En la India rural, un centro de innovación en tecnología móvil le da voz a las personas aisladas

porElisa Tinsley
Sep 9, 2013 en Miscellaneous

En las afueras de Bhopal, en India, enciendo mi computadora portátil en un edificio abierto de hormigón y me detengo con sorpresa. Tan pronto como mi ordenador se enciende, descubro que tengo acceso a Internet de alta velocidad. La granja de champiñones donde estoy hoy es Hackergram, el laboratorio técnico y el nuevo centro de servicio de noticias móviles de CGNet Swara.

CGNet Swara, creado por Shubhranshu Choudhary durante su reciente beca Internacional de Periodismo Knight, utiliza los teléfonos móviles para darle a cientos de millones de indígenas en India, dalits ("intocables") y otras personas que viven en un vacío de información, una manera de mandar reportajes sobre lo que ocurre en sus comunidades.

Choudhary desarrolló el portal basado en la voz con Microsoft Research India. Cualquier persona puede utilizar el servicio de respuesta de voz interactiva (IVR), accesible a través de los teléfonos móviles simples (conocidos como los “dumb phones") para informar y escuchar historias locales. Un equipo de moderadores confirma la información enviada, que puede ser reproducida a través de teléfonos móviles y del sitio web Swara.

Choudhary, un ex periodista de la BBC, y Arjun Venkatraman, quien dejó su trabajo de especialista en tecnología informática en Silicon Valley para convertirse en el eslabón faltante, formaron una compañía de tecnología de operación y se encuentran creando un centro de información por telefonía móvil y periodismo ciudadano, impulsado por una comunidad que hace más que informar. CGNet Swara ayuda a los ciudadanos a conectarse con los funcionarios que, gracias a este nuevo servicio, se han ocupado de al menos 80 problemas reportados por los indígenas marginados desde febrero del 2010. Los problemas que los ciudadanos identifican van desde ríos contaminados y una interrupción de los servicios proporcionados por el gobierno, hasta violaciones grupales y ataques contra aldeas tribales.

Incluso antes de que las operaciones se trasladaran a la granja, en otro terreno con estructuras improvisadas y con una pequeña arboleda de mangos, Choudhary y Venkatraman mostraron a cientos de ciudadanos cómo utilizar CGNet Swara. También reclutaron y entrenaron a 54 moderadores para que puedan revisar los reportajes antes de hacerlos públicos, algunos de los cuales hablan lenguas tribales. Actualmente, el servicio tiene un promedio de 500 llamadas por semana.

La granja también sirve como laboratorio, donde Venkatraman y sus asociados trabajan a pesar de la lluvia y el calor para continuar con el desarrollo de soluciones tecnológicas móviles, crear nuevos canales CGNet Swara y experimentar con radios de banda ciudadana para concebir una red hiper-local de salida para Swara.

El equipo trasladó todas sus operaciones a las afueras de Bhopal, ya que quieren proyectos a largo plazo. "Estamos pensando en el mejor uso de los recursos disponibles", dice Choudhary. Trabajar en Bhopal es más barato que en Delhi, y la localización de la operación en una antigua granja tiene algunas ventajas. Hay espacio suficiente para desarrollar la plataforma móvil de CGNet Swara, para construir la red comunitaria de radio y entrenar periodistas ciudadanos que vienen desde lejos en tren y se quedan allí durante su entrenamiento. Bhopal se encuentra en el corazón de la zona centro de la India, por lo que el movimiento que trae CGNet Swara estará más cerca de su comunidad de usuarios. Y para los periodistas ciudadanos que nunca han visto una ciudad o tocado un computador portátil, la antigua granja no significa una distracción mayor de lo que un centro de formación urbano sí sería.

Jagdish Yadav, de 39 años, es un moderador de Swara que se encontraba en la granja recibiendo entrenamiento adicional durante el fin de semana en el que los visité. Él y su esposa comenzaron una escuela para niños dalit, y han capacitado a seis niños para informar sobre CGNet Swara. Yadab comenzó a trabajar con CGNet Swara después de enterarse como el servicio conecta a los pueblos aislados del resto del mundo. "De esta manera, las voces de los dalits, de los adivasis (pueblos tribales) y las mujeres se toman en cuenta, en todo el mundo", dijo. "Sabíamos, por primera vez, que no estábamos solos y que muchas personas nos estaban escuchando en el mundo entero".

Mohan Yadav, de 45 años, es un moderador que ha trabajado para organizaciones sin fines de lucro de India. Creció en los bosques tribales del país. "La ayuda del gobierno no está llegando a la gente", dice. "Creemos que este sistema se puede utilizar para que ellos brinden apoyo y ayuda". Además, él tiene otro objetivo: acercar los conocimientos ancestrales de la selva a las poblaciones urbanas. Yadab cree que a través CGNet Swara los pueblos indígenas pueden conectarse con la curación y los medicamentos tradicionales.

El cambiarse a Bhopal ha presentado sus desafíos. Hubo que pasar seis meses para obtener una conexión de banda ancha que funcione a buena velocidad. A veces la luz es irregular porque las líneas eléctricas son temporales.

Los obstáculos no han disuadido a Choudhary ni a Venkatraman, que están creando nuevos canales en idiomas locales para continuar promoviendo CGNet Swara, desarrollando tecnología para conectar a radios de banda ciudadana y construyendo un cuerpo de periodistas ciudadanos.

"En la lucha indígena hay un movimiento final: presionarse a uno mismo hacia el suelo para que el oponente no te pueda mover," dice Choudhary. "Esta es nuestra táctica. Cuando llegue el ciclón, tírate hacia abajo y mantente firme".

Elisa Tinsley es la directora de las becas de periodismo ICFJ Knight International Journalism Fellowships.

El contenido de innovación mundial de los medios, en relación con los proyectos y los socios de la ICFJ Knight International Journalism Fellows en IJNet, cuenta con el apoyo de John S. and James L. Knight Foundation y es editado por Jennifer Dorroh.

Texto traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

Fotografía del asistente técnico de Hackergram, Bhagirath Verma por Albert Charles.