¿Cómo hacer la transición del periodismo tradicional al de soluciones?

por Jorge Rodríguez
May 24, 2021 en Temas especializados
ssss

Si eres periodista lo más seguro es que ya hayas recibido invitaciones para participar en talleres, webinarios o charlas enfocadas en el periodismo de soluciones (PS). Incluso, es probable que también hayas visto convocatorias de becas para realizar trabajos en esta línea periodística, pero no sabes cómo hacer la transición desde un acercamiento más tradicional, que es el que domina las redacciones del mundo.

El PS se ha convertido en Trending Topic en los últimos años, y con la pandemia, ha venido a presentarse como una nueva ruta para el periodismo y los periodistas, para abordar una gran variedad de temáticas, que van desde la salud pública hasta el cambio climático y la protección del medio ambiente.

Antes que nada, debemos de tener claro cuál es la diferencia entre el periodismo tradicional y el de soluciones. Lo primero que debemos de hacer es preguntarnos ¿de qué manera vamos a abordar un tema en específico? Si nuestro objetivo, por ejemplo, es únicamente el presentar una problemática o una denuncia en concreto, lo más probable es que nuestro abordaje se haga desde una visión periodística más tradicional. “Desde la academia, pero sobre todo desde las redacciones, se nos enseña que lo que está mal es noticia”, y eso es lo que vende o interesa, dijo Fabrice Le Lous, periodista de La Nación de Costa Rica.

En cambio, el PS va más allá de la denuncia y presta atención a detalles que usualmente pasamos por alto, o bien no le damos la importancia que realmente merecen. “Si un periodista lleva años cubriendo una fuente, de pronto nunca ha visto las soluciones a ciertos problemas como noticia, sino que cuando suceden (las soluciones), deja de cubrirse el tema, porque ya se solucionó”, añadió Le Lous.

Es ahí en donde puede surgir la oportunidad de contar “historias poderosísimas” en las que el tema principal deja de ser el problema (corrupción, falta de recursos, ilegalidades, etc.), y lo que cobra relevancia, es la manera en la que la población, el Estado o cualquier persona involucrada, aborda la situación en busca de una resolución definitiva.

“Debemos de hacernos la pregunta de quién está haciendo propuestas, e investigar, de forma rigurosa si esa propuesta está funcionando o no”, mencionó Jorge Hurtado, periodista nicaragüense. En base a esas preguntas que nos hacemos constantemente, nuestra visión hacia los temas que cubrimos cobra una nueva perspectiva, y nos permite producir contenidos que, potencialmente, pueden atraer a nuevos públicos, así como elevar la conexión que tenemos con ellos.

[Lee más: Los datos: un gran aliado del periodismo de soluciones]

El enfoque ante todo

La transición hacia el periodismo de soluciones es posible siempre y cuando como periodistas seamos creativos a la hora de abordar ciertos temas, además de innovadores y de enfocarnos en aquellas fuentes que propongan respuestas que puedan ser aplicadas en el entorno en el que vivimos. Para lograrlo, es importante consultar a todas las fuentes que el tiempo nos permita, leer artículos publicados en otros medios locales e internacionales, y exprimir el buscador web lo más que podamos.

También es importante también tener en cuenta que el PS no solo debe de enfocarse en aquellas situaciones que hayan sido 100% eficaces, sino que podemos trabajar historias en donde haya sido todo lo opuesto. “No se trata de tapar el sol con un dedo. Con el periodismo de soluciones vamos a explicar cómo se llega a la solución, pero también cuáles son las limitantes para llegar a esa solución”, dijo Le Lous. 

Para lograrlo, y este puede ser un dato de gran importancia, hay que realizar un mayor esfuerzo por contrastar la información que tenemos en nuestras manos. Esto podría presentar una dificultad para muchos periodistas, ya que implica invertir más tiempo y recursos en un solo tema.

Sin embargo, según Hurtado, esto no necesariamente es una barrera difícil de superar. Afirmó que si bien el PS está asociado a piezas mucho más elaboradas, con gráficos, infografías y videos explicativos construidos a partir de muchos días de trabajo investigativo, también es posible hacerlo en el día a día, mediante la producción de pequeñas piezas que vayan introduciendo el concepto de soluciones.

“Si le propones a tu editor una historia que te tomará seis meses en producir, claro que te la va a rechazar, pero si uno va produciéndolas poco a poco, va a haber más apertura en las reacciones para este tipo de periodismo”, dijo Hurtado. Después de todo, el PS, añadió, es de beneficio para el medio, porque genera “mayor engagement con el público”, lo que al final se traduce en mayor tráfico hacia las plataformas de nuestro medio.

[Lee más: El papel del periodismo de soluciones en la cobertura del COVID-19]

 

Ambos periodistas coincidieron en asegurar que todo esto es posible aplicarlo, tanto en piezas más elaboradas como en pequeñas notas diarias, siempre y cuando aprendamos a variar el enfoque con el que abordamos las temáticas que cubrimos. “La pandemia nos ha dejado ejemplos de que es posible trabajar desde el confinamiento, haciendo un buen uso del Internet y de todas las herramientas digitales a nuestro alcance y aplicando un enfoque de soluciones. Simplemente es hacer un giro de enfoque y no buscar excusas”, añadió Le Lous.

“Se nos pide que le demos más voz a la problemática en lugar de a la solución, y es por eso que siempre nos mantenemos en lo tradicional, (sin embargo) la vuelta de enfoque hacia quién lo está haciendo mejor es lo principal para poder comenzar en este tipo de periodismo. Siempre habrá alguien que está dando respuesta a diferentes temáticas de interés social”, finalizó Hurtado. 


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Sigmund.