Storify convierte las noticias en conversaciones

porMatt Baume
Feb 3, 2011 en Redes sociales

Elecciones de mitad de período, ciudades paralizadas por la nieve, una seguidilla de homicidios y cientos de bicicletas que aparecen en medio del tráfico nocturno, no son sólo noticias, son experiencias en desarrollo.

Eso llevó a Burt Herman, ex jefe y corresponsal de AP, a reevaluar la forma en que los medios de comunicación investigan y ensamblan las historias. El resultado es Storify, una herramienta que permite a los editores y reporteros integrar las redes sociales en sus historias de manera más rápida e interactiva que nunca.

En lugar de copiar y pegar las actualizaciones de estado, twiteos o fotos de Flickr, los periodistas pueden utilizar Storify para compilar rápidamente elementos dinámicos de las redes sociales que los lectores puedan retwitear o responder con un clic en un artículo.

Fue el creciente despliegue de las noticias originadas por reporteros ciudadanos lo que inspiró a Herman para crear la herramienta, junto con Xavier Damman, co-fundador.

En lugar de limitar una historia a un informe único y sus actualizaciones puntuales, ellos buscaron un formato que se acercara a la naturaleza ramificada e interactiva de las redes sociales.

Herman y Damman se han mantenido atentos a cómo los periodistas utilizan Storify. "Queremos aprender y ver cómo la gente lo está usando", dicen.

Entonces, ¿qué han aprendido?

En general, explica Herman, los usuarios tienden a utilizarlo en una de las siguientes tres maneras: como una compilación aparentemente aleatoria de las reacciones a un evento, para citar a fuentes directas o para destacar les redes sociales propias.

Destacando las redes sociales

Un ejemplo sencillo de este último uso es la cobertura que realizó la cadena PBS de las elecciones de mitad de período. Su post en Storify fue una extensa recopilación de twiteos noticiosos a lo largo de la jornada electoral, con twiteos ocasionales de estaciones de televisión locales.

"Esto se trata de separar los elementos de interés del ruido", señaló Herman. PBS presentaba la información a los usuarios mediante una sencilla línea de tiempo del día, ayudando a los lectores a evitar las charlas de Twitter en torno a las elecciones.

Reacciones a un evento

Uno de los usos más comunes de Storify es la documentación de condiciones meteorológicas extremas.

El periódico Seattle Times creo un post para documentar una tormenta de nieve en noviembre, posteando Twitpics y vídeos de YouTube junto con los twiteos. Los reporteros del Times también agregaban comentarios y actualizaciones de los problemas en el tráfico y nuevas amenazas de tormenta, señalando la hora de publicación.

La historia comienza con informes de trineos, pero pronto los comentarios hablan de incidentes en autobuses y coches deslizándose sobre el hielo. Uno de los primeros Twitpics muestra la acumulación de nieve, seguido más tarde por un video de un autobús que se desliza hacia un poste de la electricidad. El resultado es la sensación de ver el desarrollo de la tormenta en pequeños lapsos de tiempo, según lo señalado por los que la vivieron realmente.

En la costa este, el Washington Post utilizó Storify para comparar las respuestas al invierno de dos alcaldes vecinos. A raíz de una tormenta de nieve en diciembre, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, publicó algunos vagos tweets sobre los trabajos, pero el alcalde de Newark, Cory Booker, utilizó Twitter para comunicarse con los vecinos y conocer sus necesidades.

"El Departamento de Transporte cuenta hoy con 240 personas que trabajan en las carreteras utilizando 126 equipos", escribió Bloomberg, mientras que Booker publicó, "Estoy patrullando con mi pala ayudando a cavar. Si hay personas mayores o con discapacidad que necesitan ayuda, háganmelo saber."

Incluso respondió a los vecinos: "Estoy entregando los pañales ahora. Llegaremos pronto a su calle RT @ tmhester: @CoryBooker Avenida Highland Mi hermana no puede salir para conseguir pañales".

Esta fue una oportunidad perfecta para usar Storify, ya que la historia se desarrolló en gran medida dentro de Twitter. La comparación de los posts apareció luego en el blog "Politics and Policy" del Washington Post, que siguió la línea de tiempo de los twiteos.

Vale la pena señalar que el Washington Post también publicó una versión "formal" de la historia para su sección política. Esa historia no utilizó Storify y simplemente publicó los twiteos entre comillas. Todo el artículo está compuesto sólo por texto, por lo que no hay manera fácil de retwitear nada, y tampoco se puede hacer clic en los nombres de usuarios. Una fuente utilizó un corazón en su tweet, lo que convertido en texto se transforma en una cadena incomprensible de acentos.

Además de la falta de interacción y de romper el formato, un artículo estático no es capaz de contar toda la historia, dice Herman. Cada vez más los medios de comunicación querrán cubrir historias que ocurren en línea no como eventos aislados, sino como una conversación en desarrollo.

"Es una locura pensar que esta instantánea a las 7:11 pm lo es todo", dijo, refiriéndose a la historia impresa en el Washington Post. "¿Qué pasó después?".

Citando a fuentes directas

Una de las fortalezas de Storify es su capacidad para describir las conversaciones en línea a medida que estas se desarrollan, en lugar de limitarse a un artículo estático y único.

A principios de enero, un sitio independiente de noticias llamado Homicide Watch comenzó a utilizar Storify para documentar las reacciones en desarrollo de la comunidad en relación a los homicidios ocurridos en Washington D.C.

"Es extraño cómo la vida puede ser tan corta y el año nuevo recién comenzar. Q.E.P.D. Bryant Morillo ", escribió una persona. Y para otra víctima: "Q.E.P.D. Bman todo el barrio salió esta noche a demostrarte su amor, te extrañamos, cuídate”.

Presentados sin comentarios, estos posts logran una clara imágen de una comunidad que no puede escapar al duelo constante.

Documentando una experiencia

Quería utilizar Storify y la suerte me puso delante la oportunidad perfecta para hacerlo. San Francisco estaba a punto de celebrar su primera Bike Party, un tour masivo en bicicleta alrededor de la ciudad. Como soy el columnista de bicicletas para el San Francisco Weekly, decidí usar Storify para documentar la actividad.

Los resultados fueron bastante satisfactorios. Véanlos ustedes mismos.

Ciertamente no habría sido posible escribir esta historia con otra herramienta. Storify facilitó la búsqueda de twiteos con términos como “Bike Party” y "#sfbikeparty", y poder arrastrar e incluir los resultados relevantes en una línea de tiempo. Me tomó cerca de media hora escanear varias redes sociales, seleccionar mis favoritos y luego ordenarlos cronológicamente para contar la historia de la cicletada.

Deliberadamente no realicé ninguna entrevista durante la actividad, por lo que obligadamente tendría que apoyarme en las redes sociales para conseguir la información. Fue arriesgado, pero afortunadamente todo salió bien ya que los ciclistas de San Francisco tienden a utilizar mucho las redes sociales. Fotos, comentarios y videos estuvieron inmediatamente disponibles para mí, y yo no tuve que crear ninguno de ellos.

Aumenté el contenido de las redes sociales con mi reportaje sobre las disputas en trastienda y un resumen de la cobertura previa. A pesar de que los reporteros ciudadanos son expertos en generar despachos desde el lugar de los hechos, todavía existe la necesidad de que los periodistas proporcionen un contexto.

La experiencia también reveló que existen espacios para mejorar. Mi editora me señaló que no pudo acceder a mi historia en Storify antes de ser publicada por completo.

Esta puede ser una de las características a considerar en el proceso de consolidación de Storify. Herman señala que están trabajando intensamente en la implementación de funciones de programación más robustas, integración con un mayor número de fuentes y realización de comentarios.

Por ahora, él mantiene su vista en el objetivo: permitir a los periodistas conocer las nuevas formas en que los acontecimientos se informan y documentan. Cada teléfono portátil es un potencial cuaderno de notas multimedia de un periodista, y las noticias de la vida real pueden repercutir en línea hasta varios días después de que fueron publicadas inicialmente.

Los reporteros, dice Herman, tienen la obligación de incorporar esas conversaciones en línea, por poco familiares que pueden parecer a los tradicionalistas.

"Se vería raro en un artículo periodístico si usted publicara una cita tras otra", dijo. "Pero en línea es diferente."

Este artículo fue escrito por Matt Baume y publicado originalmente en Poynter Online, la página web del Instituto Poynter. Fue traducido y publicado por IJNet con autorización. El Instituto Poynter es una escuela que enseña el periodismo y que ha promovido la democracia por más de 35 años. Poynter ofrece noticias y capacitaciones que se adaptan a cualquier horario, con asesorías individuales, seminarios presenciales, cursos online, seminarios web y más.

Fotografía de Storify Licencia de Atribucación Creative Commons.