Cuando los hashtags confunden

porEugenia Ha Rim Rho
Nov 29, 2019 en Fact-checking y verificación de noticias
Hashtag

No importa si eres liberal o conservador, lo más probable es que hayas encontrado un hashtag politizado en un artículo, un tweet o una historia personal compartida en Facebook.

Un hashtag es una etiqueta funcional ampliamente utilizada en motores de búsqueda y servicios de redes sociales que permite buscar contenidos que se encuentren bajo una determinada palabra o frase antecedida por el signo #.

Primero popularizado por Twitter en 2009, el uso de hashtags se ha generalizado. Casi todos los temas políticos que tienen la intención de atraer a una gran audiencia ahora están marcados por un hashtag pegadizo. Tomemos, por ejemplo, campañas electorales (#MAGA), movimientos sociales (#FreeHongKong) o llamados a leyes de apoyo u oposición (#LoveWins en Estados Unidos).

Junto con activistas y políticos, los medios también están usando hashtags politizados para aumentar el número de lectores y contextualizar noticias en publicaciones breves y digeribles de redes sociales. De acuerdo con el Columbia Journalism Review, dicha práctica es una "buena manera de introducir una historia o perspectiva en el ciclo de noticias" y "una forma de descubrir sobre qué quiere hablar el público".

Pero ¿es así?

Nuestro experimento

Para averiguarlo, realizamos un experimento online controlado con 1.979 personas.

Allí probamos si respondían de manera diferente a la presencia o ausencia de hashtags políticos, en particular los populares  #MeToo y #BlackLivesMatter en artículos publicados en Facebook por grandes medios de comunicación, como The New York Times y NPR.

Le mostramos al azar a cada persona una publicación noticiosa que contenía o excluía el hashtag en cuestión. Luego les pedimos que comentaran el artículo y respondieran algunas preguntas al respecto.

Screenshots of Facebook posts

Descubrimos que los hashtags politizados no son una buena manera de que los medios de comunicación involucren a los lectores.

De hecho, cuando la historia incluía un hashtag, los lectores percibían que el tema era menos importante y se sentían menos motivados a saber más sobre temas relacionados.

Algunos lectores percibieron que las noticias acompañadas por hashtags eran más políticamente sesgadas. Esto pasó especialmente entre los lectores más conservadores, que tenían más probabilidades de decir que una publicación era extremadamente partidaria cuando incluía un hashtag.

Del mismo modo, los hashtags también afectaron negativamente a los lectores liberales. Sin embargo, los lectores que se identificaron a sí mismos como "extremadamente liberales" no percibieron que el contenido de redes sociales sobre cuestiones de género y raciales fuesen partidistas, independientemente de la presencia del hashtag.

Los moderados

Lo que realmente nos interesó fue la reacción de la gente de centro. Las personas que se identificaron como políticamente moderadas percibieron que las publicaciones eran significativamente más partidistas cuando incluían hashtags.

De hecho, en sus comentarios, los encuestados moderados que vieron publicaciones con hashtags tenían más sospechas sobre la credibilidad de las noticias.

Screenshots of Facebook posts

Por ejemplo, las personas políticamente moderadas mencionan repetidamente el hashtag sin comprometerse sustancialmente con lo que el hashtag representa:

“El #MeToo se está convirtiendo en algo así como las Kardashians. No puedes mirar noticias sin que ambos encabecen estén en los titulares. Es un tema importante, pero ya me cansé de verlo una y otra vez".
Por el contrario, cuando los hashtags estaban ausentes, era más probable que los lectores debatieran las ideas y los valores centrales que el hashtag debía representar originalmente.

“Darle una plataforma y una voz a las víctimas a través de las redes sociales es una excelente manera de compartir la experiencia cuando uno se siente incómodo de hacerlo públicamente. Algunas personas tienen miedo de denunciar acosos o asaltos debido a ser etiquetados como mentirosos, por lo que me alegro de que haya una manera de hacer un seguimiento de estos hechos y evitar que pasen desapercibidos".

El lenguaje utilizado por los participantes del grupo del hashtag estudiado en sus comentarios fue más emocionalmente extremo. Incluso aquellos que parecían estar a favor del hashtag usaron un lenguaje agresivo para transmitir apoyo al movimiento y se refirieron a aquellos en contra de él como "idiotas", alegando, "¡hay una razón por la cual #MeToo existe, imbéciles!”

Fomentar un mejor discurso online

Estos hallazgos muestran que políticos, activistas, medios y compañías tecnológicas no pueden dar por sentadas las prácticas comunes de las redes sociales.

Incluso una práctica simple, como marcar un tema social con un hashtag pegadizo, puede dar la impresión al público de que el contenido etiquetado, incluso el contenido publicado por los principales medios de comunicación, es hiperpartidista o falso.

Si queremos construir y mantener debates saludables online, entonces debemos comenzar a cuestionarnos cómo tales prácticas influyen en la salud democrática de Internet.

El uso de un hashtag puede atraer rápidamente la atención de la audiencia hacia problemas sociales apremiantes. Sin embargo, como muestra nuestro estudio, tal impulso viral puede ser perjudicial para el debate digital sobre temas sociales urgentes o a largo plazo.


Eugenia Ha Rim Rho es doctoranda de Ciencias de la Información en la Universidad de California, Irvine

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation bajo licencia Creative Commons.

Imagen principal de Unsplash, vía Oliver Dumoulin.