Periodistas de Kenia toman medidas contra el acoso cibernético

porMoraa Obiria
Feb 01 en La seguridad del periodista
Women at computer

Un estudio reveló que al menos siete de cada 10 mujeres periodistas en Kenia han sufrido acoso cibernético en el curso de su trabajo, un hecho que distintos medios y organizaciones en Kenia están abordando a través de capacitaciones y más.

La investigación, realizada por la Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación de Kenia (AMWIK) y Artículo 19 del África Oriental, revela que los ataques más comunes contra las periodistas fueron el acoso cibernético, el acoso sexual, el acecho y la manipulación, y el uso no autorizado de información personal, lo que incluye imágenes y videos.

Las investigadoras recabaron la información a través de cuestionarios, entrevistas telefónicas, monitoreo online y publicaciones. 61 periodistas de Nakuru, Nairobi, Kisumu y Mombasa tomaron parte en el estudio.

Debajo, algunos hallazgos:

  • El 75% de las encuestadas han experimentado acoso online en el curso de su trabajo.
  • La mayoría de las periodistas usan Facebook (53,7%), WhatsApp (86,4%), correo electrónico (61,5%) y voz móvil (96,2%) para su trabajo diario.
  • El 36% de las encuestadas prefirió ignorar los ataques y no tomó ninguna medida contra los mensajes o los perpetradores.
  • El acoso digital hace que las mujeres dejen de usar Internet y, en muchos casos, dejen de trabajar por algún tiempo. También cambia los patrones de interacción online de las mujeres, ya que a veces evitan participar en discusiones por temor a ser atacadas.
  • El hackeo, el acecho y la amenaza son las formas más comunes de acoso digital contra las mujeres.
  • El 54% de las encuestadas califica su conocimiento de las herramientas y prácticas de seguridad digital como "bueno", y el 29% lo califica como "viable". La mayoría de las herramientas que usan las mujeres están integradas en sus dispositivos, incluidas las contraseñas y el bloqueo de pantalla.

Según el informe, las mujeres periodistas "caen víctimas por la naturaleza de los temas que cubren, como política, deportes, estilo de vida y sexualidad".

Las investigadoras intentaron crear conciencia sobre la violencia digital contra las periodistas, la naturaleza evolutiva de las amenazas y las intervenciones necesarias para hacer frente a los ataques.

El estudio también examinó los tipos y patrones de acoso online contra mujeres periodistas, además de formas de mejorar los mecanismos de denuncia y las políticas relacionadas.

Junto con los hallazgos, el informe también incluye recomendaciones para abordar el acoso online basadas en las entrevistas con las periodistas. Las investigadoras recomiendan que los medios de comunicación establezcan programas de asesoramiento para ofrecer apoyo psicosocial a profesionales traumatizadas.

Además, el estudio recomienda desarrollar políticas contra la violencia sexual para proporcionar mecanismos sensibles al género a la hora de abordar el acoso. AMWIK también ha organizando capacitaciones en seguridad digital para periodistas mujeres.

Participants share their thoughts on cyber bullying during the training on Digital Security in Mombasa. Credit/AMWIK
Participantes intercambian opiniones sobre el acoso cibernético durante la capacitación sobre seguridad digital en Mombasa. Crédito / AMWIK

 

Considerando la alta probabilidad de que sean objetos de ataques, Marceline Nyambala, directora ejecutiva de AMWIK, enfatizó la necesidad de educar continuamente a las periodistas acerca de las herramientas de seguridad digital disponibles.

"Después de la capacitación, periodistas de la costa (Mombasa) y de Kisumu (Kenia occidental) contaron que han logrado minimizar los ataques empleando las técnicas aprendidas", dice Nyambala.

También explica que un enfoque múltiple en el que participen medios de comunicación y agentes de la ley sería crucial para abordar la violencia online basada en el género en Kenia y, como consecuencia, mejorar la productividad de las periodistas.

En el informe, las investigadoras expresaron su preocupación de que "los insultos y los comentarios insultantes han sido aceptados como la norma, de modo que las situaciones de violencia que viven las mujeres que informan sobre estos casos son etiquetadas como 'insignificantes'. Lo cierto es que afectan negativamente la productividad de las mujeres en sus lugares de trabajo y en su utilización de Internet”.

Winnie Miseda, editora de Media 16 y beneficiaria de la capacitación contra el acoso online de AMWIK, dice que se ha vuelto más cautelosa con su información personal y con la forma en que interactúa con extraños.

"Soy más cuidadosa con respecto a quién respondo cada vez que recibo mensajes en WhatsApp, de manera de no exponerme a posibles ataques", cuenta. "Y ya no estoy poniendo tanta información sobre mí en las redes sociales".

Jael Lieta, periodista de NamLolwe FM -de Kisumu- y también participante de una capacitación de AMWIK, dice que su presencia online ha cambiado desde el curso: ya no se involucra con potenciales atacantes cibernéticos. "Interactuar con los agresores digitales aumenta la vulnerabilidad y, por lo tanto, es importante ignorarlos", dice.

Otras formas de protegerse online, de acuerdo con Nyambala, incluyen:

  • Usar software certificado o antivirus y mantenerlo actualizado. Esto minimiza el hackeo y el espionaje.
  • Configurar contraseñas complejas para evitar que extraños accedan a información en dispositivos móviles que puedan usar como palanca para ataques.
  • Evitar publicar información subjetiva o comentarios sobre historias publicadas.

Imagen con licencia CC en Flickr, vía Women of Color in Tech.