Consejos para periodistas que cubren disturbios y protestas

porDena Levitz
May 21, 2015 en La seguridad del periodista

Hace pocas semanas el mundo vio cómo Charm City, en Baltimore, se volvía un caos. Los disturbios estallaron. El saqueo fue rampante en algunos sectores de la ciudad de Maryland. Algunos residentes furiosos salieron a las calles a raíz de la muerte de Freddie Gray, de 25 años, mientras estaba bajo custodia policial.

Periodistas de todo tipo de publicaciones realizaban la cobertura mientras los eventos se desarrollaban. Algunos lo hicieron en vivo, entrevistando a los transeúntes, y otros, con pluma y papel, escribieron sobre la tensión y las escenas caóticas que vieron a su alrededor.

En cierta manera, el trabajo periodístico es tal sin importar cuál sea la historia. Pero también hay consideraciones especiales a tener en cuenta a la hora de cubrir un evento inestable y peligroso como una protesta masiva o un motín. Hablé con dos periodistas que tienen diferentes miradas sobre el tema para conocer sus perspectivas y consejos acerca de qué es lo que hay que hacer y lo que no en estas circunstancias.

Paul Lewis, corresponsal en Washington D.C. para The Guardian, fue enviado a Baltimore. No solo escribió varios artículos desde el lugar de los hechos, sino que también hizo streaming en vivo usando la aplicación Periscope para documentar la previa del toque de queda en la ciudad. Lewis ya había hecho la cobertura de los disturbios en Gran Bretaña en 2011 y también había estado durante los disturbios en Ferguson, Missouri.

David Francis es un periodista internacional que escribe en publicaciones impresas y digitales como Foreign Policy, The Christian Science Monitor y The Financial Times. Aunque no estuvo en Baltimore, ha trabajado en zonas de conflicto y ha realizado coberturas de tensas noticias de último momento en Nigeria, Kenia y otros países.

A continuación presentamos sus consejos para aquellos periodistas que deban trabajar en situaciones conflictivas o de desenfreno:

Ten una ruta de escape

Ten siempre en mente una vía de escape. Quedar atrapado en medio de una multitud puede ser potencialmente muy peligroso. Francis aconseja “saber siempre cómo escapar de una situación, incluso antes de meterte en ella”.

Sobre este punto, Lewis sugiere estacionar relativamente cerca del centro de la acción para poder huir rápidamente si es necesario, pero no demasiado cerca, ya que puedes quedar enredado en algún altercado físico.

Sé tan discreto como puedas

Intenta que tu presencia no sea demasiado obvia. Para Francis “esto es más fácil para alguien que trabaja principalmente en medios impresos. Mientras menos agites una situación ya de por sí inestable, mejor”.

Lleva contigo lo menos posible, pero lo suficiente como para mantenerte seguro

Francis dice que lleva poco más que una libreta y un grabador en sus coberturas, lo que le facilita su labor a la hora de realizar las entrevistas. “Una cámara hará que tu presencia se vuelva obvia y puede enojar a las personas que no quieran ser fotografiadas”, advierte.

Lewis dice que lleva un casco de bicicleta u otro elemento con el que cubrirse la cabeza y protegerse. Desde luego, no tener que cargar con una cámara grande ni ser parte de un gran séquito de reporteros de noticias y presentadores facilita las cosas. Las baterías son necesarias para mantener cargados los grabadores y teléfonos. Y lleva siempre una tarjeta de prensa en tu bolsillo. A veces te resultará útil mostrarla, a veces no.

Conéctate con lo local y sé sensible a lo que ocurre a tu alrededor

Cuando Francis está trabajando, principalmente en el extranjero, siempre contrata a alguien que conoce a sus entrevistados y que puede “calmar las cosas si la situación se pone tensa”. Ganarse la confianza local o aprovechar los conocimientos de los ciudadanos es también una táctica útil a nivel doméstico. Lewis dice que, por encima de todo, intenta ser comprensivo.

Confía en tu instinto

Si sientes que algo está mal, dice Francis, vete. “Hay una razón por la que tu cuerpo te está diciendo que algo no está bien”. Y cuando se trata de decidir a quién dirigirse en el lugar de los hechos para obtener comentarios o información, Lewis no ve otra alternativa que hacer lo que te dicta la intuición básica.

No te muestres demasiado pasivo

Incluso mientras evalúas la situación, Lewis subraya que hay un trabajo que hacer. “Nunca obtendrás buen material si no sales a buscarlo”. En su experiencia, en general la gente se muestra receptiva a la hora de cooperar y proporcionar observaciones, contexto, o de responder preguntas acerca de lo que ha vivido y visto. Contarlo les ayuda a darle sentido a lo que está ocurriendo.

De todas formas, no hay nada como ser especialmente cuidadoso

Las cosas pueden ir de la calma al peligro en un segundo, advierte Francis, así que debes estar siempre alerta y no correr riesgos innecesarios. Lewis está de acuerdo en que el estado de cosas puede cambiar de un momento a otro. Todo es volátil, incluso la manera en que la gente tomará la presencia de periodistas en el lugar de los hechos. Esto es así, sostiene, porque a veces se teme que la ciudad obtenga mala fama a través de las coberturas periodísticas, o porque hay tensión y miedo en el ambiente y es necesario descargarse con algo.

Otros recursos para cubrir disturbios y protestas incluyen los consejos para cubrir desastres de NewsLab, la guía para cubrir disturbios de MinnPost's y la guía de seguridad para entornos hostiles de la National Security Zone.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Arash Azizzada.