Consejos para cubrir temas de desarrollo infantil: cómo encontrar a los niños detrás de los datos

porJerri Eddings
Sep 21, 2016 en Temas especializados

Expertos mundiales aseguran que los primeros años de un niño son críticos para el resto de su vida. Una nutrición y estimulación cerebral adecuada mejoran su crecimiento físico y capacidad de aprendizaje, mientras que la ausencia de atención y alimentación apropiadas en los primeros 1.000 días pueden conducir a retraso en el crecimiento, bajo rendimiento escolar y menores ingresos en la edad adulta.

¿Qué papel juegan los periodistas al traer estas crudas realidades a la luz? ¿Cómo pueden traducir mejor los datos disponibles y transformarlos en historias convincentes que muestren lo que puede perderse o ganarse a través de las decisiones tomadas en los primeros años de vida de un niño?

Dos destacados expertos en desarrollo de la primera infancia compartieron ideas y consejos para los periodistas que cubren estos temas durante un seminario organizado el 8 de septiembre por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés) y el Fondo para la Evaluación Estratégica del Impacto (SIEF, por su sigla en inglés) del Banco Mundial.

Los expertos: Roger Thurow, ex corresponsal del Wall Street Journal que ahora es investigador del Chicago Council on Global Affairs y se especializa en alimentación mundial y agricultura; y Sophie Naudeau, directora de Desarrollo de la Primera Infancia del Global Solutions Group, del Grupo del Banco Mundial.

Thurow, cuyo nuevo libro The First 1,000 Days ("Los primeros 1.000 días") fue publicado en mayo pasado, se basó en su experiencia para dar los siguientes consejos:

Personaliza los datos

Los datos pueden ser buenos amigos de los periodistas, porque tanto datos como estadísticas representan personas. Sal y une esos números con las personas que están en el terreno. Por ejemplo, averigua lo que significa que el 40% de los niños de Uganda sufran de anemia. ¿Cuál es el impacto de eso? ¿Qué hacen las personas para superar la situación? ¿Qué hacen los programas gubernamentales? ¿Qué están haciendo las empresas? ¿Qué están haciendo las ONGs? Si los lectores llegan a interesarse por las personas de tus artículos, se interesarán también por los problemas.

Haz un seguimiento de tus protagonistas

Si puedes, haz un seguimiento de las personas y los problemas a lo largo del tiempo. Esto es crítico si cubres el desarrollo en la primera infancia. Si te reúnes con madres, padres, niños y familias en el momento del desarrollo temprano, vuelve a visitarlos a lo largo de meses o años. Ahí verás por qué una intervención era necesaria, o por qué no, o qué pasa cuando hay falta de intervención. ¿Cuál es la situación en este pueblo, o en las escuelas donde los niños no están aprendiendo? El retraso del crecimiento es una sentencia al bajo rendimiento. ¿Cómo podrías ilustrarlo? Hay muchísimos problemas que puedes ilustrar haciendo un seguimiento de las personas.

Naudeau, que ha trabajado en el desarrollo temprano de niños para el Banco Mundial en África, el este asiático y Medio Oriente, dio los siguientes consejos para periodistas:

Ten en cuenta tanto la cantidad como la calidad

Por ejemplo, la ampliación de la educación preescolar es algo bueno, pero solo si la calidad es buena. Sabemos que una educación preescolar de calidad deficiente no genera un impacto positivo en los niños. La calidad es fundamental. Así que cuando informes sobre la cantidad de servicios que se brindan en una comunidad o país, pon atención a la calidad de estos servicios e incluye este tema en la historia.

No escribas solo sobre los problemas; escribe también sobre las soluciones

Son dos caras de la misma moneda. Por un lado, si no haces nada –no inviertes en una nutrición adecuada, no empoderas a los padres para que se ocupen de la estimulación temprana– las consecuencias negativas serán dramáticas. Por otro lado, si inviertes en nutrición, estimulación y protección, esos niños tendrán muchas más chances de una trayectoria promisoria y de alcanzar su potencial en la vida. Es bueno mantener un equilibro entre estas dos historias –la negativa y la positiva– y tener en cuenta siempre las dos caras de la moneda.

Puedes ver el webinario completo a continuación:

Para saber cómo participar en el concurso sobre cobertura de la primera infancia organizado por ICFJ, haz clic aquí.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Nevil Zaveri.