Chicas Poderosas destruye mitos sobre las mujeres que trabajan en los medios

porBarbara Corbellini Duarte
May 17, 2016 en Diversidad

Supe que el primer encuentro de Chicas Poderosas en la Universidad Internacional de Florida (FIU, por su sigla en inglés) sería un éxito en el momento en el que una estudiante se sintió lo suficientemente cómoda como para compartir su historia personal y llorar frente a 60 personas.

A las chicas suele enseñárseles que sus emociones son un rasgo de debilidad. De igual modo, la sociedad desanima a las mujeres de que se conviertan en líderes desde muy temprano, llamándolas prepotentes o mandonas. Las mujeres no siempre se dan cuenta de cuántas presiones impone la sociedad sobre ellas hasta que los comportamientos ya están muy arraigados.

Sabíamos que queríamos hablar acerca de cómo estas presiones afectan a las mujeres en sus lugares de trabajo, pero no esperábamos que se abrieran y entraran en confianza tan pronto.

Como recién egresadas de la FIU, armamos el programa para la mediatón de tres días basándonos en las cosas de las que nos hubiera gustado que nos hablaran cuando estábamos en la universidad, como la negociación del sueldo, la conciliación laboral, ser la única mujer de una sección o formar parte de la minoría de una sala de redacción. También hicimos sesiones sobre tecnología e innovación, incluyendo realidad virtual, narrativas de audio, la construcción de un portafolio online y redes sociales. En el tercer día, enviamos a las estudiantes a las calles de Miami para que trabajaran en reportajes sobre la gentrificación.

Durante los tres días, las más de 150 mujeres que asistieron al evento destruyeron mitos e ideas erróneas acerca de las mujeres en sus lugares de trabajo (y fuera de ellos). Fue algo hermoso de ver.

Acá presentamos algunos ejemplos:

Las mujeres no se ayudan entre sí

Con frecuencia escuchamos que las mujeres y las niñas no son verdaderamente amigas y no les gusta trabajar juntas. A menudo nos dicen que son falsas, mientras que los hombres son genuinos y honestos. Cualquier chica que creció teniendo una mejor amiga sabe que nada de eso es cierto, pero la mediatón de Chicas Poderosas FIU lo demostró desde el comienzo.

En el primer panel, teníamos importantes invitadas que le robaron tiempo a su trabajo y dieron consejos a mujeres jóvenes solo porque querían hacerlo.

La presentadora de Univision María Elena Salinas, la editora de Sun Sentinel Anne Vásquez, la editora de música de Univision Nuria Net y la profesora de FIU Grizelle de los Reyes  compartieron sus historias personales sobre negociaciones salariales, ascensos y educación de los hijos mientras llevan adelante un trabajo de tiempo completo. Seguramente vas a encontrar mujeres hostiles a lo largo de tu carrera, pero probablemente encuentres la misma cantidad de hombres hostiles, dijeron. La idea de que las mujeres no quieren ayudarse entre sí es anticuada y errónea.

Algunos de sus mejores consejos acerca de la negociación salarial y el equilibrio entre el trabajo y la vida privada fueron:

 

  • Pregunta cuánto le pagan a los demás.
  • Pregunta cuánto ganan los hombres, porque en general se les paga mejor que a las mujeres.
  • Que la persona que quiere contratarte te hable de los números primero.
  • Nunca aceptes la primera oferta.
  • Pide un aumento.
  • También negocia las vacaciones.

Es más difícil tener jefa que jefe

Cuando acababa de empezar a trabajar en el Sun Sentinel, una amiga me preguntó cómo me sentía por tener una jefa. Me dijo que a ella nunca le había gustado trabajar con mujeres. Su pregunta me sorprendió y le dije que realmente esperaba poder contar con mentoras.

Desafortunadamente, la percepción de que las mujeres son menos capaces de liderar que los hombres sigue en boga. Con frecuencia, a las mujeres en cargos de liderazgo se las llama mandonas o prepotentes –u otras expresiones–, mientras que a los hombres con las mismas cualidades se los considera decididos y fuertes.

Muchas de las panelistas están posiciones de liderazgo y hablaron de sus experiencias y desafíos. Si queremos cambiar esta percepción, las mujeres que trabajan para otras mujeres necesitan apoyar a sus líderes y mentoras tanto como los editores y jefes necesitan apoyar a sus empleados.

A las mujeres no les interesa la tecnología

Las estudiantes estaban llenas de preguntas sobre redes sociales, diseño, radio y realidad virtual. En el tercer día, salieron con grabadoras y cámaras fotográficas y de video para armar historias en solo un par de horas.

Las mujeres deben dejar sus carreras para cuidar a sus hijos

En las entrevistas laborales a muchas mujeres todavía se les pregunta si un embarazo las apartaría del trabajo. A los hombres no se les pregunta algo así.

En el encuentro pudimos ver muchos ejemplos de mujeres exitosas que también son madres full-time. La productora de CBS4 Caridad Hernández, las periodistas de WLRN Nadege Green y Sammy Mack, las fotógrafas de Sun Sentinel Taimy Álvarez y Susan Stocker así como las cuatro participantes del panel sobre salario tienen hijos y carreras brillantes.

Los hombres no quieren que las mujeres se destaquen

Si queremos cambios, necesitamos que los hombres sean parte de estos. Mitch Gelman, investigador de medios y tecnología de Newseum, vino desde Washington D.C. para compartir sus conocimientos sobre realidad virtual. Los diseñadores de Fusion Kent Hernández y Miguel Costa, el podcaster Danny Peña, el productor de video de Fusion Olman Hernández y el profesor de FIU Moses Shumow también asistieron al encuentro.

Imágenes cortesía de Bárbara Corbellini Duarte y Chicas Poderosas.

Bárbara Corbellini Duarte es periodista multimedia del South Florida Sun Sentinel.