Un medio digital trabaja para equilibrar la representación étnica en Australia

porErin Cook
Oct 1, 2018 en Diversidad

"Masculinos, rancios y pálidos": así se ha descripto a los medios de comunicación de Australia en los últimos años. Si bien la proporción de australianos con al menos uno de sus padres nacidos en el extranjero se incrementa, los medios no son muy distintos a lo que eran décadas atrás.

Las estadísticas de Screen Australia ayudan a ilustrar la situación: mientras que el 32% de los australianos tienen antecedentes de primera o segunda generación que no son anglo-celtas, según un informe de 2016 solo componen el 18% de los personajes principales en los dramas televisivos.

Y cuando hablamos de noticias, la discrepancia es aun más evidente.

El reciente retiro de la icónica presentadora de SBS World News Lee Lin Chin mostró lo poco sostenible que es la representación diversa en los medios de comunicación australianos. Al anunciar su retiro en julio después de 30 años, Chin, nacida en Indonesia y criada en Singapur, recibió un torrente de homenajes en todo el país.

Ninguno fue tan potente como el de los jóvenes espectadores australiano-asiáticos, que lamentaron la pérdida de su voz más prominente en los medios de comunicación de Australia.

Una nueva voz

Lo que está claro para muchos jóvenes es que los principales medios australianos no van a volverse diversos de la nada. Y ahí entra Liminal.

En 2016, Leah Jing decidió que era hora de que los asiático-australianos forjaran su propio espacio en los medios.

Cada lunes, el sitio web invita a un asiático-australiano destacado, donde hablará sobre la forma en que etnia, política y cultura se cruzan en su trabajo.

Los perfiles, acompañados por impresionantes fotografías de la propia Jing, anticipan a la próxima generación de líderes creativos de Australia. Entre las convocadas se encuentran la escritora y editora Elizabeth Flux, la guionista y dramaturga Michelle Law y la diseñadora de modas Amie Mai.

Llamando a Liminal su propio "pequeño acto de resistencia", Jing usa los perfiles para explorar cuestiones que suelen pasar por alto los principales medios australianos.

"En la última década, he visto cómo ha crecido el deseo de tener una mayor diversidad en los medios, lo que es realmente emocionante", dice. "Espero que Liminal contribuya un poco al cambio de las percepciones sobre los asiático-australianos dentro del panorama de los medios del país".

Cambiando percepciones

La misión del proyecto es crear un "espacio para la exploración, interrogación y celebración de la experiencia asiático-australiana". Jing es una apasionada de esos temas.

"Fundé Liminal porque estaba interesada en crear un espacio para mantener conversaciones con personas que están mal o insuficientemente representadas. Creo que es importante crear visibilidad y asegurarnos de que las historias sean contadas por nosotros, no para nosotros”, dice.

Con sede en Melbourne, Liminal está parcialmente financiado por una subvención de VicArts, una iniciativa del gobierno que ofrece hasta AUS$44.000 a esfuerzos creativos. Gracias a ese financiamiento, el sitio de Liminal se mantiene limpio de publicidades y permite que Jing pague a sus entrevistadores y a un director de diseño.

“No recibo paga como editora y el equipo editorial trabaja de forma voluntaria”, cuenta, y agrega que la motivación de todos es lograr una mejor representación. "Creo que la gente quiere trabajar con Liminal debido a nuestro espíritu y nuestra visión de un futuro más justo".

Buscando soluciones

El subsidio también permitirá a Liminal lanzar una edición impresa a fines de 2018: la culminación de un gran año para el proyecto, que ha incluido una colaboración con la nueva oficina australiana del New York Times.

Jing se hizo cargo del popular grupo de Facebook del New York Times Australia durante una semana a fines de mayo para dirigir conversaciones complejas planteadas en distintas secciones del periódico.

Ella usó el espacio para debatir cuestiones que interesan Liminal con una gran audiencia, como cuestiones relativas a la propiedad de los medios y el rol de los medios más grandes de Australia en la lucha contra el racismo.

"Fue interesante acceder a una nueva audiencia y mantener una conversación continua con una gran variedad de personas con las que no podríamos haber tenido contacto de otra manera", dice.

Pero Jing espera que Liminal no sea un proyecto a largo plazo y que pronto se vuelva redundante.

"Me gustaría pensar que pronto no necesitaremos a Liminal; que nos volveremos innecesarios debido a un aumento en la representación étnica en los principales medios de comunicación, en la pantalla, en los libros", dice.

"Si eso no sucede, supongo que seguiremos haciendo lo que hacemos mejor: trabajar para lograr una mejor representación y apoyar, interrogar, animar y celebrar la experiencia asiático-australiana".

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía rawpixel. Segunda imagen cortesía de Leah Jing.

Este artículo fue publicado originalmente en Splice y es publicado en IJNet con permiso.