La Red PALTA: una alianza regional que investiga la corrupción a través del periodismo de datos

АвторSantiago Sánchez
Oct 30, 2019 в Periodismo de investigación
red palta logo

Las compras públicas de leche para su utilización en políticas de alimentación han sido el foco de la primera serie periodística de la flamante Red PALTA. Su nombre tiene poco que ver con el fruto; se trata de la Red de Periodistas de América Latina para la Transparencia y la Anticorrupción, y tuvo en su primera entrega la participación de siete medios y organizaciones de siete países de la región: La leche prometida se llama el trabajo, publicado el 26 de agosto. 

La Nación Data de Argentina, DataSkectch de Colombia, El Faro de El Salvador, Ojoconmipisto de Guatemala, PODER de México, Ojo Público de Perú y la diaria de Uruguay fueron los impulsores de la alianza, y publicaron artículos en esta primera entrega, aunque la Red pretende expandirse para su próxima serie. Las investigaciones contaron con una financiación parcial de Hivos y Open Contracting Partnership del 50%. “El resto fue cubierto por cada medio”, explica Bianca Pallaro, del equipo de La Nación Data.

La alianza entre estos medios surgió a través de las relaciones que fueron construyendo algunos de sus periodistas durante varios eventos regionales. “Nos encontrábamos en conferencias como AbreLatam o la MediaParty, y en ese tipo de espacios nos fuimos conociendo y vinculándonos”, explica Eduardo Martín Borregón, de PODER. “Finalmente decidimos pasar estos proyectos más bilaterales y esta amistad a una cosa más formal”.

Pero la alianza es mucho más que una acuerdo formal de medios con buenas relaciones institucionales. “Todos los miembros somos parte de la comunidad de datos abiertos y transparencia de nuestros países. Hace varios años promovemos la rendición de cuentas gubernamental y contribuimos a democratizar y activar la demanda de acceso a la información pública. A través de la tecnología, investigamos el uso y el abuso de los recursos públicos, identificamos los patrones de malas prácticas dentro de los gobiernos, revelamos casos de corrupción, denunciamos injusticias y desigualdades, siempre con el fin de fortalecer las instituciones públicas y fomentar la transparencia”, explica Pallaro.

Una reunión de varios días en Lima con los representantes de cada medio definió el tema que se iba a abordar en la primera entrega: las compras públicas de leche destinadas a políticas sociales. “Siempre el foco de la alianza era evidenciar cómo la corrupción, la opacidad y la ineficiencia de los procesos de contrataciones pública afectaba a los derechos más elementales de las personas. A partir de ahí pensamos en distintos bienes y servicios básicos y de primera necesidad que compren todos los gobiernos e hicimos foco en las contrataciones estatales de productos lácteos y su concentración, las irregularidades y programas que no llegan a los sectores vulnerables”, dijo Pallaro. Según Borregón, el tema era un “caso clarísimo” de un sector donde habían contrataciones el sector público y era poco vigilado.

 

Las investigaciones

Si bien todos los artículos refieren a diferentes aspectos del tema, varían en función de cada país. 

Datasketch indagó qué empresas le venden al Programa de Alimentación Escolar del país, y analiza las redes de poder que existen detrás de ellas. 

El Faro denunció las irregularidades de un programa que se proponía llevar leche a los niños de las escuelas públicas, pero que nunca alcanzó a los niños más pobres del país, tras una mezcla de mala planificación, desvío de fondos públicos y falta de presupuesto.

la diaria analizó cómo una ley para impulsar a los productores familiares a través de las compras estatales tuvo nulo efecto en el sector lácteo, a pesar de que en los papeles este era una de las ramas incluida en la normativa.  

La Nación Data mostró cómo a pesar de la pobreza creciente en Argentina, el Estado redujo la entrega de leche en polvo fortificada a los niños de hasta dos años y cómo uno de los proveedores se hizo con la cuarta parte de las ventas.  

Ojoconmipisto reveló cómo el hijo del diputado que impulso una ley de alimentación escolar se benefició de esta norma, y su empresa se convirtió en la principal vendedora de leche en polvo al Ministerio de Educación de Guatemala.  

PODER explicó las condiciones adversas que sufren los productores locales que integran el Programa de Abasto Social de leche, entre importadores, grandes industriales y falta de políticas públicas.  

Ojo Público reveló las irregularidades detrás de los contratos con la principal empresa proveedora del programa Vaso de Leche de Perú, destinado a los más pobres y cómo los representantes de la firma fueron investigados por la Fiscalía e incluso enviados a prisión. 

 

 

Reparto de contratos del Programa de Abasto Social de Leche 2019 de México, cortesía de PODER.
Reparto de contratos del Programa de Abasto Social de Leche 2019 de México, cortesía de PODER. 

 

Ahora, la red busca ir un paso más allá para su próxima entrega. “Esta primera serie presentó una investigación individual de cada medio, pero para los próximos trabajos se intentará además, realizar un entrecruce y comparación de información y datos a nivel regional”, explicó Pallaro. “Aún queda pendiente la elaboración de una mirada regional sobre la temática que permita poner en evidencia los puntos comunes y patrones de corrupción e ineficiencia en América Latina”.

El próximo proyecto ya está encaminado. Borregón dijo que la primera entrega “mostró el músculo de la red y la capacidad de hacer investigaciones profundas en poco tiempo y con visión regional”. Para la siguiente entrega, la red aspira a expandirse a nueve países y a hacer, además de reportajes en profundidad, “un cruce de datos regional con herramientas de visualización interactivas que permitan contar la historia de una forma efectiva”.


Imagen principal cortesía de Red PALTA. Imagen secundaria cortesía de PODER.