Datos y drones para comprender el comportamiento de los incendios forestales

por Daniel Hentz
Oct 5, 2018 en Periodismo de datos

A los funcionarios y bomberos de California les preocupa que las condiciones climáticas cada vez más secas y ventosas provocadas por el calentamiento global vuelvan a los incendios forestales más devastadores y sus temporadas más largas. En efecto, la temporada de incendios forestales de California en 2018 ha estado entre las peores de la historia, con el incendio más grande de todos los tiempos a la cabeza: el Mendocino Complex Fire, que consumió casi 1.300 kilómetros cuadrados.

A pesar de las escenas dramáticas que aparecen reiteradamente en las noticias, no está claro que suficientes personas estén tomando conciencia sobre las causas y consecuencias de estos incendios sin precedentes. Storybench reunió ocho maneras en que los periodistas de Estados Unidos cubrieron los incendios este año.

Una mirada a las unidades de investigación de incendios forestales – Wired

La publicación de Wired “Whodunit” se sumerge profundamente en el mundo de la investigación sobre incendios y sigue a uno de los expertos más reconocidos del país, Paul Steensland, mientras explica su metodología para encontrar el punto cero de cada evento. El artículo, escrito por Robbie Gonzalez, llama la atención sobre objetos aparentemente inocuos que pueden llevar a una gran desastre, como la cabeza de un fósforo o incluso una pieza de chatarra.

Desde marcar la zona incendiada hasta peinar a través de acres de tierra carbonizada con detectores de metal potentes, lupas y kits de recolección de evidencia, la investigación cobró proporciones bíblicas. Como si se tratara de un reality en el que se persigue a un asesino serial, exploramos no solo las herramientas utilizadas, sino también la anatomía de un incendio forestal. Por ejemplo, los lectores pueden aprender qué es la cabeza de un incendio, sus flancos y cuál de los dos arde más rápido, algo que tal vez podría salvar la vida de aquellos que deben evadir futuros eventos similares. Otros indicadores dentro de la estela del fuego, como las hojas desecadas de las copas de los árboles, a menudo apuntan en la dirección del desastre.

(Izquierda) Cierta flora se quema de un modo particular, dando pistas acerca de la hora, la fuerza y la dirección del fuego. (Derecha) Una porción de fuego completamente delineada. Crédito: Wired.

Time-lapse de imágenes satelitales muestran la acumulación de humo atmosférico - The Washington Post

Este time-lipse de humo sobre Estados Unidos elaborado por el Washington Post es fascinante. La escala lo es todo durante la cobertura de incendios forestales, pero rara vez podemos ver datos satelitales del rastro del humo, comparable en escala al de un huracán, expandiéndose por todo el país y sobre los mares. Los mapas proporcionados por el satélite NOAA muestran manchas de color rojo, que indican complejos de fuego activo, mientras que los tonos variables de marrón y beige nos muestran las concentraciones de humo que se producen. Presentar los datos de esta manera hace que los incendios forestales del oeste de los Estados Unidos se perciban menos como problemas distantes y más como peligros inminentes a nivel nacional.

Datos del satélite NOAA del humo generado por los incendios forestales de California y la Columbia británica. Crédito: The Washington Post.

Fotoperiodismo sobre el terreno – The New York Times

El New York Times nos trae un fotoperiodismo desde California que es a la vez desgarrador y surrealista. Es imposible llamar anticuado a este tipo de trabajo cuando fotos como estas continúan ofreciéndonos una idea clara de la gravedad del incendio. En estas tomas de aspecto apocalíptico de áreas como Santa Bárbara y Santa Rosa tenemos una clara percepción de cuán sombría es la calidad de vida en las áridas colinas del norte de California. Desde avistamientos de tornados de fuego hasta espeso aire hipóxico y cielos diabólicamente rojos, se trata verdaderamente de un infierno en la Tierra para muchos de los residentes del estado.

Aplicación de drones como tecnología de extinción de incendios – CNET

La reciente publicación de CNET sobre drones nos muestra la posibilidad de mejorar la respuesta por parte de los cuerpos de bomberos, que tienen que volverse más omnipresentes a medida que aumenta la frecuencia de incendios forestales en todo el estado. Esto es muy beneficioso por varias razones. Para empezar, el uso de drones reduce la necesidad de aviones tripulados, lo que a menudo es costoso para el estado y peligroso para los equipos de rescate. Igualmente importante, los drones pueden programarse para monitorear las condiciones que son esenciales para el manejo de desastres. Por ejemplo, los drones que registran la dirección y la intensidad del viento pueden ayudar a los bomberos a determinar el curso futuro de un sistema y emitir con anticipación las advertencias necesarias a las comunidades vulnerables (y a las infraestructuras). Esto permitiría que los primeros rescatistas prioricen los cuadrantes del incendio para sofocar primero. En general, la tecnología puede estar siguiendo el ritmo de algunas de estas repercusiones climáticas. EdgyBees, que se especializa en Realidad Aumentada para automóviles y drones, está probando un programa que permitirá a los drones transmitir valiosa información orientativa a los usuarios.

Captura de pantalla del Programa First Response de Edgybees para drones. Crédito: CNET

Gráfico que correlaciona el crecimiento de la población en California con el aumento de los incendios forestales – Buzzfeed News

Algo que se vuelve cada vez más claro es que a más urbanización, menos área de quema natural. Para la persona promedio, mudarse a California es un sueño hecho realidad, pero uno debe considerar las repercusiones de la reducción de los bosques. Sin áreas de quemaduras naturales, las casas asumen el papel de yesca en la ruta que toman los incendios forestales. Además, los residentes traen consigo una consecuencia obvia: más formas de iniciar un incendio. Peter Aldhous de Buzzfeed News creó varios gráficos para ilustrar tal correlación. Lo que queda claro al ver esas cifras es un ciclo innegable: los humanos incitan el cambio climático con gases de efecto invernadero, lo que lleva a climas más secos; más humanos crean riesgos que catalizan grandes incendios. Es simple matemática, con profundas consecuencias.

El último mapa atmosférico del Observatorio de la Tierra de la NASA muestra cómo los incendios son un problema mundial - CNBC y Fortune

Es difícil no pensar en términos globales al ver la última iniciativa de la NASA sobre los incendios forestales en el oeste de Estados Unidos. Este mapa representa una gran cantidad de estelas que viajan por el aire, pero presta especial atención a las cenizas, el humo y el polvo: el rojo alrededor de California es el carbono negro. El desglose de las publicaciones recientes de la NASA por parte de la CNBC incluye un descargo de responsabilidad, recordándonos que los datos ilustrados se basan en modelos matemáticos y en condiciones meteorológicas del mundo real predichas. Una cosa es segura, los efectos que se sienten del humo de los incendios forestales de California no discriminarán según el país; los incendios ahora tendrán efectos globales.

Video que analiza la relación entre la insfraestrucutra y la frecuencia de los incendios – The Verge

La frecuencia de incendios en California no está causada por completo por los humanos o el cambio climático. The Verge lanzó recientemente un corto titulado: "Por qué la temporada de incendios forestales nunca se detiene", que investiga las barreras –o la falta de ellas–, que permiten que los incendios forestales se desaten con cada vez menos posibilidades de contención. Las líneas eléctricas, por ejemplo, suelen ser las culpables durante los vientos fuertes. Con el clima seco de California, derribar una línea eléctrica es un seguro comienzo de un incendio forestal, similar a lanzar un fósforo encendido en una caja de yesca. Con respecto a la urbanización, los corresponsales de The Verge, Rachel Becker y William Poor, señalan que las casas “a menudo se compran y venden en áreas expuestas a incendios” (más del 40% de las casas en California). Dónde construimos y qué tan densamente construimos puede afectar la duración de un incendio y su tiempo de expansión. Sin embargo, esto también puede incluir amortiguadores hechos por el hombre, como campos de golf y campos de fútbol, donde hay poco que quemar. Pero esto no es SimCity. Tales cambios requerirán decisiones municipales rápidas y serias y el tiempo es lo que escasea.

Captura de pantalla [3:58] que muestra cómo las áreas urbanas caen en la línea del curso natural de un incendio en áreas propensas a este proceso de forma natural. Crédito: The Verge.

Video sobre otros grandes responsables de los incendios de California — Vox

Vox reunió un equipo para crear un cortometraje acerca de las conexiones entre la expansión urbana y el fuego. El uso de la superposición de mapas (1: 24-1: 42) entre residentes y una de las áreas más propensas a incendiarse aclara aún más esta relación, lo que demuestra que los principales catalizadores de incendios, como en el caso de Mendocino o el complejo Carr, son en gran medida artículos para el hogar: en el Caso de Carr, una chispa de una llanta de automóvil.

(Izquierda) Frecuencia de incendios forestales en California (Derecha) Densidad de residentes – captura de pantalla [1:32]. Crédito: Vox Media.

Daniel Hentz es asistente de investigación en la Escuela de Periodismo de la Universidad Northeastern y contribuye con Storybench. Tiene una maestría en periodismo y una licenciatura en estudios globales, ecología y biología evolutiva.

Este post fue publicado originalmente en Storybench. Se reprodujo en GIJN y es publicado en IJNet con permiso.

Imagen con licencia CC en Unsplash, vía Vince Fleming.