Claves para cubrir temas de identidad de género

porCristiana Bedei
Jul 29, 2019 en Diversidad
Two non-binary people laugh at their phone

Ya sea que estés cubriendo política y mencionando las denuncias de Chelsea Manning, escribiendo sobre el elenco de Orange Is the New Black, o comentando un partido de voleibol con la jugadora Tiffanny Abreu, los periodistas de distintas especialidades y publicaciones deben poder escribir sobre personas transgénero y no binarias sin promover estereotipos y discursos nocivos.

El desconocimiento sobre temas de género y los manuales de estilo de los medios, así como una fuerza laboral abrumadoramente cisgénero, todavía permiten que las prácticas ofensivas y las historias deshumanizantes lleguen a las noticias.

La Alianza contra la Difamación de Gays y Lesbianas (GLAAD, por sus siglas en inglés) reveló recientemente que si bien el 75% de los estadounidenses que no son LGBTQ conocen a una persona gay o lesbiana y el 31% conoce a alguien que es bisexual, mientras que solo el 18% dice conocer a una persona transgénero (trans).

"Si en los medios aparece un retrato estereotípico o difamatorio de una persona gay o lesbiana, los espectadores pueden compararlo con alguien que conozcan en su familia, su lugar de trabajo o su escuela", dice Nick Adams, director de representación de personas transgénero en GLAAD. "Sin embargo, cuando aparece en los medios una representación estereotipada o difamatoria de una persona transgénero, la gente puede asumir que así es como son todas las personas transgénero".

Por ejemplo, las personas trans, particularmente las mujeres transgénero de color, se ven afectadas de manera desproporcionada por la violencia y los discursos de odio. Sin embargo, la violencia contra la comunidad todavía aparece muy poco en los medios y, a menudo, se la informa de manera inexacta, señala Adams. Los periodistas suelen confiar en informes oficiales que no comprenden el género de la víctima y usan su nombre de nacimiento, sin buscar en la comunidad a quienes conocen a la persona y podrían brindar información precisa.

"Cuando los principales medios publican contenido homofóbico o transfóbico, establecen el tono de cómo la gente piensa que puede comportarse con las personas LGBT+", explica Amelia Abraham, periodista freelance y autora del libro Queer Intentions. Abraham todavía ve a los periodistas cometer errores críticos, como comparar ser transgénero con tener una enfermedad mental y sensacionalizar historias específicas para construir un caso en contra de toda una comunidad.

En términos más generales, es importante evitar referirse a las personas transgénero únicamente en el contexto de su defensa por el derecho a existir, y en cambio permitirles hablar sobre diferentes temas, dice. "También necesitamos crear perfiles de personas trans y no binarias en todas las áreas (ciencia, artes, medios de comunicación, etc.) que triunfen en sus campos, para contrarrestar la presión negativa que reciben y hacer visible el hecho de que las personas trans tienen vidas que van más allá de su identidad de género”.

La lucha cultural por una mayor conciencia y visibilidad ha comenzado lentamente a cambiar las cosas en la industria de los medios. En 2017, The Associated Press aprobó el uso de "they"(ellos/ellas) como un pronombre singular en "historias sobre personas que no se identifican como hombres ni mujeres o que piden no ser descriptas como él/ella". El mismo año, Condé Nast lanzó "them", una plataforma centrada en temas LGBT. En marzo, VICE creó una biblioteca de fotos de archivo con mayor inclusión de género.

Sin embargo, la industria aún tiene un largo camino para lograr la igualdad y la inclusión. Mientras tanto, los periodistas son responsables de ser más respetuosos, apropiados y humanos en sus propias coberturas. A continuación, algunos consejos de Adams y Abraham para manejar mejor las diversas identidades de género en tu trabajo.

Usa las palabras correctas

Debe referirse a una persona que se identifica como de un determinado sexo utilizando los pronombres apropiados para ese género, independientemente de si esa persona ha tomado hormonas o se ha sometido a una cirugía, dice Nick de GLAAD. Si no estás seguro de qué pronombre usar, pregúntale a la persona, cortésmente, cómo se identifica y cómo le gustaría que la abordaran.

En inglés, las personas no binarias (personas que se identifican fuera del binario "hombre" y "mujer") pueden usar el pronombre singular "they". "Puede que haya que abrir el artículo con una explicación de por qué se usará ese pronombre a lo largo de la pieza”, dice Adams.

Abraham, por su parte, argumenta que los periodistas deberían dar más crédito a su audiencia: "Los lectores pueden entender esto. Donde suene raro, usa el nombre de la persona en lugar de 'they'. Si crees que tus lectores lo necesitan, aclara que la persona no es binaria la primera vez que coloques el pronombre en el artículo".

No uses el nombre de nacimiento de la persona sin su permiso

Cuando se usa el nombre de nacimiento de una persona transgénero en una historia, se suele pensar casi siempre que ese es el "nombre real" de la persona, señala Adams. Sin embargo, nunca debes revelar el nombre de nacimiento de una persona transgénero sin su permiso explícito.

"El nombre elegido de una persona transgénero es su nombre real, ya sea que puedan o no obtener un cambio legal de nombre", explica.

Algunas expresiones que deben evitarse son "ella quiere que la llamen…", "se llama a sí misma…", "se hace llamar…" u otras frases que ponen en duda la identidad de una persona transgénero.

No pongas el foco en temas médicos

"Es inadecuado preguntarle a una persona transgénero por sus genitales u otras cirugías que puedan o no haber tenido", dice Adams. "Esas discusiones logran que el periodista y la audiencia no vean a la persona en su totalidad y los distraen de temas más importantes que afectan a las personas transgénero, como la discriminación, la pobreza y la violencia".

Abraham está de acuerdo, y aconseja a los periodistas evitar centrarse en las cirugías a menos que esa sea la naturaleza del artículo, y se haya acordado previamente con las fuentes.

Usa “transgénero” como un adjetivo, no como un sustantivo

La palabra “transgénero” siempre debe usarse como un adjetivo, no como un sustantivo, dice Adams. Nadie es transgénero, por ejemplo, pero uno puede ser "una mujer transgénero" o un "hombre transgénero".

Si crees que tu audiencia necesita una aclaración sobre el significado de esa frase, puedes explicar que una determinada persona fue designada hombre o mujer al nacer, pero su identidad de género es masculina, femenina o no binaria. Evita decir que alguien nació hombre o mujer.

Para más información sobre identidad de género y otros temas relacionados con la comunidad LGBTQ+, consulta la Guía de referencia para medios de GLAAD (en inglés), que es una herramienta integral con una sección sobre la cobertura de la comunidad transgénero y un glosario de términos, incluidos aquellos que deberían evitarse.


Imagen con licencia Creative Commons de Gender Spectrum Collection, vía Broadly.