El gran contraste entre la cobertura del HIV y del COVID-19 en Sudáfrica

porSherry Ricchiardi
Apr 22, 2020 en Cobertura del coronavirus
Capetown, South Africa

El presente artículo es parte de nuestra serie sobre el coronavirus. Entra aquí para leer más.

Sudáfrica ofrece un claro contraste entre la reacción del gobierno a dos epidemias mortales: HIV y COVID-19, dijo el jueves pasado la experimentada periodista Mia Malan, que cubrió ambas enfermedades, en un seminario web organizado por ICFJ e IJNet.

En el caso del HIV, los funcionarios del gobierno tenían una relación extremadamente hostil con los medios de comunicación, señaló. El acceso a información de entidades sanitarias era prácticamente inexistente.

 

Con el COVID-19, Malan dijo que el gobierno de Sudáfrica ha dado un giro de 180 grados. Desde las primeras etapas, estableció una respuesta ampliamente elogiada y basada en la evidencia que incluyó la cooperación con la prensa del país. Se crearon, por ejemplo, grupos especiales de WhatsApp para brindar información a los periodistas.

Malan es editora en jefe y fundadora del Centro Bhekisisa para el Periodismo en Salud, una iniciativa pionera financiada por donantes. Fue becaria ICFJ Knight y tiene 25 años de experiencia en periodismo, fundraising y creación de medios tradicionales y digitales en Johannesburgo, Nairobi y Washington, D.C.

A continuación, algunos puntos destacados de la conversación.

Sobre el COVID-19 en Sudáfrica

“Tuvimos nuestro primer caso el 5 de marzo. Hoy tenemos alrededor de 2.500 casos y poco más de 60 defunciones. La expansión del virus no ha aumentado tan rápidamente. Una de las razones es que hayamos entrado en una cuarentena muy estricta en una etapa muy temprana de nuestro brote, el 26 de marzo. No tienes permitido salir a hacer ejercicio. Solo puedes salir a comprar comestibles o al médico. No se permiten ventas de alcohol o cigarrillos. Tenemos al ejército y la policía patrullando nuestras calles. No es fácil hacer trampa".

[Lee más: Qué (no) decir al cubrir la pandemia]

Sobre la respuesta al HIV y al COVID-19

  • “A fines de la década de 1990 y principios de la década de 2000, el HIV estaba en la cima de su crecimiento en Sudáfrica. Y teníamos un presidente y un ministro de salud que creían que el tratamiento antirretroviral era venenoso. Solo recibimos tratamiento en una etapa muy avanzada de nuestra epidemia. Como consecuencia, muchas personas que podrían haberse salvado murieron".

  • “Con el COVID-19, la reacción de nuestro gobierno ha sido opuesta. Hemos tenido una respuesta rápida, con una cuarentena que empezó muy pronto. Estamos en el proceso de aumentar notablemente nuestras pruebas por COVID-19, y hemos visto una desaceleración en la tasa de infecciones".

Sobre los medios durante el HIV y el COVID-19

  • “La cobertura de la epidemia de HIV no fue realmente útil. Tenía más que ver con cómo descubrir la verdad que con la epidemia en sí. Cuando tienes un presidente que no acepta lo que dicen los científicos, ¿qué tipo de historias puedes contar?

  • “La actual cobertura del COVID-19 en Sudáfrica le da herramientas a la población".

[Lee más: Cómo cubrir el cambio climático durante la pandemia]

Sobre la cobertura del COVID-19

“No solo los periodistas especializados en ciencia o salud informan sobre el tema. Son todos. En este contexto, nuestra función no es solo obtener información o la primicia. Nuestra función es presentarla de manera que la gente pueda usarla. La mayoría de las personas no se sienten muy cómodas con la ciencia; les parece aburrida. Nuestro papel es hacerla interesante y desglosarla para que pueda entenderse, porque la ciencia puede salvar vidas y hacer la diferencia entre que te infectes o no”.

Sobre el distanciamiento físico en África

  • “Sudáfrica es una de las sociedades más desiguales del mundo. El 85% de los sudafricanos no tienen ningún tipo de seguro de salud. Tienen que usar instalaciones de salud pública muy deterioradas. Gran parte de este país no tiene acceso a agua corriente. La gente vive en chozas abarrotadas hechas de lo que sea que puedan encontrar, y en condiciones de hacinamiento".

  • “Las dos formas más efectivas para prevenir la propagación del coronavirus es lavarse las manos y mantener distancia física. Y eso simplemente no es posible en gran parte de este país ”.

Sobre la adaptación a la cuarentena

“Inicialmente, tuvimos una cuarentena de tres semanas, pero antes de Pascua nuestro presidente anunció una extensión por otras dos semanas. No sabemos si se extenderá más allá de eso. Pero hemos tenido una comunicación bastante buena sobre el COVID en nuestro país y entendemos las razones”.

El lado más negativo del encierro

  • “Como en todas partes, hay consecuencias económicas muy graves. En Sudáfrica hay hambre y mucha gente literalmente no tiene comida. Si bien existe un apoyo económico del gobierno, es limitado".

  • “Durante el fin de semana pasado, tiendas de comestibles en la parte oriental de Sudáfrica fueron saqueadas por personas que necesitaban comer. Esa es una de las razones por las que el gobierno está considerando seriamente relajar algunas de las reglas de la cuarentena para permitir que las personas obtengan algún tipo de ingreso ”.


Este seminario online fue organizado como parte del Global Health Crisis Reporting Forum de ICFJ e IJNet, que ayuda a periodistas en la cobertura del nuevo coronavirus, al conectarlos con expertos, recursos y otros insumos para su trabajo. Los materiales del Foro están en español e inglés. Conoce más y únete a él a través de su grupo de Facebook. 

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Tim Johnson.