Cómo elaborar un plan de comunicaciones ante un reportaje de alto riesgo

porAndrew Ford Lyons
Dec 10 en Freelancing

Cualquier periodista al que le sea asignada una cobertura riesgosa debe poner en marcha un plan de comunicaciones sólido. Pero para los periodistas freelance que trabajan por su cuenta, este plan también es un potencial salvavidas.

La mayoría de los medios cuenta con planes de comunicaciones para el personal que debe realizar coberturas de alto riesgo, y eso es por una buena razón: el plan los alerta rápidamente si algo sale mal, y proporciona detalles sobre qué hacer al respecto. Pero para muchos periodistas freelance esta es la pieza faltante en su preparación, especialmente para los que trabajan en proyectos autofinanciados.

Por esa razón, en Rory Peck Trust hemos creado un detallado modelo de plan de comunicaciones para la seguridad de los periodistas freelance. Se trata de una manera sencilla de poner toda tu información de emergencia en un solo lugar; un plan que se quedará en tu casa en manos de un contacto que hayas designado y le brindará a éste todo lo que es necesario saber en caso de una emergencia.

Aquí hay algunas cuestiones importantes a considerar para cuando elabores tu propio plan.

La elección del contacto clave

“Tu contacto debe ser alguien que comprenda y se tome muy en serio su papel”, dice Elisabet Cantenys, jefa de programas de Rory Peck Trust. “Debe ser alguien que tenga también la capacidad de poner el plan en acción, en caso de ser necesario”.

“Colegas cercanos pueden ser una buena opción para esto, ya que ellos conocen la naturaleza del trabajo, especialmente si tienen experiencia y conocimientos del país en el que estarás trabajando. La desventaja es que tu contacto podría ausentarse para realizar su propia cobertura, cuando en realidad debería estar atento a lo que te pueda suceder”. Cantenys sostiene que un editor puede ser el candidato ideal si estás trabajando estrechamente con él: es de su interés que vuelvas a casa sano y salvo.

De cualquier modo, un buen contacto de seguridad no tiene que ser necesariamente de la comunidad periodística, sino alguien que sepas que es confiable, que mantendrá la calma y que sea práctico en caso de que algo salga mal. Cantenys cree que “los familiares no siempre son la mejor opción porque existe la posibilidad de que se sientan abrumados o paralizados ante una situación de crisis. Si tu contacto de seguridad es alguien que nunca ha estado en esa posición antes o desconoce de qué se trata, deberás prepararlo y asegurarte de que entienda qué se espera de ella o de él”.

El fotógrafo documentalista freelance Daniel van Moll, quien utiliza el modelo de plan de comunicaciones del Trust, dice que sus contactos de seguridad suelen ser colegas periodistas que tienen conocimientos de la zona donde se realizará la cobertura y también contactos allí.

“Mientras estaba en Gaza, designé como contacto de seguridad a un amigo que ya había trabajado mucho en Palestina y tenía excelentes contactos en la embajada de Israel y en las fuerzas de defensa de ese país. Elige a alguien en quien confíes y que sepas que no entrará en pánico”, recomienda.

¿Qué es lo que tiene que tener el plan?

Cuando completes tu plan de comunicaciones, la idea es que le des a tu contacto todo lo que necesite saber en caso de que te metas en problemas y no puedas comunicarte con nadie.

“Necesitas un plan bien pensado”, dice Cantenys, “con los datos de contacto adecuados e información que responda a las necesidades de tu trabajo. Mientras más sólida sea tu evaluación de riesgo y tu plan de comunicaciones, más fácil será para tu contacto de seguridad presionar el botón rojo y activar el plan de emergencia”.

 “Sé extremadamente meticuloso”, aconseja van Moll. “Pon a todos tus contactos en el orden en que deseas que sean contactados y de acuerdo al desarrollo de los eventos. Por ejemplo, "'si no has sabido de mí en 24 horas, en 48 horas', etc... Yo siempre incluyo información acerca de mi grupo sanguíneo, detalles de mi seguro de salud y copias de mi pasaporte, para el caso de que mi contacto de seguridad tenga que lidiar con hospitales o con evacuaciones médicas”.

¿Cómo te mantendrás en contacto?

Que tu contacto de seguridad lleve a la acción tu plan de comunicaciones o no dependerá de si estás o no en contacto. En la parte superior del modelo de plan de Rory Peck Trust figuran las preguntas: “¿Con qué frecuencia te comunicarás con tu contacto clave?” y “¿a través de qué forma?”

“Si has acordado en que te comunicarás cada 12 horas, tienes que asegurarte de que así será”, sostiene van Moll. Esto es importante en dos sentidos: primero, si no te comunicas, tu contacto puede activar el plan de seguridad de manera innecesaria. Segundo, y esta situación puede ser aún más desesperante, es que tu contacto se acostumbre a que no te comuniques en los horarios que habías establecido y no active el plan de seguridad cuando realmente lo necesitas.

Agregar buenos protocolos de seguridad digital a tus comunicaciones puede ayudar a mantener éstas en privado así como a probar su autenticidad. En caso de que te roben tu ordenador, la utilización de mensajes en clave (o incluso mejor, mensajes codificados) podrá alertar a tu contacto de que las cosas no están bien. Si necesitas contactarlo a través de un método distinto al que habían acordado, una rápida sesión de preguntas y respuestas (con contestaciones difíciles de adivinar) puede confirmar que ambos son las personas que dicen ser.

Un plan de comunicaciones reduce la sensación de “estar solo”. Es una parte de la preparación de la tarea del periodista freelance. Puedes encontrar más información (en inglés) a través del recurso Safety & Security de Rory Peck Trust. 

Consejos clave para un buen plan de comunicaciones

1. Elige al contacto adecuado

  • Escoge a alguien que estará disponible y será fácil de contactar. Esta persona debe:
  • ser organizada;
  • tener conocimientos sobre tu profesión y tu tarea;
  • ser capaz de mantener la calma en situaciones de emergencia estresantes.

2. Asegúrate de que tenga la información adecuada:

  • tu lista de contactos de emergencia con sus datos al día;
  • cuándo debería contactarse a cada uno de ellos (si no muestras señales en 12 horas, 24 horas, etc.);
  • tus datos personales (biográficos, médicos, familiares, profesionales, etc.);
  • información acerca de tu tarea en la zona de cobertura (tema, contactos, itinerario de viaje, hoteles, etc.).

3. Decide claramente cuándo y de qué manera te vas a comunicar:

  • ¿Qué tan a menudo te comunicarás con tu contacto de seguridad?
  • ¿A través de qué método? Evalúa si los correos electrónicos, los llamados, los mensajes de textos u otros mecanismos serán los adecuados. Piensa siempre en un plan B.
  • Haz una evaluación de riesgo de cada uno de esos métodos: ¿podrían estar bloqueados o no disponibles durante tu tarea?
  • ¿En qué circunstancias podrían ser monitoreados y por quién?
  • ¿Existen métodos que ambos puedan adoptar para añadir seguridad a sus comunicaciones? (encriptaciones, servicios de chat seguros, etc.)
  • Asegúrate de poner a prueba tus métodos de comunicación antes de comenzar con tu tarea

Andrew Ford Lyons es el productor digital de Rory Peck Trust, la única organización dedicada al apoyo, seguridad y bienestar de los periodistas freelance del mundo. Ford Lyons supervisa los proyectos online de Trust y dirige sus programas de seguridad digital. Su clave GPG está aquí.

Este post fue publicado originalmente en PBS MediaShift y es reproducido en IJNet con permiso.

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía urbanfeel.