La Nación lanza aplicación de acceso a las declaraciones juradas de funcionarios públicos

porMaite Fernandez
Sep 30, 2013 en Miscellaneous

Actualizado: 30 de setiembre, 1:39 pm EST

Más de treinta voluntarios, largas horas de trabajo durante más de un año y 611 declaraciones juradas en papel, escaneadas y subidas a mano. Una por una.

Esa fue la odisea que vivió La Nación Data junto con tres ONGs para crear la aplicación Declaraciones Juradas Abiertas, la primera aplicación de datos que pone a disposición de los ciudadanos información patrimonial de funcionarios públicos de los tres poderes: judicial, legislativo y ejecutivo.

La aplicación, lanzada el 28 de setiembre, incluye 611 declaraciones juradas de 260 funcionarios públicos, incluyendo miembros del gabinete de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, legisladores y jueces. La aplicación cuenta con información detallada sobre su evolución histórica patrimonial, incluyendo datos sobre propiedades, rodados (autos, embarcaciones, motos), créditos, deudas, títulos y acciones en la bolsa, además de sus salarios.

Los usuarios pueden realizar búsquedas y visualizar datos por poder, funcionario, tipo de bienes, valor de los bienes, año, entre otros parámetros. La aplicación también permite descargar una copia de los documentos originales.

Por ley, los funcionarios electos y otros funcionarios públicos tienen que presentar una declaración jurada detallando sus patrimonios cuando asumen su cargo. Esa información debe ser actualizada cada año y los funcionarios tienen que presentar una última declaración jurada poco antes de abandonar su cargo. Aunque estos documentos son públicos y su divulgación es una herramienta importante para prevenir actos de corrupción, esta información no es de fácil acceso para los ciudadanos.

La aplicación de LNData hace que la información sea accesible a cualquier persona con una computadora con conexión a Internet. Y la diferencia es grande. Basta comparar esta declaración jurada en PDF de un diputado nacional y la misma información en la aplicación de La Nación.

El proyecto fue un trabajo de equipo entre La Nación Data y diversas ONG pro-transparencia: Poder Ciudadano, Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, y Fundación Directorio Legislativo. También contó con la colaboración de Manuel Aristarán, programador y fellow de Knight-Mozilla OpenNews.

La idea de colaborar con ONGs surgió de un encuentro con Justin Arenstein, ICFJ Knight International Journalism Fellow y gurú del periodismo de datos, durante su participación en la primer Media Party de Hacks/Hackers Buenos Aires el año pasado. Arenstein compartió su experiencia en periodismo de datos en África y recomendó a los periodistas el trabajar en conjunto con otras instituciones como ONGs para liberar datos y darles contexto. Trabajar de forma estratégica con ONGs se volvió un punto importante de la agenda de LNData.

"Me di cuenta que las ONGs cumplían un papel importante en el ecosistema del open data (como productoras y también demandando datos abiertos a los gobiernos)", dijo Florencia Coelho, Gerente de Investigación y 'Training' en la Gerencia de Desarrollo Multimedia de La Nación y miembro del equipo de La Nación Data.

Para La Nación, trabajar con estas ONGs fue clave ya que estas organizaciones ya tenían muchas de las declaraciones en sus archivos.

"Este punto nos ahorró mucho tiempo", dijo Romina Colman, activista por el acceso a la información pública en Latinoamérica y miembro del equipo de LNData. "De tener que pedirlas desde cero, probablemente hoy no habríamos lanzado el micrositio".

El desarrollo del proyecto empezó hace más de un año. El proceso implicó muchas reuniones de 'brainstorming' entre La Nación y los voluntarios; pedidos de declaraciones a distintas oficinas gubernamentales; el armado de la base de datos; ingresar los datos; realizar sesiones de chequeo de datos (bautizados “Chequeatones”) y el desarrollo de la aplicación.

"Todas las declaraciones están en formato papel y tuvimos que escanearlas y subirlas a DocumentCloud. Una por una. Los datos fueron ingresados manualmente, tipeados mirando una hoja e ingresados a una planilla de cálculos en una computadora", dijo Coelho.

Ese no fue el único obstáculo con el que se encontraron. La administración pública se negó a entregar declaraciones en varias ocasiones y demoró la entrega de documentos en otras. Por otra parte encontraron varias discrepancias en los datos, ya que los formularios que debían llenar los funcionarios eran diferentes por área del gobierno, los documentos incluían distintas valuaciones de los bienes (valor fiscal, valor estimativo, valor de compra, etc.) y muchos funcionarios tenían ahorros en distintas monedas (dólares estadounidesenes, euros, pesos uruguayos, pesos argentinos en distintas monedas vigentes en Argentina dependiendo de los vaivenes de la economía, etc.). Muchos de estos detalles están reflejados en la aplicación y son mencionados en la sección Preguntas Frecuentes.

Por otra parte, la aplicación es lanzada en un contexto político particular. Aparte de que Argentina todavía no tiene una ley de acceso a la información pública, recientemente se aprobó una ley que regula las declaraciones de funcionarios públicos. Por esta ley, se omitirá información de activos de los hijos y cónyuges de los funcionarios en las declaraciones juradas, lo que reduce el contenido de la información disponible anteriormente, dijo Coelho.

Para construir la aplicación, el equipo utilizó Ruby para la parte del back-end y para el front-end HTML5, CSS3 y JavaScript. La base de datos está en MySQL. En la próxima versión, tienen pensado añadir más declaraciones juradas y permitir que los usuarios descarguen los datos en formato CSV, JSON y XML. La Nación ya ha publicado algunas notas con información que encontraron en las declaraciones juradas y van a publicar más en los próximos días, dijo Coelho.

Para Coelho, uno de los aprendizajes más importantes de este proyecto fue la importancia del trabajo en equipo y la colaboración con las ONGs. "El esfuerzo de coordinación del trabajo en equipo permitió obtener un producto final imposible de lograr sin la unión de cada una de las partes", dijo.

La Nación es una organización asociada a las ICFJ Knight International Journalism Fellowships. El contenido publicado en IJNet sobre innovación en los medios a nivel mundial relacionado a los proyectos llevados adelante por los ICFJ Knight International Journalism Fellows es apoyado por la John S. and James L. Knight Foundation y editado por Jennifer Dorroh.

Imagen: el equipo de LNData y los voluntarios trabajando en la aplicación. Cortesía de Florencia Coelho.

Maite Fernández es la jefa de redacción de IJNet. Es bilingüe en inglés y español y tiene una maestría en periodismo multimedia de la Universidad de Maryland.