Un sitio de verificación de datos contribuye al proceso de paz en Irlanda del Norte

porSam Berkhead
Apr 15, 2016 en Fact-checking y verificación de noticias

Han pasado casi dos décadas desde la firma de los Acuerdos de Viernes Santo, que puso fin al peor conflicto sectario que asoló a Irlanda del Norte en el siglo XX. Sin embargo, todavía hay barreras físicas e intangibles que dividen a la sociedad norirlandesa, y aún no se logra una reconciliación plena.

Estas divisiones también existen en los medios de la zona: la comunidad protestante tradicionalmente se informa a través del Belfast Telegraph y The News Letter, y la católica a través del Irish News.

FactCheckNI, un sitio independiente de verificación de información que fue inaugurado el 7 de abril por la Northern Ireland Foundation and Transformative Connections, espera sanar esas fracturas y reducir las tensiones al verificar los dichos de políticos y medios de Irlanda del Norte de una manera no partidista.

Y cuando todo lo que se necesita para que la violencia se desate es un meme engañoso mostrando una bandera siendo izada o quemada, FactCheckNI considera que su trabajo es sumamente importante, dijo su co-fundador Enda Young.

"Todos hemos visto ese meme sospechoso en Facebook, pero la gente no se da cuenta de cómo puede ser utilizado maliciosamente para provocar violencia en nuestras calles”, explicó.

El equipo de cinco personas de FactCheckNI se concentra en cuatro temas: paz, crimen, economía y Europa. Para ganarse la confianza de los lectores, el sitio muestra las correcciones que los verificadores realizan sobre una pieza periodística. Todas las correcciones son marcadas con un triángulo rojo sobre el chequeo, que puede cliquearse para acceder a la versión original. Young también ofrecerá capacitación interactiva sobre chequeo de información en la región, para ayudar a residentes y periodistas por igual a convertirse en consumidores de información más críticos.

En uno de sus primeros chequeos, FactCheckNI abordó el rumor de que cada vez más norirlandeses quieren que las “líneas de la paz” sigan en pie. Estos muros —que separan a los barrios católicos de los protestantes y se construyeron en momentos de conflicto abierto— se encuentran sobre todo en Belfast y Derry, especialmente entre el distrito Shankill (con un 85% de protestantes, de acuerdo al censo 2011) y  el de Falls (88% de católicos), en Belfast.

FactCheckNI descubrió que en realidad el apoyo de los residentes a esos muros ha disminuido.

“El estudio más reciente (de 2015) documenta que el 49% quiere que se quiten los muros, lo que parece evidenciar que su apoyo está debilitándose”, descubrió FactCheckNI.

¿La razón? Protestantes y católicos sienten que “las relaciones comunitarias y, en última instancia, la sensación de seguridad, se ha deteriorado entre los residentes en los últimos tres años”.

Si bien FactCheckNI no necesariamente refutó el rumor respecto a las líneas de la paz, sumó un poco de objetividad al tema, algo que la prensa tradicional norirlandesa no había logrado. De esta manera, el sitio trajo claridad y hechos concretos a una sociedad que, en cierto modo, sigue tercamente posicionada en la mentalidad del "nosotros" contra "ellos".

La iniciativa da un ejemplo que podría ser replicado por otros países en situación de posconflicto.

“La verificación de la información es muy atractiva por su capacidad para contrarrestar la preocupación respecto a la falta de objetividad en la política, con la esperanza de que un discurso público basado en hechos comprobables conducirá a mejores y más sanas políticas”, sostiene Alexios Mantzarlis, director de la Red Internacional de Chequeado del Instituto Poynter.

Vía Poynter y TheJournal.ie.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía David Ramos.