Consejos para periodistas que realizan sus primeras coberturas en el parlamento

porBob Eggington
Aug 22, 2014 en Temas especializados

A la hora de cubrir noticias en el parlamento, el contexto y el análisis resultan esenciales.

Al contrario de lo que ocurre con las noticias generales, la información sobre temas parlamentarios requiere un conocimiento previo suficiente como para poder darle sentido a los procedimientos y hechos legislativos. Esto es debido a que se espera que los periodistas o corresponsales parlamentarios brinden un contexto y análisis adecuado y sean capaces de poner el desarrollo de los acontecimientos en perspectiva.

Respeta el poder de las palabras

La palabra parlamento viene de "parlement" - una palabra en francés normando que refiere a “hablar” o a llevar adelante una conversación. Según registros europeos escritos la palabra viene siendo utilizada desde hace más de 800 años para describir las reuniones en las que se habla de asuntos de Estado.

El antecesor de los parlamentos modernos surgió en 1265 en Westminster, Inglaterra. Por tradición, los partidos de oposición se sentaban separados por una distancia similar a la extensión de dos espadas: tenían que resolver sus diferencias con palabras, no con armas. El parlamento, por tanto, funciona por argumento y debate. Y los periodistas parlamentarios tienen la responsabilidad de informar sobre estos debates para el público.

Refleja la importancia del parlamento

Los parlamentos elaboran y modifican las leyes de las tierras. En la mayoría de los sistemas parlamentarios los ejecutivos necesitan el apoyo del parlamento para mantenerse en el poder. Un voto de censura al gobierno usualmente hará que éste caiga. El parlamento es un buen lugar para evaluar los argumentos y, como en cualquier etapa de discusión, puede ofrecer momentos de mucho drama. El periodista parlamentario debe atestiguar, resumir y reflejar todo eso para su audiencia. Y si por cualquier motivo el parlamento se vuelve impotente por algún tema, será igual de importante comunicarlo.

Conoce las leyes locales

Los cuerpos legislativos de cada país o territorio tienen distintas reglas sobre el acceso, privilegio, uso de cámaras y grabadores, etc. Los parlamentos, quizás comprensiblemente, tienden a tener una visión severa de cualquiera que no respete sus reglas. Familiarízate con ellas o de lo contrario te encontrarás desacatando lo que disponen estas instituciones.

La importancia de hacer las cosas bien

Recuerda realizar las tareas más obvias como revisar la ortografía, los títulos, las fidelidades partidarias, etc. Pero es igualmente importante citar a los legisladores correctamente y resumir sus argumentos de forma justa. El público obtendrá su propia opinión sobre las grandes cuestiones del día a raíz de lo que leyeron, escucharon y vieron en los medios. Asegúrate de proporcionarles toda la información necesaria.

Sé claro y comprensible

Tu audiencia debería entender cada palabra y cada frase que escribes, de inmediato y sin posibilidad de confusiones. Esto significa, en primer lugar, que debes ser claro con lo que quieres decir. Pero también implica escribir de forma simple y sin ambigüedades. Elige tus palabras con cuidado y elimina cualquier posibilidad de confusión. Como escribió el periodista Cyril Connoly en el siglo XX: "La literatura es el arte de escribir algo que se va a leer dos veces, pero el periodismo es para ser leído una sola vez".

No brindes tu punto de vista

Un buen periodista tiene una mente abierta y está determinado a darle un tratamiento justo a todos los argumentos que presencie. Un reportero poco profesional deja que su visión interfiera. Esto es particularmente cierto a la hora de escribir sobre controversias políticas. No es la tarea del periodista parlamentario decidir cuál argumento es el más fuerte. En cambio, el buen periodista debe exponer todos los argumentos de forma justa y precisa, y dejar que la audiencia decida por sí misma.

El contexto político

Los políticos siempre quieren ser presentados de la mejor forma posible. Informarán a los periodistas para tratar de influenciar la forma en que realizan la cobertura de los hechos. Por ejemplo, después de las preguntas semanales al primer ministro en el Parlamento británico, los voceros de prensa de los líderes de los partidos suelen darles a los periodistas su interpretación de quién "ganó" y quién “perdió” en el intercambio. Estas sesiones informativas pueden ser útiles, pero deben ser tratadas con precaución. No dejes de que estas versiones distorsionen tu reportaje acerca de lo que realmente ocurrió en el parlamento.

Hazlo interesante

Los procedimientos parlamentarios a veces pueden ser aburridos. Pero son importantes. Así que hazlos interesantes. Captura la atención de tu público. Escribe con claridad y sencillez. Atrae sus intereses con tu primera oración y haz que el artículo fluya naturalmente a partir de allí. La prensa luchó durante siglos por el derecho a informar sobre los procedimientos parlamentarios, así que no eches a perder el sacrificio de tantos años.

¡Evita los signos de exclamación!

Los periodistas de medios escritos a veces llaman a los signos de exclamación "gritones". En cualquier caso estos deben ser utilizados con moderación. El signo de exclamación sugiere que algo es dramático. Pero si lo que estás escribiendo es realmente dramático no necesita un signo de exclamación; y si no lo es los signos de exclamación no lo van a convertir en eso. "¡El primer ministro dimite!" es peor titular que "El primer ministro dimite".

Lleva tus anotaciones con cuidado

No importa que tan buena sea tu memoria, toma notas precisas de cualquier debate parlamentario que estés cubriendo. Colócalas en un lugar seguro. Podrían ser necesarias más adelante si tu reportaje es impugnado.

Este post fue publicado en Media Helping Media (MHM) y es reproducido por IJNet con permiso. Fue publicado originalmente en nuestro sitio el 29 de marzo del 2011 pero su autor recientemente lo actualizó.

MHM es un sitio de información sobre capacitación que ofrece recursos gratuitos para periodistas que trabajan en estados en transición política, en países que han salido de situaciones conflictivas y en zonas en las que existen amenazas a la libertad de prensa y de expresión.

Bob Eggington es periodista desde 1969. Comenzó trabajando en varios periódicos antes de ingresar a la BBC, donde se desempeñó durante casi 30 años, incluso en un período como jefe de la unidad política y parlamentaria de este medio. Fue el director del proyecto responsable de lanzar la BBC News Online en 1997. Bob trabaja actualmente como consultor de estrategia de medios en el Reino Unido y en el exterior.

Imagen con licencia Creative Commons, vía dangodin en Flickr.