La BBC utiliza chatbots para dar contexto a noticias complejas

byRicardo Bilton
Feb 27 in Periodismo digital

Aunque no hayan cambiado el mundo de la manera en que algunos predijeron, los chatbots se han convertido en una forma interesante para experimentar con las noticias. Sin embargo, algunos grandes desafíos se interponen en el camino de la adopción generalizada. Uno es acostumbrar a los usuarios al formato; el otro es ganarse a los periodistas.

El BBC News Labs y el equipo de periodismo visual de la BBC están tratando de resolver ambos problemas con una única solución: una aplicación personalizada de construcción de bots diseñada para facilitar a los periodistas la creación de chatbots e insertarlos en sus historias. En unos pocos minutos, un periodista de la BBC puede ingresar el texto, definir las preguntas en las que los usuarios pueden hacer clic y publicar el bot, que luego se puede reutilizar y agregar a cualquier otro artículo relevante. Los periodistas de la BBC pueden incluso reutilizar explainers que ya existen en conversaciones basadas en bots.

De manera que, en esta historia sobre el error tipográfico de las invitaciones al último "State of the Uniom” (en lugar de "State of the Union”) en Estados Unidos, un módulo dice: "Donald Trump entró en el poder ejecutivo prometiendo cambiar la cara de la política estadounidense y transferir el poder 'a la gente'. Este chatbot de la BBC te permite preguntar qué ha logrado el presidente Trump en su primer año”. Se ofrecen tres posibles preguntas: "¿Cómo son las calificaciones de aprobación del presidente? ¿Cómo le está yendo a la economía bajo el presidente Trump? ¿Ha cambiado el presidente las cifras de inmigración?". Eliges una y la interfaz de chat se amplía con las respuestas. ("Es uno de los presidentes más impopulares en la era moderna"). Con cada respuesta, aparecen una o más preguntas nuevas; el chatbot de Trump contiene más de una docena en total.

Grant Heinrich, el desarrollador detrás de los bots de la BBC (y uno de los creadores del Brexit Bot), dice que la mayoría del software de bots disponible en el mercado no encaja en las necesidades de los periodistas. “El nuestro está mucho más diseñado en torno al flujo de trabajo del periodista que la mayoría del software que he visto”, explica. “Está diseñado en torno a la situación de tener una fecha límite importante que cumplir, y adaptar y entregar información que el periodista ya tiene en un bot que se puede reutilizar”.

Para la BBC, los robots representan una nueva forma de llegar e informar a los lectores que no tienen demasiado conocimiento sobre determinadas noticias complicadas, explica Heinrich. Un bot reciente se construyó para ayudar a los usuarios a comprender de qué manera el fuerte aumento de los préstamos personales podría afectarlos. La BBC también utilizó la tecnología para ayudar a los lectores a ponerse al día sobre la situación en Corea del Norte y comprender el último brote de gripe. Y esos bots se pueden reutilizar en cualquier artículo que podría beneficiarse con información de fondo; el chatbot del primer año de Trump ha sido reutilizado en al menos 10 historias de la BBC.

"Temas como el Brexit son complicados y los bots están diseñados para ayudar a la audiencia a comprenderlos", dice Heinrich. "Los lectores pueden ser un poco más jóvenes, o enterarse de la historia cuando ya lleva largo tiempo desarrollándose. Es posible que no sepan quiénes son las personas importantes o cuál es el tema central. Los periodistas están mucho más involucrados en esas historias a diario".

El BBC News Labs y el equipo de periodismo visual de la BBC han modificado y experimentado con varias partes del proyecto de bots, como la ubicación del módulo bot en las páginas, el diseño del bot y si los módulos deberían aparecer en las páginas de forma predeterminada o forzar a los usuarios a hacer clic en una pestaña para acceder a ellos. Los equipos también quieren determinar qué tan efectivos son los bots en las noticias de última hora, o incluso en la cobertura de historias de entretenimiento como los Oscar. Otra variación en desarrollo es una función de línea de tiempo, que permitirá a los usuarios ponerse al día con los eventos clave que conducen a la historia actual que están leyendo. Los equipos también están explorando formas de rastrear en qué momento las personas dejan de interactuar con un bot, particularmente uno detallado y complejo, lo que les permitirá avisar a los usuarios si la historia cambia.

Los equipos ya han aprendido un par de lecciones. Por un lado, la BBC ha descubierto que cada bot tiende a atraer a un subconjunto pequeño pero altamente comprometido de usuarios que pasan mucho tiempo interactuando con los módulos. En otras palabras, ciertos temas que cubren los robots pueden no ser relevantes para la mayoría de la gente, pero aquellos que están interesados en sus temas "devorarán cualquier cosa que los explique", dice Heinrich. "Nosotros apuntamos a esas audiencias".

Finalmente, Heinrich agrega que es importante que los medios sean realistas acerca de lo que pueden lograr con los chatbots. "No se aplican a todas las historias y definitivamente habrá historias en las que no vale la pena el esfuerzo de construirlos", dice. "Pero si tienes una pieza realmente larga y complicada y quieres que las personas capten lo básico muy rápido, son muy buenas opciones. Nuestro objetivo no es demostrar a los lectores que el chatbot es la ola periodística del futuro".

Este artículo fue publicado originalmente en Nieman Lab y es reproducido en IJNet con permiso.

Imagen con liencia CC en Pexels, vía John Jackson