La periodista del mes de IJNet: Raihana Maqbool

porTaylor Mulcahey
Apr 2, 2018 en Periodista del mes
Raihana

En el territorio de Cachemira, disputado entre India y Pakistán, los periodistas se enfrentan a desafíos que la mayoría de sus colegas de todo el mundo no podrían imaginar.

"Si tenemos algún tipo de enfrentamiento -alguien ha sido asesinado o hay actividad militante- el gobierno desconecta internet", contó Raihana Maqbool, una periodista de la parte de Cachemira con administración india. "No puedo enviar mensajes [a mis editores], no puedo hacer nada. No puedo enviar mis artículos ni encontrarme con mis fuentes... No me pasa sólo a mí. Todos los periodistas en Cachemira enfrentan este desafío".

Maqbool recuerda que en 2016 Internet se cerró durante meses y no pudo hacer ni una sola nota.

Aunque el trabajo es desafiante, Maqbool siempre supo que quería ser periodista. Siendo muy pequeña, veía los presentadores de noticias en la televisión y quería ser como ellos. Pronto descubrió que su fortaleza era escribir.

"Solía ver situaciones problemáticas cuando caminaba o tomaba un autobús a la universidad", dijo. "Había tantos conflictos... y quise escribir sobre ellos".

Maqbool estudió periodismo y producción multimedia en la universidad y luego obtuvo su maestría en periodismo y comunicación de masas. Ha trabajado en The Better India, Radio Kashmir y en el Hindustan Times, antes de obtener su puesto actual como colaboradora habitual del Global Press Journal.

Ella cubre varios temas, incluyendo educación, deportes, salud, conflictos, y mujeres y género, y toma sus propias fotos para sus historias.

Maqbool es seguidora de IJNet desde hace mucho tiempo. "Está marcado como favorito en mi computadora portátil", dijo.

Ella lee consejos y entrevistas, y se postula para oportunidades. En 2017 asistió al taller de Reportajes sobre Trata de Personas y Esclavitud Moderna en Chennai y a la conferencia Discover Football sobre género y medios en Berlín, ambos encontrados a través de IJNet.

Maqbool habló con IJNet sobre qué significa ser una mujer periodista, acerca de cómo informar en una zona de conflicto y además brindó consejos para periodistas emergentes. Esta entrevista ha sido editada por su longitud.

IJNet: Mencionaste anteriormente que es difícil ser una periodista mujer  en Cachemira. ¿Qué desafíos has encontrado?

Maqbool: Si ves mi área o mi estado, Cachemira, no encontrarás muchos periodistas aquí. Somos muy pocos. Y los que están trabajando a veces dejan esta tarea. Si trabajas para periódicos locales aquí, la paga es muy, muy baja. Las mujeres se desaniman porque les pagan menos que a los hombres. Entonces lo dejan.

Luego hay otros desafíos, como el acceso a las fuentes o a ciertos lugares. Si propongo hacer un reportaje en las áreas fronterizas de Cachemira, tenemos que obtener muchos permisos para ir a esa zona, y a veces no nos otorgan esos permisos.

Si hay un enfrentamiento, la gente vendrá y preguntará: "¿Qué estás haciendo aquí?". Serán sobreprotectores, pero lo que no entienden es que yo sólo estoy haciendo mi trabajo. Cada vez que hay cámaras, cada vez que se oye un clic, las personas te rodean y te preguntan: "¿Qué estás haciendo?" Eso es lo que suele suceder con las mujeres periodistas en Cachemira.

De las historias que has cubierto, ¿cuál ha sido tu favorita?

Cada historia tiene un lugar en mi corazón, pero recientemente estuve escribiendo sobre una represa que se va a construir en una de las áreas remotas de Cachemira conocida como el distrito de Kishtar. Me sorprendió saber que fuimos los primeros periodistas en llegar allí. Nadie había ido antes para escuchar sus problemas. 

Es una historia que me llega al corazón porque la represa que se construirá desplazará a las personas de allí. No es solo una aldea pequeña, hay muchos pequeños pueblos en esa área que serán desplazados cuando se construya la represa. Y la gente es pobre, no pueden ir a otro lugar ni construir hogares.

Otra historia que guardo en mi corazón es la que hice sobre los refugiados rohinyás en Jammu y sobre cómo la comunidad hindú en Jammu está obligando a las víctimas rohinyá en Jammu a irse. La recuerdo especialmente porque trabajé muy duro para cubrir esta situación.  

¿Qué consejo le darías a periodistas jóvenes y emergentes?

Mi consejo es la pasión. Una persona necesita ser apasionada y tener mucha paciencia. En Cachemira debes tener mucha paciencia porque aquí no tenemos mucho sector privado, entonces no es un trabajo bien pago.

Aconsejaría a los jóvenes que quieren convertirse en periodistas que comiencen temprano. Comiencen en un interinato, comiencen a hacer pasantías, a escribir, a fotografiar, comiencen lo antes posible para ganar experiencia. Y sí, la pasión es lo que te mantiene en movimiento.

¿Hay algo más que quieras agregar?

Por lo general, informo sobre situaciones  que otros reporteros no cubren o que no se informan en profundidad. Mi enfoque no está en las historias de conflicto. Cada periodista en Cachemira intenta informar sobre el conflicto. Ya sea en publicaciones internacionales o nacionales, el foco principal está en el conflicto.

Pero hay otras historias que son mucho más importantes que el conflicto. Sí, vivimos en una zona de conflicto y eso es algo importante que debemos cubrir. Pero, ¿y las otras historias? También necesitan ser contadas.

Imágenes cortesía de Raihana Maqbool.