Consejos para periodistas que verifican los discursos públicos

por Sherry Ricchiardi
Aug 24, 2015 en Temas especializados

El multimillonario Donald Trump puso a los medios a prueba cuando despotricó contra los inmigrantes mexicanos durante el lanzamiento de su campaña presidencial para 2016. "Están trayendo drogas. Están trayendo el crimen. Son violadores", dijo Trump, y agregó:" Y algunos, supongo, son buenas personas”.

Los medios rápidamente cuestionaron los comentarios de Trump, citando estudios y datos que muestran que no existe evidencia alguna de que los inmigrantes cometan más crímenes que los estadounidenses nativos.

Distinguir la realidad de la ficción es un desafío para los periodistas que cubren a figuras de gran poder como Trump, cuyos comentarios y observaciones se convirtieron rápidamente en titulares.

¿Cómo sabemos cuándo una figura pública está mintiendo o distorsionando información para beneficio personal o político? ¿Cómo decidimos en qué creer? ¿A quién creerle? Cuando se trata de corroborar los dichos de las figuras públicas, ¿por dónde empezamos?

El sitio PolitiFact, premiado con un Pulitzer, ofrece siete consejos que deberían ser parte de la caja de herramientas de cualquier periodista.

En un post de agosto de 2014, la editora Angie Drobnic Holan escribió: “Cuando estamos buscando pruebas de lo que se dice, elaboramos una lista de cosas a chequear para asegurarnos de no olvidar nada. Si bien cada acción de verificación de información es diferente, en cada una de ellas se pueden utilizar las mismas técnicas para descubrir los hechos y llegar a la verdad”. A continuación presentamos algunos de los consejos de Holan:

Pídele pruebas de lo que dice

"Hemos notado que cuando las figuras públicas hacen afirmaciones, incluso cuando hablan casualmente, por lo general afirman que saben de lo que hablan porque lo escucharon en algún lugar. La gente no tiende a hacer declaraciones de la nada, aún cuando son sumamente inexactas".

“Considera las declaraciones que te hace la figura pública como la punta de un iceberg. Una vez que obtengas esa declaración, puedes buscar otras fuentes de información que la contradigan o la ratifiquen”.

Busca lo que otros verificadores de información hayan encontrado antes que tú

“En PolitiFact, chequeamos nuestro archivo –de más de 8.000 verificaciones– para ver qué hemos escrito sobre un tema determinado. También nos fijamos en el trabajo de nuestros amigos de Factcheck.org, de Fact Checker del Washington Post, de Snopes y de otros sitios de verificación dándoles el crédito correspondiente. Analizamos todo lo que descubrieron al respecto y luego hacemos nuestra propia verificación con la evidencia reunida”.

Haz una búsqueda en Google y luego realiza otras

“No te conformes con hacer una o dos búsquedas. Realiza tu búsqueda haciendo tantas combinaciones distintas como te sea posible. Por ejemplo, cuando estamos escribiendo sobre temas referidos al cambio climático, debemos buscar expresiones como ‘cambio climático’, ‘calentamiento global’, ‘emisiones de carbono’, ‘captura de carbono’, ‘electricidad’ y ‘regulaciones de la Agencia de Protección Ambiental’".

“Desafíate a aprender a usar los operadores de búsqueda de Google para buscar por tipo de documento (file:pdf) o por nombre de dominio (site:politifact.com). Lleva algo de tiempo aprender las opciones avanzadas de Google, pero realmente vale la pena hacerlo.

Busca a expertos con puntos de vista distintos

“Los expertos pueden sugerirte investigar determinados temas que nunca se te hubieran ocurrido, y pueden brindarte un importante contexto a la búsqueda que ya realizaste. También pueden ayudarte a no hacer suposiciones erróneas acerca de temas complicados”.

"Pídele a los expertos que te ayuden a encontrar más expertos. Las grandes preguntas para formular son: '¿Hay alguien cuya opinión usted respeta pero que tenga un punto de vista diferente al suyo?', '¿hay alguien que usted pueda recomendar y que sea considerado una autoridad en este tema?’”

¿Algo más?

“Hazte las siguientes preguntas: ‘¿Dónde no he mirado? ¿Con quién más debería hablar? ¿Qué otro ángulo debería estar considerando?’ Tomarte un tiempo para reflexionar acerca del trabajo que estás realizando a veces destraba la puerta hacia esa información central y crítica que asegurará el éxito del proceso de verificación".

Africa Check, una organización que promueve la precisión de la información que manejan los medios de comunicación, también ofrece asesoramiento para esclarecer el discurso de las figuras públicas. El equipo ideó una serie de preguntas para ayudar a los periodistas a evaluar la validez de la información que reciben. Entre ellas:

  • ¿Hay manera de que sepan lo que dicen saber? ¿La información que brindan es de primera o de segunda mano? ¿Es algo que escucharon y creyeron?
  • Si existen datos, ¿dónde se obtuvieron? Uno de los trucos favoritos de las figuras públicas es presentar información que se recopiló hace muchos años como un descubrimiento de ese día, y no hacer mención a fecha alguna.
  • ¿La muestra de lo que dicen es lo suficientemente abarcativa? ¿Es integral?
  • ¿Cómo se recogieron esos datos?

AfricaCheck aconseja: “Recurre a las fuentes de datos, a los expertos y a la gente. Verificar el discurso público no es sencillo. El diablo, a menudo, está en los detalles. Para encontrarlo necesitas resistencia y persistencia”.

La experta en engaños Janine Driver ha capacitado al Federal Bureau of Investigation (FBI) y a otros agentes del gobierno estadounidense en cómo detectar mentiras. Estos cinco consejos también pueden funcionar en el trabajo periodístico:

Empieza por observar cómo se comporta la persona normalmente:

  • Escucha con cuidado
  • Busca los “tópicos calientes”
  • Haz preguntas de seguimiento o complementarias
  • Pregunta si está diciendo la verdad

Driver aconseja terminar la entrevista con la pregunta “¿Me dijo la verdad en todas sus respuestas?”. Ella espera que la contestación sea un simple “sí” o “no”. Si la persona titubea o tartamudea, puede indicar que no estaba siendo del todo honesta.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Tom Woodward.