Cuatro revivals del periodismo actual

por Henrik Stahl
Jan 24, 2017 en Periodismo digital

Las tendencias vienen y van, ¿no? Aunque la mayoría de las veces vienen, van y vuelven a venir. Es cierto en el caso de las películas de terror, es cierto en el caso de la moda, y sin duda es cierto en el caso de los teléfonos celulares. Es cierto también para el periodismo.

Uno de los ejemplos más evidentes es la longitud de los artículos. Durante mucho tiempo, desde los primeros días hasta la década de 1980 o 1990, los periódicos consistían en enormes porciones de texto y muy pocas imágenes.

Luego llegaron los tabloides y las revistas populares, que se enfocaron más en la presentación visual, acortando los textos en favor de las imágenes y el diseño. Una tendencia que llegó también a la era digital del periodismo, y que se acentuó con el repentino ascenso de las tecnologías móviles. En pantallas pequeñas, nos dimos cuenta, la gente no quiere tanto texto.

Y luego, de la nada, los artículos de largo aliento han tenido un regreso repentino, convirtiéndose rápidamente en el formato más leído es muchas plataformas (en Medium, por ejemplo, la duración ideal de lectura de un post es de siete minutos; son los que capturan la mayor atención).

Hay otras tendencias contemporáneas que son en realidad viejas prácticas que están experimentando un renacimiento.

1) Sistemas personalizados de gestión de contenidos

En los primeros días de la era digital, los sistemas externos de gestión de contenidos, que hoy en día son componentes cruciales de cada sala de redacción digital, eran difíciles de conseguir. De hecho, eran prácticamente inexistentes. Los SGC de los periódicos impresos rara vez tenían integración en la web y la edición manual de las páginas HTML era ineficiente. Por lo tanto, muchos periódicos que pronto adoptaron la WWW crearon algún tipo de software de publicación por su cuenta.

Pronto, esos sistemas personalizados y no tan fáciles de mantener fueron superados por nuevas soluciones ofrecidas por empresas dedicadas al software.

Ahora que los medios saben lidiar con la transformación digital, hemos vuelto al comienzo con una nueva estirpe de sistemas de gestión de contenidos como ArcScoopChorusMedia OS y SMP.

2) Boletines electrónicos

Los emails experimentaron un dramático declive en el siglo XXI. Y muchos editores que en el año 2010 todavía utilizaban boletines de correo electrónico los consideraban más un mal necesario que un servicio al cliente enriquecedor y potencialmente rentable. Eventualmente, llegaron Slack y otros servicios, impulsando la importancia de las herramientas de chat.

Pero nadie ha logrado que el email se vuelva obsoleto. Y como resultado, los boletines electrónicos están pasando por un momento de esplendor.

¿Cómo ocurrió eso? ¿Qué impulsó al boletín de noticias a pasar de ser una herramienta casi muerta a un elemento crucial del desarrollo de la audiencia?

La respuesta es simple: la gente lee más en móviles (tanto determinados sitios web como emails) que hace 10 años. Los sitios web son mucho más rápidos de lo que eran hace 10 años. Y las vistas web también son mucho más rápidas de lo que eran hace diez años. Todos estos factores funcionan a favor del boletín electrónico. Leer artículos en móviles en la misma aplicación donde lees tu email es mucho más amable de lo que solía ser. Y es por eso es que hoy los boletines nos gustan más que antes.

3) Funcionalidades para la participación de los usuarios

A principios de los años 2000, muchos editores mantuvieron foros de discusión para los usuarios, y en la segunda mitad de la década se desarrollaron varias funcionalidades para comentar. Pero luego llegó la implementación de la sección de comentarios en los artículos y todo se fue al diablo.

Las secciones de comentarios y los foros pronto se cerraron nuevamente, y los medios se distanciaron una vez más de los usuarios, dejando un vacío que pronto sería llenado por plataformas sociales como Facebook (algunos editores ahora usan el plugin de comentarios de Facebook, u otras soluciones externas). Incluso las encuestas se desvanecieron lentamente.

Ahora que Facebook y Google están a punto de tomar el control de todo el sector de los medios de comunicación (sí, estoy exagerando, pero solo un poco), las funcionalidades de participación de los usuarios están experimentando un rápido y potente regreso entre los editores. Y en cierta medida, hay que agradecérselo a Slack.

4) Bots

Puede que no sepas de su existencia, pero las tareas automatizadas (precursoras del bot) siempre han sido un componente del periodismo digital. Estos "robots" han poblado los sistemas de gestión de contenidos durante mucho tiempo, cumpliendo en silencio tareas sencillas pero cruciales como limpiezas de versiones de página, sincronización de otros tipos de medios (videos, por ejemplo) desde fuentes externas, actualización de gráficos y tablas, etc.

Los bots de mensajería (y los bots de Twitter) también han estado entre nosotros durante mucho tiempo. En sus primeros días, sin embargo, los bots de mensajería eran sobre todo conocidos por proporcionar respuestas genéricas, no siempre útiles. ¿Alguna vez le trataste de hacer una pregunta simple a un chat bot de un comercio electrónico? Entonces ya sabes lo que quiero decir.

Este artículo fue publicado originalmente en Thoughts On Journalism. Henrik Ståhl es un periodista con más de 15 años de experiencia que hoy es product owner en Bonnier News.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía WCN 24/7.