Cómo los periodistas pueden auto editar sus trabajos

porSteve Buttry
Mar 14, 2014 en El ABC del periodista

Si eres un periodista que se ha beneficiado de los múltiples procesos de edición que las salas de redacción tradicionalmente solían tener, ahora tendrás que tomar más responsabilidades en la calidad del contenido que elaboras.

Si utilizas Twitter o escribes en algún blog seguramente estés publicando contenido que no fue editado (y probablemente alguna vez hayas sufrido la vergüenza de cometer algunos errores que un editor hubiera evitado).

Si trabajamos en nuestro propio sistema de auto edición de forma correcta, revisaremos la mayoría del contenido al menos una vez antes de su publicación, o quizás más. Pero el hecho ineludible es que tu trabajo estará menos editado de lo que se acostumbraba en una sala de redacción, por lo que necesitarás perfeccionarte en esta tarea. Aquí te presentamos algunos consejos que también pueden ser útiles para aquellos editores que necesiten mejorar su desempeño.

Domina tus titulares

Probablemente estés escribiendo tus propios titulares en tu blog. También debes sugerir tus propios títulos en los reportajes que presentas en tu medio. La elección de los titulares ayuda a determinar el énfasis de un artículo periodístico. Si no puedes redactar un buen título para tu reportaje, tal vez deberías trabajar un poco más para dar con la clave de tu artículo.

Siempre realiza una última leída antes de publicar tu texto. Cuando pienses que tu trabajo ya está terminado, ya sea en la redacción de un tweet o de un proyecto de investigación, vuelve a leer el texto, pero no para reescribirlo o chequear su contenido (este paso es posterior a esas etapas). Esta lectura final es sólo para mejorar la claridad, estilo, ortografía y gramática de tu trabajo. Por ejemplo, al leer este artículo antes de su publicación, me di cuenta de varios errores que se me habían escapado anteriormente.

Lee en voz alta

Una vez escribí un reportaje acerca de cómo una ciudad alentaba el "consumo" de agua ante una sequía, pero en realidad quise referirme a la "conservación" del agua. Estoy seguro de que no leí ese reportaje en voz alta. "Conservación" y "consumo" pueden sonar muy parecidos, pero ese es el tipo de error que se detecta cuando lees tu trabajo en voz alta.

Utiliza una lista de control para aumentar tu precisión

Eres responsable por la precisión de tus contenidos. Utiliza una lista de control para asegurarte de que todo lo que estás publicando sea correcto y preciso.

Mejora en tu gramática y en el uso de las palabras

Las escuelas no enseñan gramática tan bien como antes, por lo que incluso los estudiantes más inteligentes y con mayores habilidades en la escritura suelen tener debilidades en gramática, en ortografía y en el uso de las palabras cuando ingresan al periodismo. Por supuesto que es mejor aprender esto durante la juventud, pero también puedes mejorar en estas áreas siendo ya un profesional. He escrito en mi blog algunos problemas de gramática que confunden a muchos periodistas y la American Copy Editors Society tiene bastantes recursos sobre este tema y en el uso de las palabras.

Utiliza el corrector ortográfico automático (pero no confíes en él)

No hay excusa para no detectar errores que tu computadora puede señalarte. Pero no cambies automáticamente estos potenciales errores señalados por tu computadora (algunos pueden ser correctos). Y no conviertas a tu máquina en tu único corrector de estilo. Utiliza el diccionario para comprobar la ortografía (y el uso) de las palabras que te generen dudas.

Haz que cada palabra sume

El año pasado escribí algunos consejos sobre cómo realizar una escritura simple y concisa. Si intentas escribir de esta forma, si te esfuerzas en darle un ritmo rápido a tu texto y además eres exigente con su reescritura, podrás conseguir una mejor versión de tu trabajo.

Estos consejos fueron tomados del Buttry Diary y publicados en IJNet con permiso del autor.

Steve Buttry es editor de transformaciones digitales en Digital First Media.

Texto traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

_Imagen con licencia Creative Commons, vía unclesond en Flickr._