Tres herramientas para crear historias interactivas

porJéssica Cruz
Sep 19, 2018 en Miscellaneous

Una exhibición de narrativas inmersivas e interactivas llegó por primera vez a Brasil. MOSTRA BUG reunió más de 30 proyectos de todo el mundo en Río de Janeiro entre el 14 de agosto y el 11 de septiembre.

Desde documentales interactivos a realidad virtual de no ficción, las nuevas tecnologías ofrecen nuevos modos de contar historias.

Tanto periodistas como realizadores de documentales pueden crear contenidos atractivos con recursos tradicionales, pero las historias inmersivas e interactivas van más allá, situando al público en una posición de poder en la que puede decidir qué contenido multimedia quiere ver y en qué orden. Se trata de narraciones no lineales donde el espectador puede ir a cualquier lugar a través de una interfaz que lo invita a participar.

Durante la exhibición, André Paz y Julia Salles, curadores de MOSTRA BUG, enumeraron las mejores herramientas –y las más económicas–, para crear historias interactivas e inmersivas.

Klynt

Una de las herramientas más populares para la edición y publicación interactiva es Klynt. Esta interfaz del software se asemeja a un editor de video y ofrece la oportunidad de crear y vincular videos, imágenes, textos, gráficos interactivos y más, en un formato no lineal.

La audiencia navega por el contenido en el orden en que desee verlo. Los creadores no necesitan saber de programación para usar Klynt, que les permite elaborar historias en una interfaz de software muy intuitiva.

El software cuesta EUR499 pero tiene una licencia más barata para estudiantes y universidades: EUR49 para estudiantes individuales o EUR2499 para un campus con licencias ilimitadas.

“Mujeres en venta” es un documental interactivo sobre la trata de personas en Argentina en el cual el espectador puede explorar las historias de distintas mujeres a través de un recorrido transmedia que incluye fotos, mapas, videos y más, o navegando por las etapas del tráfico, como "captación" y "explotación". El proyecto ganó numerosos premios.

“Mujeres en venta” fue desarrollado por DocuMedia, un grupo creado por la Dirección de Comunicación Multimedial de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina.

Korsakow

Korsakow, lanzado en 2000, fue uno de los primeros softwares diseñados para que personas que no saben mucho sobre programación puedan crear proyectos interactivos. El creador carga los archivos multimedia en el software, y el espectador puede navegar a través del contenido de una manera similar a navegar por los archivos almacenados en una computadora o base de datos.

Este software es gratuito para pequeños proyectos individuales. Para proyectos más grandes cuesta US$299 para un solo usuario por tiempo ilimitado, pero los estudiantes pueden acceder a él por US$59.

Un ejemplo de película hecha usando Korsakow es The Border Between Us, de Nicole Robicheau. Se trata de un documental interactivo sobre dos ciudades fronterizas, Stanstead, en Canadá, y Derby Lina, en Estados Unidos. El documental sigue la rutina de 12 personas y sus comunidades después de los ataques terroristas en Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Cada video tiene tres opciones de video adicionales para mirar, según el orden que el espectador decida.

RacontR

RacontR es un software que permite crear historias interactivas sin ningún conocimiento de programación. Los usuarios pueden cargar contenido multimedia como videos, audios y fotos, y transformarlos en una producción web interactiva o incluso en una aplicación. También está disponible una versión beta para crear producciones de realidad virtual.

La tarifa regular es de EUR500 por mes para un usuario, pero ONGs y nuevos emprendimientos pueden adquirirla por EUR200 por mes para un usuario. Las universidades también son elegibles para un descuento.

RacontR es utilizado sobre todo por compañías y medios franceses. Por ejemplo, Passeport pour l’aventure, una serie documental interactiva sobre buscadores de aventuras, fue creada por la estación de radio francesa France Bleu utilizando el software RacontR. El público elige qué historia mirar primero y se desplaza y cliquea en audios, videos, imágenes y más, explorando la aventura de cada personaje.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Glenn Carstens-Peters