PayDesk agiliza la relación entre freelancers y medios de comunicación

porLes Neuhaus
Apr 25, 2016 en El negocio del periodismo

Un caso hipotético: eres editor y ocurre un evento importante en un lugar en el que no cuentas con periodistas ni corresponsales. ¿Qué haces?

Tal vez te pongas a buscar en una base de datos de freelancers y hagas algunos llamados. Pero puede que esa lista no esté actualizada y que nadie te atienda. O que, incluso si te atiende, puede que ni siquiera hable tu mismo idioma.

La red global de periodistas ha crecido significativamente en la era digital, pero su relación con los medios de comunicación y las agencias de noticias puede ser todo un desafío.

Así nació PayDesk, un emprendimiento londinense que empezó en 2015 de la mano de Morgan Sowden y Henry Peirse. Ambos se conocieron en Sarajevo, Bosnia y Herzegovina, a mediados de los '90, y comenzaron a pensar en una forma en que los administradores de los medios de comunicación pudieran encontrar periodistas más fácilmente. Sowden trajo sus años de experiencia en el sector de tecnología de California, mientras que Peirse trajo la agenda de su anterior empresa, Global Radio News (GRN), una red que en los últimos 15 años proporcionó corresponsales, reporteros, camarógrafos, fotógrafos y fixers a clientes de todo el mundo.

“La idea es construir sobre el concepto de GRN, extendernos a otros medios y convocar a editores”, explicó Peirse, un ex periodista. "No podríamos hacer eso con el viejo modelo offline de GRN. Nuestra opinión es que las noticias están cambiando y que los periodistas necesitan apoyo. Nuestro papel es ayudar a los profesionales a hacer su trabajo”.

El modelo de negocio es simple: un medio o agencia de noticias recurre a PayDesk con una necesidad determinada, encuentra a un freelancer que haga el trabajo, y PayDesk se ocupa de la facturación, añadiendo una pequeña comisión. El dinero que el cliente le ofrece al periodista es exactamente lo que el periodista obtiene; PayDesk no se queda con nada.

Si se trata de una historia grande, como los atentados en Bruselas, un freelancer puede ganar miles de dólares en un día. De otro modo, una típica salida telefónica en vivo puede valer entre US$50 a US$100, mientras que una emisión para televisión puede valer unos cuantos cientos. Todo depende de cuánto esté dispuesto a pagar el cliente, dice Peirse, quien espera que PayDesk logre un ingreso cercano a los US$500.000 durante su primer año.

Esther Judah, periodista gráfica británica, trabajó desde Bélgica para toda una variedad de clientes de PayDesk tras los recientes atentados. Contó que la plataforma la ayudó a conectarse con medios que querían emisiones televisivas en vivo, comunicaciones telefónicas y vía Skype además de artículos.

"Fue cuando PayDesk funcionó en toda su capacidad" dijo Judah. "Me ayudaron a organizar la agenda y se aseguraron de que si los clientes llamaban y me reservaban, y no llegaba a tiempo con la entrega en un momento de mucho frenesí, igualmente me pagarían. También me ayudaron a reservar trabajos y hacer un seguimiento para garantizar que haría todos en un lapso corto.

Ruud Elmendorp, freelancer holandés que trabaja con PayDesk, ha atravesado el continente africano como videoperiodista durante los últimos 14 años, periguiendo grandes historias, como un encuentro en la República Democrática del Congo con el renegado Joseph Kony.

Elmendorp contó que PayDesk ha sido capaz de conseguir trabajos para él desde esa región sobre la que se informa tan poco, como entrevistas telefónicas y a través de Skype, además de otros proyectos tanto para medios como para ONGs.

"PayDesk ha sido uno de las pocas agencias que ha conseguido trabajo para mí”, dijo Elmendorp desde Nairobi, Kenia. "Para un profesional independiente en África, PayDesk es un gran socio para trabajar y vender contenidos”.

Peirse contó que cerca de 50 freelancers y de cinco a 10 clientes se unen a PayDesk cada semana. Estos clientes incluyen a CNN, ABC News, France 24, USA Today, The Economist, The Associated Press, Vanity Fair, Voice of America (VOA) y más.

"Buscar periodistas puede llevar mucho tiempo, pero es necesario", dice Peirse. Los clientes necesitan que dichos reporteros sean evaluados, pues su reputación depende de ello. Y no tienen tiempo para evaluar si cada freelancer de PayDesk tiene integridad periodística.

Sonya Laurence Green, jefa del servicio para África de VOA en la oficina de Washington, D.C., contó que la organización está contenta con los periodistas que le proporcionó PayDesk después de haber probado sus servicios durante un año utilizando periodistas locales y extranjeros.

"Tenemos una necesidad real de contar con periodistas en África, y ahí es donde entra PayDesk, porque puede ser difícil encontrar corresponsales confiables en un continente tan vasto" señaló Green. "Hemos tenido problemas en el pasado cuando hemos necesitado gente rápidamente para cubrir noticias de último momento, y PayDesk ha sido de mucha ayuda”.

Imagen principal: Esther Judah lleva a cabo una entrevista en Antwerp en 2016 tras los atentados en Bruselas. Cortesía de Esther Judah.

Imagen secundaria: Henry Peirse llegando a la base de la OTAN en Bosnia en 1995. Cortesía de Henry Peirse.

Tercera imagen: Ruud Elmendorp trabajando en Maasai Mara, Kenya, en 2012. Cortesía de Ruud Elmendorp.