Claves para informar sobre estudios médicos

por Lindsay Kalter
Feb 4, 2013 en Temas especializados

Proporcionar al público una imagen precisa y clara de la industria de la salud no es una tarea fácil.

Los periodistas que cubren el sector médico enfrentan varios desafíos, entre ellos la jerga académica y la complejidad de la ciencia. En una nueva guía de la Association of Health Care Journalists (AHCJ), el autor Gary Schwitzer comparte algunos consejos sobre cómo informar sobre los estudios médicos. A continuación, tres de sus consejos:

Conoce la jerarquía de la evidencia

Los periodistas deben ser conscientes de la "jerarquía de la pirámide de pruebas" que clasifica los tipos de estudios basándose en su potencial de veracidad, dijo Schwitzer. En la parte superior de la pirámide están las revisiones sistemáticas, que examinan las preguntas de investigación utilizando una colección de estudios anteriores, y los meta-análisis, que establecen el peso de la evidencia reuniendo datos de varios estudios. Justo debajo de estos se encuentran las pruebas clínicas aleatorias, que asignan al azar un grupo de control a los participantes de la prueba, minimizando así los factores que pueden sesgar los resultados. Los estudios en la parte inferior de la pirámide incluyen las investigaciones sobre animales y estudios de probeta, debido a la falta de sujetos humanos.

Cuida tus palabras

Aunque los periodistas están a menudo restringidos por los límites de palabras, la brevedad puede matar la precisión, escribió Schwitzer. Con el fin de preservar espacio y eliminar jerga, los periodistas a veces inapropiadamente utilizan palabras que implican una relación de causalidad, dijo. Por ejemplo, un estudio que encontró que un "40 por ciento en la reducción de la incidencia de degeneración macular temprana relacionada con la edad estaba asociada con el consumo de pescado al menos una vez a la semana" fue reproducido en un medio de comunicación como "comer pescado puede ayudar a preservar la visión en las personas mayores". Las palabras “‘preservar’ y ‘ayudar' ambas son activas y causales; ‘puede ayudar’ suena como una advertencia destinada a transmitir incertidumbre, pero aun implica causalidad", dijo el informe.

Sé consciente de la parcialidad de las publicaciones

Los periodistas que cubren temas de salud y medicina a menudo dependen de artículos de revistas para obtener información. Mientras que los artículos revisados por pares pueden ser un recurso importante, Schwitzer afirmó que los periodistas deben recordar que debido a las políticas editoriales y los intereses de la industria, las revistas son más propensas a publicar resultados positivos que negativos para cosas como las pruebas clínicas. "Reproducir selectivamente los resultados de pruebas clínicas puede tener consecuencias adversas para los investigadores, los participantes de estudios, los profesionales del sector de la salud y los pacientes", según un estudio examinado por Schwitzer. Debido a esto, los periodistas deben diversificar sus fuentes de información y asegurarse de incluir los problemas, las limitaciones y los antecedentes de un artículo de revista.

Para leer el informe completo, haz clic aquí (.pdf).

Fotografía cortesía de Flickr. Licencia Creative Commons.