseguí la pasantía. Pero pasé el verano yendo a los cafés y aprendiendo CSS”.

Poco a poco se volcó a otros lenguajes y, finalmente, llevó sus habilidades para escribir código a otras pasantías, esta vez en Time Inc. y The Chicago Tribune.

La entrada de Busch a la programación puede parecer demasiado simple, pero realmente es tan fácil como tomarte un tiempo de tu día para ir a un café y aprender algo de CSS.

La recompensa

El otro concepto erróneo sobre aprender a codificar es pensar que debes convertirte en un especialista de cada lenguaje, una tarea formidable para cualquiera.

Como periodista, tu habilidad principal debería ser saber cómo contar una historia. Aprender a codificar debe mejorar esa habilidad, no reemplazarla.

“Creo que una vez que sabes qué puedes hacer con el código, no tienes que conocer exactamente cómo hacerlo Esto te abrirá la mente acerca de las posibilidades que tienes", explica Busch.

Cada vez más, los periodistas están trabajando con programadores para diseñar historias interactivas en la web, y si sabes lo que es posible hacer antes de llegar a la isla de edición (o igual de importante: lo que no es posible hacer), puedes dar forma a una historia mucho más dinámica y diseñar todo tu reportaje alrededor de esas posibilidades.

“Abrir la imaginación puede tener un impacto fundamental en tus habilidades narrativas”, dice Busch.

Recursos de aprendizaje gratuitos

Codecademy: es donde mucha gente va a probar las aguas. Gratuito, práctico y básico, ofrece refuerzos positivo constantes y visibiliza tu progreso. Algunos dicen que es limitado en su capacidad de enseñar verdadera programación, pero es sin duda un gran lugar para comenzar y convencerte de que un día entenderás cuál es la diferencia entre div, class e id.

Learn at Knight Lab: el Laboratorio Knight de Northwestern es donde Busch perdió su miedo a la tecnología en el periodismo. Ofrece tutoriales libres y amistosos para los aspirantes a aprender sobre tecnología.

Khan Academy: cualquiera que haya utilizado Khan Academy sabe que escribir código es menos aterrador una vez que aprendes de la mano de alguno de sus amistosos instructores.

GitHub y StackOverflow: para aquellos que prefieren saltar a la parte profunda, lo asombroso de la programación es la enorme y amigable comunidad involucrada. GitHub y StackOverflow son un gran recurso para los proyectos que buscan colaboradores, y los foros estallarán con cada pregunta que hagas.

Este post es una versión del publicado en HackPack.press, y es reproducido aquí con permiso.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Michael Himbeault.