Verificado 2018: un ejemplo de periodismo colaborativo en las elecciones mexicanas

byBelén Arce Terceros
Jul 03 in Fact-checking y verificación de noticias

Los rumores y las noticias falsas en los medios mexicanos y en las redes sociales circularon por todo México antes del 1 de julio de 2018. A medida que el país se preparaba para las elecciones más importantes de su historia, un equipo de más de 90 medios de comunicación se unieron para chequear información sobre el proceso electoral. La iniciativa, conocida como Verificado 2018, es un ejemplo de las posibilidades que brinda el periodismo colaborativo.

Inspirados por Verificado19s —el proyecto colaborativo que surgió para verificar información sobre los daños y la ayuda necesaria después del terremoto que golpeó a México en septiembre pasado—, Verificado 2018 trabaja con medios nacionales y locales, incluyendo canales de televisión, sitios web, periódicos y estaciones de radio, así como universidades y organizaciones de la sociedad civil para chequear información relacionada con las elecciones.

También contaron con ayuda de Facebook, Google, Twitter, Oxfam y Open Society Foundations.

“El periodismo colaborativo es el futuro del periodismo”, dice Alba Mora Roca, productora ejecutiva de AJ+, la organización que lidera el proyecto junto a Pop-Up Newsroom y Animal Político.

La iniciativa comenzó hace un año, cuando la periodista mexicana Diana Larrea, que trabaja en el Instituto de Medios de Al Jazeera, se reunió con uno de los editores de Pop-Up Newsroom durante una conferencia de periodismo en Beirut. Se inspiraron en otros proyectos que utilizan un enfoque colaborativo para cubrir elecciones, como Electionland, una iniciativa conjunta para informar sobre los problemas que enfrentan los votantes en las elecciones legislativas en los Estados Unidos.

Querían incluir una organización con experiencia en verificación, por lo que invitaron a Animal Político. Desde 2015, el sitio de noticias ha dirigido El Sabueso, un blog dedicado a chequear el discurso público.

Estos tres socios definieron la metodología y establecieron sus objetivos antes de invitar a medios de comunicación, tanto nacionales como locales, a unirse al proyecto. El equipo quería ir más allá de la Ciudad de México y conseguir que periodistas de otras partes del país se sumaran para detectar y verificar las noticias falsas que circulaban a nivel local.

"Creemos que es muy importante descentralizar las iniciativas periodísticas de las grandes capitales", dice Mora Roca.

Para participar en el proyecto, los periodistas de los medios aliados hicieron un entrenamiento en fact-checking y aprendieron a detectar información, imágenes y videos manipulados usando la metodología de Verificado 2018.

Cada uno de los socios aporta su propia expertise, un factor clave en el éxito de la colaboración. Como líder editorial, Animal Político centraliza la información. Con 10 verificadores de datos y dos coordinadores trabajando a tiempo completo, investigan información, encuentran fuentes y hacen chequeos. El equipo produce diferentes materiales y los comparte con los medios aliados que lo adaptan a su propio público y estilo periodístico.

Las organizaciones aliadas también aportan información para verificar y hacer sus propios chequeos en coordinación con Animal Político, que debe aprobar cada verificación antes de publicarla.

Todas las noches, las verificaciones del día se envían a los socios, con un embargo. A la mañana siguiente, todos publican la información al mismo tiempo, y también se carga en el sitio web de Verificado 2018.

"El objetivo es llegar a más personas con información precisa, veraz y útil, que les permita emitir un voto informado", dice Tania Montalvo, editora general de Animal Político.

Una de las innovaciones del proyecto ha sido la forma en que se presenta la información. Con el estilo casual de AJ+ liderando el contenido visual, Verificado 2018 creó materiales atractivos, como GIFs, humor y narraciones rápidas.

"Queremos luchar contra noticias falsas y virales con verificaciones que también tengan el potencial de convertirse en virales", dice Mora Roca.

Verificado también está aprovechando las habilidades de su audiencia. De acuerdo con un estudio publicado en Science Magazine, los lectores juegan un papel importante en la difusión de la desinformación a través de las redes sociales, y el equipo espera que puedan asimismo difundir información fidedigna. Por eso están entrenando a los lectores a identificar noticias falsas.

"Estamos dando herramientas a los votantes para que diferencien y utilicen su espíritu crítico para identificar información manipulada y no contribuyan a la difusión de noticias falsas", dice Mora Roca.

Hasta ahora, la iniciativa de Verificado 2018 ha sido un éxito. Más medios de comunicación han pedido unirse a la iniciativa y los lectores están compartiendo sus verificaciones y pidiendo al equipo que chequee información usando el hashtag #QuieroQueVerifiquen.

"La marca ha generado confianza en la gente", dice Montalvo. "Estamos en el centro del debate público".

Quizás la mejor prueba de que se convirtieron en un actor de las elecciones presidenciales de México es que ellos mismos fueron objeto de noticias falsas. Desde luego las desacreditaron y explicaron a la audiencia cómo reconocer qué "verificaciones" no son de Verificado.

Imagen con licencia CC en Pexels, vía Arantxa Treva.