Los periodistas rusos cambian la televisión por YouTube

porСофья Лопаева
Sep 21, 2020 en Periodismo multimedia
YouTube logo on a computer screen

La versión en ruso de YouTube existe desde 2007. Al igual que con las versiones en otros idiomas, la plataforma primero se nutrió de contenido generado por los usuarios, en su mayoría consistente en gatos, canciones y chistes. Pero en los últimos tres años, las cosas comenzaron a cambiar a medida que reconocidos periodistas se sumaron a YouTube para llegar a nuevas audiencias. Allí el periodismo está evolucionando gradualmente en términos de género, estilo y financiación.

“Una vez, nuestro equipo fue a Estados Unidos y una de las personas que entrevistamos no podía superar el hecho de que estuviéramos filmando para un programa de YouTube. Nos preguntaba: "¿Qué quieres decir con que un periodista esté filmando para YouTube? ¿Qué quieres decir con que tienes casi un millón de suscriptores? No te creo'”, cuenta Vyacheslav Varfolomeev, productor digital del canal de YouTube Redaktsiya, lanzado por el periodista Alexey Pivovarov en marzo de 2019.

Varfolomeev cuenta que esperaban que el proyecto tuviera éxito, pero que no se imaginaron que despegaría tan pronto. Solo un año después del lanzamiento, Alexey Pivovarov mostró con orgullo en Twitter el Botón de oro de YouTube, que se otorga a quienes tienen más de un millón de suscriptores. Hoy en día, otros periodistas como Yuri Dud (vDud), Irina Shikhman (de "¿Qué tal una charla?"), y Xenia Sobchak también tienen Botones de oro.

[Lee más: Cinco tendencias globales de consumo de noticias, en gráficos]

 

¿Por qué tantos periodistas rusos se unen a YouTube? Una razón es la ausencia de censura, la libertad y la chance de producir un periodismo de alta calidad que no se puede producir en la televisión regular. Las principales reglas que se aplican a los periodistas en esta plataforma son internacionales y son las mismas para todos los creadores, en particular, el hecho de que la monetización de los videos depende de su contenido y de la popularidad del tema.

Dud, pionero del periodismo ruso en YouTube, dijo a la revista GQ que "la televisión en Rusia está muerta para siempre". Y añadió: "La gente quiere ver contenido más libre y menos rígido que el que se ve en la televisión".

Dud, ex editor en jefe y actual director ejecutivo adjunto de Sports.ru, fue la primera persona en demostrar que hay una demanda suficiente de contenido periodístico en YouTube. La audiencia rusa está dispuesta a ver conversaciones de 90 minutos que Dud, un periodista deportivo, mantiene con un grupo muy diverso de personas conocidas. Él se unió a YouTube en 2017 para mejorar su manera de hacer entrevistas y terminó siendo uno de los blogueros y entrevistadores más populares de Rusia.

¿Quién está mirando?

Usuarios de todo el mundo buscan contenido profesional en YouTube, y los videos son cada vez más largos, diversificados y de mayor calidad. Según datos de Deloitte, YouTube es la plataforma más popular de Rusia para el consumo de contenido de video y los periodistas encajan bien en la producción de piezas profesionales.

Ilya Ovcharenko, quien coproduce videos para el canal Parfenon con Leonid Parfenov, señala que en Occidente, el público consume contenido periodístico en servicios pagos como Hulu, Netflix y Amazon Prime.

"Actualmente no tenemos una TV donde se puedan hacer esas cosas", dijo Ovcharenko a IJNet. Según una investigación realizada por Deloitte, solo el 11% de los residentes de Rusia pagan por contenido de video.

La demanda de videos de alta calidad con contenido relevante e importante es impulsada por el público más maduro de YouTube. La audiencia de la plataforma está madurando y comienzan a interesarse por temas más serios.

[Lee más: Entrevistas remotas: todo lo que necesitas saber]

 

“Abrimos un nuevo nicho: 'YouTube maduro', dice Ovcharenko. “Después de nosotros empezaron a aparecer otros proyectos similares. Antes de nuestra aparición, los anunciantes de lujo como bienes raíces, automóviles y demás no tenían un canal en la plataforma donde pudieran invertir su dinero. Ahora lo tienen".

Aproximadamente el 27% de la audiencia del canal de Ovcharenko son personas de entre 35 y 45 años, el grupo de edad más relevante para esos anunciantes.

¿Qué formatos periodísticos funcionan en YouTube?

Después del programa deportivo de Dud, el género de entrevistas se popularizó. Pronto, la plataforma vio nacer proyectos similares con presentadores profesionales, como ¿Qué tal una charla?, de Irina Shikhman, el canal de Xenia Sobchak y Notquitepozner de Nikolai Solodnikov. Solodnikov afirmó hace dos años que "YouTube finalmente venció a la televisión".

En TV el periodista es prisionero del formato y género del programa específico en el que trabaja. En YouTube, el periodista es libre de elegir la forma en que cuenta la historia, siempre que el contenido esté bien empaquetado para la audiencia objetivo. Leonid Parfenov, por ejemplo, tiene dos programas: uno es un video blog y el otro la serie documental Namedni. Irina Shikhman, Yuri Dud y Alexey Pivovarov también hacen documentales para YouTube.

De acuerdo con Varfolomeev de Redaktsiya, el proyecto cambió de formato poco después de su lanzamiento. Los primeros episodios del programa tenían protagonistas distintos cada vez. Más tarde, sin embargo, Redaktsiya dejó atrás las entrevistas personales, y hoy cada episodio está dedicado a un tema o problema específico.

"No se nos ocurrió nada radicalmente nuevo", dice Varfolomeev, "pero estamos produciendo grandes historias de forma regular".

Además, Redaktsiya publica un resumen semanal de noticias. YouTube ha demostrado ser una buena plataforma para la publicación de este tipo de contenido. Xenia Sobchak y el editor en jefe de la revista Esquire, Sergey Minaev, también producen resúmenes de noticias para sus canales.

Con sus diversas oportunidades y una sensación de relativa libertad, este impulso del periodismo a YouTube impulsado por el periodismo se parece cada vez más a la televisión.

“Creo que en los próximos tres o cuatro años, YouTube tendrá los mismos formatos que tenía la televisión de los 90, como programas de entrevistas, miniseries y entretenimiento”, dice Ovcharenko. "Será televisión 'a pedido'".


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Szabo Viktor.