La periodista del mes: Pramila Krishnan

porJessica Weiss
Feb 26, 2015 en Periodista del mes

Todos los meses IJNet presenta a un periodista internacional que realza los valores de la profesión y ha usado nuestro sitio web para avanzar en su carrera. Si deseas ser entrevistado envía aquí una breve reseña biográfica y un párrafo sobre cómo has utilizado los recursos de IJNet.

Este mes presentamos a la periodista Pramila Krishnan, de 28 años de edad, quien se desempeña como corresponsal especial del canal News7Tamil en el estado Tamil Nadu de la India. Anteriormente había trabajado en el diario en inglés Deccan Chronicle. Su especialidad son temas sociales como el medio ambiente, las mujeres, los niños, los derechos de los discapacitados, la educación y el desarrollo de las comunidades rurales. Luego de haberse informado a través de IJNet, en 2013 participó en un taller de la DW Akademie sobre cobertura medioambiental que se impartió en Chennai. Posteriormente fue elegida por la DW para asistir a la XIX Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Varsovia, realizada en 2013.

Cuéntanos sobre tu trabajo periodístico y acerca de tu cobertura favorita.

Viajo por mi estado, Tamil Nadu, ubicado al Sur de la India, para escribir sobre temas sociales. Esa es mi especialidad. Me parece que los medios son una herramienta para generar un cambio en la sociedad y creo firmemente que un periodista es un agente de cambio. 

En 2010 dirigí una investigación acerca de ancianos sacrificados por sus propias familias en el distrito de Virudhunagar. Se trata de una especie de muerte misericordiosa. Es una tradición antigua por la cual jóvenes adultos llevan adelante un ritual que consiste en darles a los ancianos enfermos un baño de aceite y alimentarlos con agua de coco para generarles una fiebre alta y así provocarles la muerte.

Supe sobre estos rituales a través de organizaciones sociales. Visité las aldeas y me quedé allí un tiempo para aprender sobre el tema con más detalle. Me presenté como investigadora e interactué con varias familias para conocer las cuestiones relacionadas con estos sacrificios. Pueden ver los reportajes en mi blog.

¿Puedes contarnos más acerca de la experiencia de "sumergirte" dentro en esa historia?

Para demostrar la práctica tradicional en que los jóvenes sacrifican a sus familiares, recorrí las aldeas y escuché a los mayores en varias casas. Tuve la oportunidad de dialogar con personas que habían matado a sus padres. Fui personalmente a ver a unos curanderos en persona y obtuve información diciendo que yo era una nieta que quería sacrificar a mi abuelo. Las reuniones con estos curanderos eran riesgosas. El mayor desafío fue grabar lo que decían con mi cámara y capturar su identidad.

Decidí que no pararía con la sola exposición del problema, sino que comenzaría una campaña. Escribí varios artículos sobre el tema y, con la ayuda de organizaciones de voluntarios, tuve la oportunidad de llevar adelante reuniones con los aldeanos y generar conciencia. El gobierno también enfrentó el problema y creó una línea de ayuda para ancianos necesitados. A los funcionarios se los instruyó para comprobar si la muerte de los ancianos en las aldeas se debía a causas naturales o a asesinatos. Como resultado de las continuas campañas, muchos ancianos formaron grupos de autoayuda y se organizaron para luchar por sus derechos.

¿De qué manera te ha ayudado IJNet?

IJNet es muy útil para enterarse de becas internacionales e importantes seminarios online. He aplicado para la beca del Instituto World Press y para varias otras con la ayuda de las alertas de IJNet. Hace poco tomé un curso online de radio comunitaria a través de Future Learn, que me ayudó a saber de qué manera se percibe la radio comunitaria en distintas regiones y qué exitosa sería en países en desarrollo como la India.

¿Qué consejos le darías a los aspirantes a periodistas?

Los medios te darán una plataforma de aprendizaje durante toda tu vida. Trabaja con pasión y preocupación por la gente. Tus lectores/televidentes son tus jefes.

Imagen cortesía de Pramila Krishnan.