Consejos para cubrir el extremismo violento

porSherry Ricchiardi
Feb 22, 2019 en Temas especializados
Bring back our girls

Cuando el orador se dirigió al estrado, el título de su ponencia apareció en la pantalla detrás de él: "Los desafíos éticos de informar sobre el extremismo violento".

En su presentación, el periodista nigeriano Abdullahi Tasiu Abubakar se refirió a su investigación sobre Boko Haram -una insurgencia mortífera de su país-, y a las complejidades y los riesgos de cubrir terrorismo.

"Los insurgentes de Boko Haram han matado a periodistas y han atentado contra los medios de comunicación por lo que consideran una cobertura desfavorable", dijo Abubakar, quien se desempeña como editor del Daily Trust, un periódico de Abuja, la capital del país. También enseña periodismo en la Universidad de Londres y ha trabajado para BBC World News como corresponsal.

Para su estudio sobre la cobertura del terrorismo entrevistó a 32 periodistas nigerianos y analizó videos de Boko Haram y comunicados de prensa de las fuerzas de seguridad de su país.

Durante su presentación en una conferencia sobre ética de los medios en Doha, Qatar, en enero pasado, Abubakar habló de una "relación compleja pero simbiótica entre los medios de comunicación y el extremismo violento".

Los terroristas usan a los medios de comunicación para promover sus causas y, a su vez, los medios "se alimentan" de las oportunidades de informar sobre sus actividades, dijo Abubakar a una audiencia de periodistas y educadores.

Para los medios, informar sobre el terrorismo es un arma de doble filo, que a la vez perjudica y beneficia a las comunidades en las que hay grupos violentos.

El público tiene el derecho y la necesidad de saber qué está sucediendo en su comunidad y cómo puede protegerse. Los periodistas están en primera línea, velando por ese derecho.

Sin embargo, la cobertura en medios y redes sociales brinda a los terroristas exactamente lo que más codician: una plataforma para difundir su propaganda, ensalzar su causa y aumentar sus filas. Algunos dicen que los periodistas son los mejores amigos de los terroristas debido a la exposición que les regalan.

Boko Haram ganó notoriedad con el secuestro de 276 niñas nigerianas en abril de 2014. A lo largo de los años, han expandido el terror con decapitaciones, asesinatos y ejecuciones en masa.

"Ellos montaron esos ataques para atraer la atención de los medios. Es un componente de su campaña estratégica de comunicación, a la que se dedican sin descanso”, escribió Abubakar en su investigación. Es imposible para los medios ignorar la carnicería y mantener informados a los ciudadanos al mismo tiempo.

Las acciones de Boko Haram tienen "consecuencias negativas intensas y, por lo tanto, se consideran de interés periodístico. Esto, y el conocimiento que sus militantes tienen de los medios, realzan la presencia mediática del grupo”, dijo.

Abubakar presiona para que los medios brinden capacitación en seguridad a su staff y mejoren los códigos de ética para abordar la cobertura del terrorismo en su país.

IJNet identificó recursos gratuitos y fáciles de usar que pueden ayudar a los periodistas a definir e implementar estrategias para una cobertura equilibrada. Son de lectura recomendada para los profesionales de los medios que trabajan regularmente en áreas afectadas por organizaciones terroristas, y deberían utilizarse para actualizar los códigos de ética para hacer frente a las demandas especiales de informar sobre el extremismo violento en el país o en el extranjero.

El manual de la UNESCO Terrorism and the Media es un material de amplio alcance para periodistas con poca y mucha experiencia. Contiene consejos prácticos, como evitar glorificar a los terroristas, cómo conceptualizar al terrorismo y cómo entrevistar a grupos como Boko Haram.

Entre los consejos para tratar con agrupaciones terroristas:

  • No permitas que los terroristas pongan límites a tus preguntas.
  • Explica en tu pieza periodística por qué se buscó la entrevista y las condiciones bajo las cuales se llevó a cabo.
  • Corrige declaraciones falsas de los entrevistados. Da voz a las víctimas, autoridades y otros involucrados, no solo a los terroristas.

El manual también incluye una lista de recursos y "lecturas esenciales" sobre la relación entre terrorismo y medios de comunicación.

The Oxygen of Amplification de Whitney Phillips, un profesor en la Universidad de Syracuse. Whitney entrevistó a 50 periodistas y expertos en medios para hacer su informe, que forma parte de Data & Society Media Manipulation Initiative, 2018. La publicación incluye recomendaciones para informar sobre extremistas desde varios puntos de vista. Contiene ejemplos de cómo los medios de comunicación han manejado situaciones difíciles en el pasado y da consejos para la actualidad.

10 tips for journalists covering extremists, de Mark Pitcavage, investigador principal en la Anti-Defamation League, brinda consejos para cubrir el extremismo de derecha de los Estados Unidos. Los principios se aplican a la cobertura del extremismo en cualquier parte del mundo.

Uno de los consejos más importantes de Pitcavage: cuando busques fuentes, "no te conformes con la fruta más fácil de alcanzar. El mundo del extremismo es más vasto que un puñado de personas con cuentas importantes en Twitter".

Global Terrorism Index 2018: Measuring the impact of terrorism, publicado anualmente por el Institute for Economics and Peace, ofrece una perspectiva amplia y documentada. El sitio incluye un mapa de la incidencia de terrorismo a nivel global, una sección con tendencias por región, e información sobre el cambiante panorama del terrorismo. Ideal para periodistas que buscan una visión general y rápida del tema.


Sherry Ricchiardi asistió a la conferencia de Doha y moderó el panel de Abubakar.

Imagen con licencia CC en Flickr, vía Tim Green