Panel debate el papel de los nuevos medios en el periodismo internacional

porRenata Johnson
Dec 29, 2008 en Temas especializados

En muchos lugares del mundo la crisis económica mundial está reduciendo las salas de prensa. En estos días los periodistas profesionales se encuentran en una franca competencia con la nueva gama de periodistas ciudadanos y blogs. Este nuevo grupo de periodistas se pasa consiguiendo primicias y notas de última hora, información que se pensaba era sólo del dominio de los profesionales del área.

“Nos encontramos en un empalme crítico”, comentó Bob Dietz, coordinador del programa de Asia del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), refiriéndose a la convergencia de la crisis económica mundial, la disolución de los medios tradicionales y el crecimiento de los medios en línea.

Dietz y otros periodistas se reunieron hace poco para debatir sobre el periodismo dentro del modelo de nuevos medios en la era digital, que llevó a cabo Broadcasting Board of Governors, organización que supervisa las transmisiones internacionales del gobierno estadounidense.

Los periodistas con más oportunidades de triunfar, según el panel, son los que se están apurando en aprender a usar video, audio, podcast, Facebook, SMS y otras herramientas de la tecnología de medios.

Y porque es más fácil distribuir información a través de múltiples canales, según Dietz, “todo el mecanismo de destacarse ha cambiado completamente”.

En China, por ejemplo, las noticias aparecen en boletines de organizaciones comunitarias. En seguida, los bloggers las agrupan y posteriormente atraen la atención de los periódicos de Hong Kong y de ahí a las primeras páginas, señala Dietz.

En las últimas semanas, Twitter, el servicio de redes sociales, hizo noticia como nueva herramienta periodística después de que periodistas ciudadanos lo usaron a través de sus teléfonos celulares durante los ataquen en Bombay.

De hecho, cada vez más el periodismo internacional no puede hacer mucho sin el periodismo ciudadano, concordaron los panelistas. Incluso los grandes medios como CNN, Reuters y Al Jazeera, entre otros, están promoviendo el periodismo ciudadano y ofreciendo titulares a través de Twitter y Facebook.

Durante la guerra de Irak, “algunos de los mejores reportajes eran de bloggers iraquíes”, dijo Loren Jenkins, editor de noticias internacionales para la radio nacional estadounidense National Public Radio. Jenkins citó el blog premiado Baghdad Burning (Bagdad Arde), creado en el 2003. El blog de una joven que usaba un nombre falso para informar y debatir sobre temas culturalmente complejos. Además, de ofrecer información de primera mano sobre el cierre de calles o la selección de productos que ofrecían los vendedores ambulantes.

En alguna medida, el periodismo ciudadano y los medios tradicionales se complementan, aseguró Patrick Meier, investigador de Harvard Humanitarian Initiative. En un reciente estudio, Meier comparó los patrones de cobertura en los medios tradicionales y el periodismo ciudadano durante los hechos de violencia después de las elecciones en Kenia, a principios de 2008. Cuando los medios tradicionales se enfocaban más en el número de muertos, Meier descubrió que los periodistas ciudadanos cubrían mejor los incidentes que ocasionaron el conflicto.

Pero algunos especialistas de medios, como la catedrática y periodista de American Journalism Review Sherry Ricchiardi, piensan que los nuevos medios son una amenaza a los principios fundamentales de la profesión, como precisión, objetividad y credibilidad.

“Sabemos por las encuestas que el público tiene una opinión relativamente negativa sobre nosotros”, dijo Ricchiardi sobre la baja credibilidad de los medios.

Pero los bloggers, agregó Meier, también se preocupan por su reputación. Saben que la información falsa puede disminuir su popularidad.

Para destacarse en la blogósfera, Dietz recomienda informar desde áreas donde hay pocos cubriendo los hechos. De ahí, “escoger algunas colaboraciones para Associated Press y la BBC”, añadió.

Con suerte, los bloggers pueden ser el inicio de una carrera periodística internacional. “O quizás sólo sea un momento emocionante en sus vidas”, concluyó Dietz.