Los periodistas deben tener un rol fundamental en la concientización sobre el VIH/SIDA

porStephen Abbott Pugh
Feb 22, 2016 en Miscellaneous

La lucha contra el VIH/SIDA es una batalla global que lleva décadas, y que a fines de 2015 ya había costado la vida de 34 millones de personas. Sin embargo la Organización Mundial de la salud (OMS) estima que solo el 54% de las personas que viven con VIH/SIDA saben de su infección.

África Subsahariana es la región más afectada: se estima que cerca de 25 millones de personas vivían con HIV/SIDA en 2014. La región también representa casi el 70% de las nuevas infecciones de VIH en el mundo.

¿Qué recursos están disponibles para ayudar a los periodistas a explicar la realidad de lo que es vivir con VIH/SIDA, para contar mejores historias y para concientizar a la población sobre la importancia de las medidas de prevención y los tests?

El Índice de estigma de personas viviendo con VIH es un proyecto para comprender mejor los problemas y desafíos que enfrentan quienes conviven con el virus. Desde 2008, su personal ha entrevistado a más de 50.000 personas con VIH/SIDA, en más de 50 países en desarrollo y desarrollados. Algunas de las personas que trabajan en el índice tienen el virus, y son capacitadas para trabajar en el proyecto a nivel local. Los informes nacionales de estigma pueden ayudar a los periodistas a hacerse una mejor idea de las dificultades reales que enfrenta la gente en sus respectivos países.

Organizaciones como The Global Fund, la Fundación Bill & Melinda Gates y el Plan Presidencial de Emergencia para el Alivio del SIDA (PEPFAR, por su sigla en inglés) financian una gran cantidad de proyectos en todo el mundo que abordan el VIH/SIDA a través de una variedad de enfoques e iniciativas. Sus sitios web ofrecen información sobre todos los proyectos, así como conjuntos de datos que los medios pueden utilizar para mejorar sus coberturas. PEPFAR ofrece datos exportables sobre todas las ayudas económicas por país y sus resultados, mientras que The Global Fund tiene una API que proporciona acceso a sus datos, además de ofrecer esa información en formato Excel o como PDFs descargables. Otras organizaciones como los OMS, ONUSIDA, sitios web de salud global, ONGs locales y sociedades benéficas también suelen proporcionar guías y datos que pueden ayudar a erradicar conceptos erróneos y aumentar el conocimiento sobre el VIH/SIDA.

A fines de febrero participaré en un taller de periodismo sobre prevención de VIH enfocado en crear conciencia sobre los beneficios de la circuncisión médica masculina voluntaria (CMMV), que se llevará a cabo en Nairobi, Kenia. El Centro Internacional para Periodistas ha reunido folletos y hojas informativas, y también organizó un seminario online para los asistentes de este taller acerca de la mejor manera de abordar historias sobre el tema.

Es crucial que los periodistas entiendan mejor cómo se está desarrollando la lucha contra el VIH/SIDA en sus respectivos países, sobre todo por los cambios que están teniendo lugar internacionalmente en el enfoque y en los objetivos de esta lucha.

En 2014, ONUSIDA puso en marcha su objetivo 90-90-90 para "ayudar a poner fin a la epidemia del SIDA". De aquí a 2020, quiere que el 90% de las personas viviendo con el VIH conozcan su estado, que el 90% de los pacientes diagnosticados con el VIH reciban tratamiento, y que el 90% de las personas tratadas supriman el virus. Se trata de objetivos ambiciosos dado que solo el 54% de las personas conocían su estado en 2014. Pero sin una acción urgente, ONUSIDA estima que 28 millones más pueden estar infectados en 2030.

Temores sobre un estancamiento en el presupuesto destinado a la lucha contra el VIH/SIDA por parte grandes donantes como Estados Unidos significa que deben redoblarse los esfuerzos destinados a poblaciones específicas de alto riesgo. La dirección de PEPFAR cree que dichos esfuerzos deben dirigirse especialmente a las mujeres jóvenes en África subsahariana.

Los periodistas –sobre todo quienes trabajan en esa región– deben asumir el esfuerzo de comprender mejor las vidas de quienes viven con VIH/SIDA, y de cómo se gasta el dinero destinado en prevenir o tratar el virus. Una vez que se armen con esta información, estarán mejor preparados para contrarrestar rumores y equipar a sus compatriotas con información objetiva que pueda ayudarlos en la lucha.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Pierre Holtz for UNICEF.