Consejos y recursos para periodistas que cubren convenciones políticas

porSherry Ricchiardi
Jul 20, 2016 en La seguridad del periodista

La campaña por la presidencia en Estados Unidos ha desatado un volátil clima político en todo el país.

Como resultado, los medios de comunicación estadounidenses están brindando a los reporteros que cubren las dos convenciones políticas nacionales una formación especial de seguridad, tal como hacen con aquellos que envían a las zonas de guerra.

Para Frank Smyth, director de Global Journalist Security (GJS), estas precauciones tienen mucho sentido.

“He sido periodista durante casi 30 años", dijo Smyth, ex corresponsal de guerra. “Nunca he visto este nivel de preocupación respecto de cualquier evento político interno. La gente menciona disturbios en la Convención Nacional Demócrata, pero la Convención Nacional Republicana tiene potencial para ser mucho más violenta”.

La Convención Nacional Republicana se hace entre el 18 y el 21 de julio en Cleveland, y la Demócrata entre el 25 y el 28 en Filadelfia. Varios informes advierten sobre enfrentamientos entre manifestantes, en particular en Cleveland, donde seguramente Donald Trump emergerá como candidato republicano a la presidencia.

Un artículo en el Journal Constitution de Atlanta señaló que "varios expertos en seguridad, asistentes a la convención e incluso potenciales manifestantes temen que Cleveland pueda terminar sumida en una violencia que recuerde a la Convención Demócrata de 1968 en Chicago", donde miles concurrieron para oponerse a la guerra de Vietnam. Los periodistas quedaron atrapados en la refriega, entre heridos y detenidos.

Hay quienes creen que hasta 50.000 personas podrían llegar a Cleveland para asistir a la convención o protestar, manifestarse y organizar actos de desobediencia civil. La ciudad se ha convertido en un imán para varios grupos como Bikers for Trump, Black Lives Matter, Coalition to Stop Trump, New Black Panther Party y Code Pink, que podrían preparar un escenario para eventuales disturbios civiles violentos.

Ohio tiene leyes abiertas de portación de armas, lo que podría empeorar las cosas. Las armas de fuego están prohibidas dentro del Quicken Loans Arena, donde se realiza la convención, pero afuera es otro tema.

Durante meses, el equipo de seguridad de Smyth ha estado proporcionando entrenamiento en disturbios civiles, seminarios sobre seguridad y videoconferencias para decenas de periodistas que asistirán a las convenciones.

El director del programa de capacitación de GJS, Paul Burton, describió un simulacro de manifestación alrededor de Trump en la que los instructores, haciéndose pasar por fanáticos rabiosos, insultan a los periodistas y les ordenan abandonar el lugar. La escena es similar a lo ocurrido en varios mítines de Donald Trump durante la temporada de primarias.

"En ese caso los periodistas deben pensar en apaciguar las tensiones y alejarse de allí”, dice Burton. "El entrenamiento les ayuda a desarrollar un conocimiento de la situación.”

En los entrenamientos también se contrata a agentes de policía fuera de servicio para que hagan atravesar a los periodistas por los rigores de ser arrestados, esposados y llevados lejos. Sangre falsa aparece cuando un colega es atacado y herido. Se les enseña cómo tratar quemaduras, huesos rotos y heridas de tórax.

Burton también enseña a los participantes a no quedarse paralizados en el lugar cuando llega el peligro.

"Al igual que un ciervo frente a los faros encendidos de un coche, te quedas congelado en el lugar”, cuenta. "Les enseñamos a hacer que el cerebro les funcione de nuevo”.

También exhibe técnicas militares de respiración para restablecer el equilibrio. Los entrenadores dan consejos prácticos sobre qué llevar y qué hacer para evitar ser blanco de los manifestantes o los policías.

Smyth, asesor senior de seguridad del Comité para la Protección de Periodistas, publicó un artículo con una lista de recomendaciones para quienes deben ir a las convenciones. Entre sus sugerencias:

  • Deja de lado la competencia y forma grupos de periodistas para cuidarse entre sí.
  • Observa la situación: sé consciente de los grupos y fuerzas que hay sobre el terreno. Conoce su dinámica de antemano, tendencias e interacciones previas con la prensa.
  • Identifícate como sea necesario: muestra tus credenciales de prensa cuando lo precises, pero mantenlas bien guardadas para evitar que te las quiten o roben.
  • Conoce las maneras de entrar y salir.
  • No respondas a la provocación. Participantes y manifestantes, tanto dentro como fuera de las convenciones, pueden intentar acosar, intimidar e incluso atacar a la prensa. Es necesario aprender técnicas para reconocer situaciones violentas, evitarlas y huir de ellas.

El Clandestine Reporters Working Group, que brinda asesoramiento en seguridad para periodistas y activistas de derechos humanos, ofrece consejos específicos para la cobertura de las convenciones. Estos incluyen:

  • Conoce los alrededores de la sede de la convención, las calles y el transporte público. Coordina rutas de escape.
  • No te pares en medio de la calle durante marchas, protestas y otros desórdenes civiles.
  • No te acerques a los manifestantes que están bloqueando el tránsito, especialmente a aquellos que están encadenados juntos.
  • Si estás trabajando como freelancer, no des señales de que eres parte de la prensa y mézclate en las multitudes. Usa equipos protectores debajo de la ropa.
  • Mantente a una distancia segura de los actos de vandalismo.
  • Lleva contigo los datos de contacto de alguien que pueda asistirte legalmente.

Además, el Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa ofrece una línea telefónica las 24 horas para ofrecer asistencia jurídica gratuita "a los periodistas que puedan sufrir arrestos, detenciones u otros contratiempos mientras cubren las convenciones o las protestas relacionadas con ellas”.

En Cleveland el teléfono es 216-861-7694. En Filadelfia, 215-988-9782.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía PBS NewsHour. Imagen secundaria con licencia CC en Flickr, vía 5chw4r7z.