Cómo los periodistas pueden usar la técnica de toma única para contar historias

porLindsay Kalter
Apr 4, 2013 en Periodismo multimedia

A veces menos es mejor cuando se trata de narrar historias.

Ese es el caso con una técnica de video que está ganando terreno: el uso de una toma corta, no editada y con escasa narración, señaló Al Tompkins en un post publicado recientemente en Poynter.

Aquí incluimos algunos consejos a tomar en cuenta si vas a experimentar con esta técnica:

Graba los momentos más importantes

Las historias que culminan en un solo momento decisivo se prestan bien a la grabación con una sola toma. El reportero John Sharify y el fotoperiodista Scott Jensen hablaron con Poynter sobre su proyecto que implicó seguir a una mujer desempleada en busca de trabajo. Usaron una toma única para documentar los minutos antes de la entrevista de trabajo.

"Si piensas sobre lo que nuestro trabajo como periodistas implica", dijo Jensen, "debemos ilustrar la realidad. Retratamos lo que es la vida real. Me enfoco en capturar la vida real. Quiero estar en el momento y presentarlo de una forma cruda, sin filtros".

Es más difícil de lo que parece

Aunque es más sencillo que editar varias escenas juntas, el método de una toma única es más complejo de lo que parece. Jensen señaló que hay varias pistas de audio que coordinar: el micrófono que cada sujeto lleva en la escena, los micrófonos que detectan el "sonido natural" y el audio de la narración. Y como si eso no fuera suficiente, la persona detrás de cámara puede sentir una sensación de presión cuando el proyecto depende de una sola toma.

"Estaba preocupada de que íbamos a perder los momentos mágicos", dijo la fotoperiodista Sarah Haeberle, quien documentó la experiencia de una mujer intentando adoptar a niños de Sierra Leona. "La persona estaba caminando por todos lados. Me di cuenta que no sabía cuando la toma estaba sucediendo o qué íbamos a utilizar. Si solamente tienes dos minutos para cada toma, ¿cuándo empieza la toma?"

La variedad es importante

Experimenta con los ángulos de la cámara y las técnicas de toma cuando intentes capturar la realidad cruda de una historia. Los fotoperiodistas que hablaron con Poynter dijeron que hubieran querido variar un poco más en sus respectivos proyectos. Jensen dijo que quería hacer una toma de 360 grados de su sujeto pero decidió no hacerlo por temor a interferencias impredecibles.

Jensen enfatizó la importancia de mantener el video a los estándares normales. "No quería que el hecho de usar una sola toma para contar la historia me impidiera grabarla cómo lo haría para cualquier otra historia", dijo.

Las imágenes simplemente deben ser explicadas, no narradas, según Sharify. Los relatos deben tener suficiente peso para proporcionar un clip convincente. "Muchas de las historias de una sola toma que he visto no funcionan porque no tienen suficiente sustancia", dijo. "Se necesita una historia".

United Flight- Reunites por Sarah Haeberle en Vimeo.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Poynter Online, la página web del Poynter Institute, una escuela que fomenta el periodismo y la democracia por más de 35 años. Poynter ofrece noticias y talleres formativos que se adaptan a cualquier horario, con entrenamiento individual, seminarios presenciales, cursos online, seminarios web y mucho más. El artículo completo fue traducido en su totalidad en otros seis idiomas y publicado en IJNet con autorización del Poynter Institute, socio de IJNet.

Para leer el artículo completo en inglés, haz clic aquí.

Fotografía cortesía de Reinis Traidas en Flickr. Licencia Creative Commons.

Este artículo fue traducido del inglés al español por Nathalie Cornet.