Periodistas keniatas alientan el uso del periodismo de datos en las redacciones

por Auguste Yung
Jan 31, 2017 en Periodismo de datos

El periodismo de datos puede ser un campo complejo de transitar. En comparación con el periodismo tradicional, las historias basadas en datos requieren más tiempo de producción, por no mencionar las habilidades tecnológicas que se necesitan para visualizar esos datos en un gráfico que sea claro para los lectores. Al tiempo que el campo crece, los medios en algunas partes del mundo trabajan para aprovechar el potencial que el periodismo de datos tiene para mejorar las noticias y las narrativas.

La becaria ICFJ Knight, periodista y editora keniana Catherine Gicheru ha estado tratando de hacer del periodismo de datos un elemento básico en las salas de redacción de Kenia, pero sus esfuerzos se han topado con muchas resistencias. A pesar de los desafíos, Gicheru y otros periodistas creen que su trabajo está ayudando lentamente a periodistas y directores de medios a comprender el potencial del periodismo de datos para mejorar la industria de las noticias en su país.

Gicheru supera la brecha generacional entre el periodismo impreso tradicional y los medios digitales. Aunque su formación periodística tuvo lugar en los medios impresos, Gicheru ahora promueve los beneficios del uso de los datos y de la información interactiva. Suele trabajar con tecnólogos para complementar la escritura de las noticias con gráficos interactivos, que convierten grandes conjuntos de datos en visualizaciones fáciles de comprender. En el tiempo en que ha promovido el periodismo de datos, Gicheru ha tenido que dar batallas complicadas para convencer a los directores de distintos medios kenianos de que vale la pena la inversión adicional de recursos.

"Hasta que los [gerentes de los medios] no vean el beneficio del periodismo de datos, no van a permitir que los periodistas desplieguen sus alas y 'corran el riesgo' de experimentar”, dice.

Ella reconoce que recolectar cifras puede ser un desafío, especialmente porque los datos necesarios para producir una historia a menudo se reparten entre varias fuentes, y su seguimiento puede llevar mucho tiempo. Con la esperanza de ayudar a las redacciones a aceptar el periodismo de datos, Gicheru enseña a otros periodistas cómo y dónde pueden encontrar la información que necesitan para escribir historias relevantes contadas a través de números.

"Trato de manejarme con ellos a nivel individual en vez de a nivel institucional porque las instituciones tienden a ser muy lentas", señala. "Es como mover una montaña. Pero a los individuos sí se los puede cambiar. Y si cambia un individuo, si cambian dos individuos, a la larga podría cambiar la institución”.

Verah Okeyo, periodista del diario keniano The Daily Nation, ha producido un buen periodismo de datos sobre temas de salud con la ayuda de Gicheru, a quien cita como una influencia importante en su trabajo.

Además de ayudarla a encontrar fuentes de datos sin procesar y conectarla con tecnólogos, Okeyo cuenta que Gicheru la ha ayudado a escribir sobre temas comunes desde nuevos enfoques. Ella cita informes estadísticos sobre el gasto presupuestario del gobierno como un ejemplo de datos que pueden parecer banales pero que pueden revelar historias importantes.

"Lo mejor de Catherine es que te hace ver dónde hay una historia”, dice. "Uno se acostumbra tanto a recibir informes del gobierno todos los días que puede pasar una historia por alto completamente… Creo que para mí eso fue lo más importante: tratar de mirar una historia cotidiana desde un ángulo diferente utilizando números”.

Okeyo sostiene que el periodismo de datos sobre los gastos del gobierno también ha impulsado más debate público que las coberturas anteriores y convencionales.

"[Con] los datos, la gente ha empezado a cuestionarse y decir ‘¿Por qué no se gasta el dinero en necesidades importantes en lugar de usarlo en entretenimiento y té?’”, asegura.

Gicheru cree que gran parte de la respuesta tiene que ver con la capacidad de las infografías de simplificar estadísticas complicadas.

Otros en el país también están empezando a reconocer el potencial de las historias basadas en datos para mejorar el periodismo. En noviembre, Okeyo recibió un premio en los Open Data Awards de la Kenya Open Data Initiative en reconocimiento a su trabajo sobre el HIV, las tasas de aborto en el oeste de Kenia y la educación sexual para adolescentes.

Desafortunadamente, debido al acceso limitado a especialistas en tecnología, los periodistas en Kenia no han podido emular los éxitos de Gicheru y Okeyo.

"Los periodistas con los que he trabajado están realmente interesados en continuar, pero supongo que uno de los obstáculos que tienen es que no cuentan con tecnólogos que puedan dedicarse al periodismo de datos", explica Gicheru. En este sentido, ella se compara con una casamentera: conecta a periodistas con tecnólogos para crear gráficos para sus historias.

Okeyo tiene tres consejos para aquellos que buscan involucrarse en el periodismo de datos. El primero es cambiar de actitud respecto del uso de los datos. Ella cree que aunque los números pueden parecer antipáticos y aburridos, son la base de historias importantes, y espera que más periodistas en Kenia sean capaces de reconocerlo. También recomienda explorar qué hacen otros medios; reconoce haber tomado prestadas muchas ideas de otros sitios, en particular del Guardian. Por último, recomienda asistir a reuniones y foros para conectarse con tecnólogos que puedan crear gráficos para acompañar las historias. Este tipo de foros son comunes, dice, pero hay que tener la iniciativa de buscarlos.

A pesar de las dificultades, las señales de crecimiento que el periodismo de datos está dando en Kenia son prometedoras. Tanto Okeyo como Gicheru creen que no falta mucho para que haya un cambio radical en las actitudes hacia el periodismo de datos y para que exista un mayor acceso a los tecnólogos. Sin embargo, Okeyo hace hincapié en que los periodistas no pueden olvidarse de los fundamentos de su arte y deben utilizar las infografías para complementar su trabajo de reportería, no eclipsarla.

"Al final del día, un periodista tiene que seguir siendo un periodista", concluye.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Sebastian Sikora.