Perfiles del periodismo móvil: el lugar de los ciudadanos

porClothilde Goujard
Nov 17, 2016 en Periodismo móvil

En todo el mundo, los periodistas móviles están contando historias fascinantes con poco más que un smartphone en la mano. Esta serie de cinco partes examinará cómo definimos el periodismo móvil, cómo se están adaptando las redacciones tradicionales ante esta nueva práctica, cuáles son las contribuciones de los ciudadanos, de qué modo la tecnología móvil puede mejorar al periodismo y cómo ha sido la irrupción del periodismo móvil.

¿Qué hacer si estás haciendo una historia sobre el trato hacia los refugiados pero no puedes trasladarte hacia la zona que quieres ir?

Nauru, uno de los centros australianos de detención para refugiados que llegan a este país, se encuentra en una isla del Pacífico, y solo se puede llegar tras un vuelo de cuatro horas y media desde el continente australiano. Muchos periodistas no pueden acceder al lugar.

El Canal 4 de Gran Bretaña se estaba perdiendo una parte importante de la historia. Tenían expertos en el problema, pero nadie en el centro de detención. Le preguntaron a John D. McHugh, fotoperiodista y fundador de  Verifeye Media, sitio dedicado a reunir imágenes de testigos directos, si contaba con colaboradores en la isla. McHugh no los tenía, pero en 24 horas pudo identificar, localizar, contactar y reclutar a tres refugiados en el centro de detención de Nauru.

En 10 días, cerca de nueve personas grabaron testimonios en video sobre su vida cotidiana y los problemas que enfrentan. McHugh y su equipo verificaron los contenidos.

"Es la primera vez que Verifeye ha sido usado para lo que se creó”, dice.

Canal 4 no solo publicó esos videos por separado; los utilizó en su cobertura de la crisis de refugiados para ofrecer un periodismo más atrayente y preciso.

McHugh fundó Verifeye después de darse cuenta del potencial que tiene incorporar nuevas tecnologías y las contribuciones de testigos directos en el periodismo. Su idea no era reemplazar a los periodistas, sino poder ofrecer diferentes perspectivas desde lugares de difícil acceso como Siria o Afganistán.

Los ciudadanos pueden entrar en el periodismo móvil, en cierta medida, contribuyendo a la cobertura de noticias cuando es imposible que un periodista lo haga. Verifeye solo trabaja con colaboradores de confianza, asegura McHugh. La tecnología móvil ha logrado que dicha confianza sea posible gracias a una aplicación que reúne todos los metadatos. Luego Verifeye realiza una verificación adicional.

Con el abaratamiento de los dispositivos móviles, la barrera para producir contenidos –en especial fotos y videos– está más baja que nunca, y a algunos periodistas les preocupa lo que esto significa para la industria. Pero muchos periodistas móviles, o mojos, no están demasiado preocupados.

"No creo que el hecho de que todos puedan usar la tecnología signifique que todos puedan ser periodistas, porque el periodismo no es estar parado frente a una cámara; también se trata de investigar y encontrar una historia", dice Björn Staschen, entrenador de periodismo móvil y director de NextNewsLab, de la emisora alemana NDR.

Ivo Burum, periodista australiano y capacitador mojo, vio la oportunidad de incluir el punto de vista de los ciudadanos y la tecnología mucho antes de que existieran los móviles.

Cuando era productor ejecutivo de un programa de actualidad australiano, empezó a experimentar. Tras la cobertura de un terrible incendio forestal en Camberra, los equipos de noticias decidieron dedicarle la atención a otros temas. Pero Burum quería un panorama más amplio de la historia, así que hizo una convocatoria por radio. Al día siguiente, eligió a cuatro familias y les enseñó a usar cámaras. Durante 16 semanas, estas filmaron su vida cotidiana después del incendio, que incluyó problemas con las compañías de seguros y la destrucción de las casas en las que alojaban a sus padres ancianos. Todo ese contenido se utilizó para hacer un documental.

Hoy Burum entrena en periodismo móvil tanto a periodistas como a comunidades indígenas.

"El mojo le da a las comunidades remotas la posibilidad de contar sus historias desde una perspectiva muy diferente", explica. "Para mí es más que solo una técnica y más que un conjunto de herramientas para periodistas profesionales. Tenemos que empezar a ver su potencial”.

Burum practica, enseña y también investiga al periodismo móvil. Ha escrito algunos libros y tiene un doctorado. Para él, el periodismo móvil es mucho más grande que una mejora técnica en el periodismo; es un motor para una democracia mejorada.

“Esta modalidad es un conjunto de herramientas; un lenguaje que permite a la gente contar sus propias historias y crear una esfera pública más diversa”, dice.

También es una forma de contar historias de manera distinta. Yusuf Omar, editor móvil en The Hindustan Times, lo utilizó para contar una historia sobre la educación tradicional de una manera innovadora. Su equipo pidió a seis estudiantes que usaran Snapchat durante las seis semanas que les llevó ingresar a la universidad. Enviaban el material a la redacción y el equipo de Omar publicaba sus historias.

“Empoderas a las personas y consigues que los usuarios entren en tu ecosistema", dice Omar.

En el centro de detención de Nauru, un hombre con la cara borrosa habla sobre su situación: "Es como una cámara de tortura. Hemos estado aquí tres años y estamos deprimidos. La mayoría está pensando en el suicidio, inclusive yo”.

El programa del Canal 4 sobre el sistema de inmigración de Australia le dio una voz a aquellos que el gobierno australiano impide hablar públicamente. Cada vez más medios están considerando al periodismo móvil como una manera de incluir a sus audiencias activamente en la producción. Y en momentos en que las redacciones todavía luchan con problemas de diversidad, también podría ser una forma de que los medios sean más representativos e incluyentes.

Imagen principal cortesía de Yusuf Omar. Imagen secundaría de John D. McHugh, cortesía de McHugh.