Cómo una denuncia en Twitter se convirtió en un movimiento defensor de los derechos de los periodistas

porvgimenez
Jan 18, 2012 en El ABC del periodista

Si a la crisis que atraviesan los medios de comunicación se le agrega la crisis económica de los países desarrollados, el resultado es una situación compleja para el periodismo.

Eso repercute en las ofertas laborales que hacen las empresas, que cada vez más pretenden pagar sueldos bajos y brindar condiciones precarias de trabajo. Eso fue lo que encontró la periodista española Azahara Cano, a quien le llegó un mail en el que se solicitaba un reportero y se le ofrecía escribir artículos de 800 caracteres a €0,75 (US$0,95) cada uno.

Indignada, Cano denunció la situación en las redes sociales, y a partir de ello se creó el 'hashtag' #gratisnotrabajo.

La consecuencia de esta historia fue la creación de un movimiento de denuncia de “ofertas basura”, que cobró tanta importancia que el martes 10 recibió una “Mención Especial” en los Premios de Periodismo de la Asociación de la Prensa de Madrid.

La Asociación otorgó la mención “en reconocimiento a todos los jóvenes periodistas que tantas dificultades están encontrando para ejercer el periodismo de una manera digna y decentemente remunerada”, según se explica en el sitio web de la organización.

Pese a que nació como un 'hashtag' que se viralizó, en la actualidad creció y se transformó en un perfil en Facebook y otro de Twitter.

“Esta página ha sido creada para que puedan denunciar las ofertas de trabajo más abusivas que hayan encontrado para periodistas, así como a las empresas que tienen la mala costumbre de no pagar una vez realizado el servicio. Ayúdanos a dignificar esta profesión”, explican los creadores de la página en Facebook.

El movimiento #gratisnotrabajo cobró más trascendencia cuando la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego, se involucró con la propuesta. Además, otros periodistas reconocidos de España apoyaron el movimiento de forma inmediata, lo que popularizó el reclamo.

Importantes medios de España, como los diarios ABC o El Mundo también se ocuparon del fenómeno y así, el hashtag se volvió masivo.

Casi dos meses después de que se desatara la polémica, el movimiento no sólo consiguió un premio de periodismo. También logró que varias empresas eliminaran ofertas indignas, que fueron denunciadas a través del sitio por diversos periodistas.

“Última hora: #questionity cancela la polémica oferta denunciada por #gratisnotrabajo, que atribuyen a ‘un error de comunicación’”, tuiteó la cuenta del movimiento el 20 de diciembre. Ese mismo día, habían denunciado una oferta laboral de “un mes gratis para ganar unas prácticas”.

En entrevista con el diario ABC, Carmen del Riego dijo que la Asociación de la Prensa de Madrid estudia la creación de un observatorio para analizar las propuestas laborales de este tipo.

“Cuando yo empecé en la profesión, me dijeron que lo importante era meter la cabeza, pero lo cierto es que si aceptamos estas condiciones lo que hacemos es ir en contra de los periodistas que trabajan y cobran, pero también en contra de nosotros mismos (…) El oficio del periodista lleva demasiado tiempo, esfuerzo y prestigio en juego como para hacerlo gratis”, reflexionó.