Los desafíos regionales, la tecnología y la confianza son el foco de una nueva publicación de la Red de Periodismo Ético

porTaylor Mulcahey
Apr 23 en Temas especializados
EJN publication

Cada año, la Red de Periodismo Ético (EJN, por su sigla en inglés) publica una revista en la que analiza de manera amplia los temas y desafíos más importantes para el periodismo en todo el mundo. La publicación de este año, lanzada durante la Conferencia Internacional de Periodismo en Perugia a principios de abril, adquiere un tono sobrio con el título "Salvando las noticias: la ética y la lucha por el futuro del periodismo".

Los temas son diversos, y abarcan desde una mirada en profundidad a los desafíos de los periodistas en el sur de Sudán, hasta la ética de la manipulación fotográfica. Sin embargo, hay dos temas que se destacan tanto en los artículos como en la cobertura del lanzamiento de la publicación: tecnología y confianza, temas que se colocan en el centro de las conversaciones que tienen lugar en todos los rincones del mundo periodístico actual.

"Hay una crisis en el primer mundo en términos de información, y eso se puede caracterizar como una gran crisis de confianza con el público", dijo el presidente y fundador de EJN, Aidan White, a IJNet.

"La gente está confundida por el caos de Internet, por no saber en qué pueden confiar o en qué no pueden confiar", continuó White, quien también contribuyó a la publicación. "El resultado es que las personas, por un lado, se niegan a creer lo que leen en los medios de comunicación y por otro lado creen en todo lo que leen en los medios".

En el prólogo de la publicación, el director de Lady Margaret Hall, Oxford y presidente del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo, Alan Rusbridger, analiza el auge y la caída de gigantes de la tecnología como Facebook, así como su impacto destructivo en la industria de las noticias. Sin embargo, argumenta que señalar con el dedo es al mismo tiempo una distracción y una realidad.

Rusbridger también señala dos lugares donde considera que los periodistas han fracasado en generar confianza: cubriendo el Brexit y el cambio climático.

"Dejemos a un lado la política y preguntémonos: ¿qué mensaje queremos que un público escéptico crea sobre el periodismo?", escribe. “¿Es ante todo un oficio de verificación o de opinión? ¿Existe para dar una base objetiva para los debates que la sociedad necesita tener, o está para impulsar las creencias de un propietario o editor individual?"

El tema del escepticismo público que rodea a los medios funciona como telón de fondo de muchos de los artículos de este año. Aún así, el título en sí ofrece más esperanza de lo que es inmediatamente visible. En lugar de frenarse por los desafíos, los artículos sirven como un pedido y una hoja de ruta para llegar a soluciones.

Mientras que White no duda en encender la alarma sobre el periodismo y, por consiguiente, la democracia, también dice que estamos al borde de una "edad de oro" en el periodismo.

"Estamos tan atrapados con la sensación de crisis que no somos conscientes de ello", dice.

Frustrado por la nostalgia de un periodismo que él dice nunca haber visto, White sostiene que nunca hubo un momento en que el periodismo estuviera libre de conflictos de confianza. Ahora, sin embargo, su optimismo se debe al potencial que ve en las nuevas tecnologías que probablemente transformarán las formas en que se crean y distribuyen las noticias.

"Tenemos oportunidades para proporcionar al público información interesante a escala y con un nivel de eficiencia, precisión y relevancia que es inaudito", dice White.

En la publicación, los artículos del propio White se centran primero en el papel de la ética ante el peligro y el autoritarismo, y más tarde, en un caso para una mayor regulación de Big Tech.

Otros temas tratados en la revista de este año incluyen discursos de odio, seguridad, periodismo centrado en soluciones y gestión pública, entre otros. En total, los artículos abarcan todo el espectro de temas y geografías: Honduras, Filipinas, España, Kosovo y más.

"Como siempre, queríamos una voz auténtica proveniente de las regiones... [personas] que entiendan la situación para hablar realmente sobre lo que está pasando", explicó White.

De cara al futuro, White está entusiasmado no solo con el potencial del periodismo sino también con el trabajo de la EJN. El mes pasado, por ejemplo, la organización nombró a una nueva directora, Hannah Storm, quien inició su trabajo al presentar la publicación en un panel en Perugia.

"Creo que lo que ella va a aportar es una energía real y fresca y también algunos temas nuevos. No hemos trabajado lo suficiente en temas relacionados con género, por ejemplo”, dice White. "También vamos a trabajar más en temas de seguridad. Y Hannah es una persona realmente inspiradora para tener en el equipo de liderazgo, así que creo que todo se verá muy bien en el futuro.


Imagen principal de la publicación más reciente de EJN: "Saving the news: Ethics and the fight for the future of journalism".