La Academia de Datos de Code for South Africa expande el horizonte del periodismo

porSara Olstad
Jun 13, 2016 en Periodismo de datos

El ex becario ICFJ Knight Raymond Joseph dirigió la primera cohorte de la Academia de Datos de Code for South Africa, enseñando a ocho experimentados periodistas locales cómo reforzar su trabajo con los datos. Los periodistas, provenientes de algunas de las organizaciones de noticias más grande de Sudáfrica, completaron dos semanas de capacitación y luego trabajaron codo a codo con desarrolladores y analistas durante 10 semanas para producir historias basadas en datos, utilizando herramientas innovadoras como Silk, CartoDB, Wazimap, infogr.am y Piktochart. La segunda cohorte de la Academia comenzó el 6 de junio.

Joseph habló con IJNet acerca de cómo esta iniciativa mejora las habilidades de los periodistas.

¿Cuál es la realidad del periodismo de datos en Sudáfrica y por qué es importante promover y enseñar a hacer reportajes con datos a los periodistas locales?

Hay muy poco periodismo de datos aquí y, cuando lo hay, se trata de cuadros, gráficos, gráficos de barras y ese tipo de cosas. Nos estamos poniendo al día con lo que está sucediendo en Estados Unidos, Reino Unido y el mundo hispano, pero se están creando tantos datos que los periodistas que no sepan trabajar con ellos se perderán algunas de las fuentes más poderosas. Como los Panama Papers y muchas otras filtraciones han demostrado, sin el periodismo de datos no se pueden hacer historias de esa envergadura.

¿A qué desafíos se enfrentan los periodistas de datos? ¿Qué hace Code for South Africa para ayudarlos?

Hoy los recursos del periodismo de datos no están disponibles en las redacciones. Las figuras del desarrollador, del analista y del experto en datos todavía no existen aquí. Quiero que llegue el día en que, cuando un periodista haga una entrevista, una de sus preguntas sea “¿tienes los datos de la investigación? ¿Sabe donde podría conseguir datos?” Creo que es realmente importante que eso ocurra; es una gran visión desde una posición muy pequeña y muy centrada.

Lo que estamos haciendo es formar periodistas que por sí solos sean capaces de raspar, limpiar y analizar datos, y encontrar historias, contarlas y hacer visualizaciones de la manera más autosuficiente posible. Los periodistas salen de nuestra Academia y vuelven a sus redacciones con estas habilidades. Lo que queremos es lograr cambios sistémicos dentro de las redacciones.

¿Qué historias produjeron los alumnos de la primera cohorte trabajando?

Nuestro reportaje sobre un asentamiento informal que no fue contabilizado en el último censo es un buen ejemplo de un periodismo que parte de un solo set de datos, al que se lo interroga buscando historias escondidas. El resultado fue un verdadero esfuerzo en equipo. Comenzó cuando la municipalidad de Ciudad del Cabo puso a disposición un paquete de datos que incluía un archivo con una docena de escaneos de PDFs que geolocalizaban datos sobre los inodoros de la ciudad. Fuimos capaces de usar las locaciones de esos inodoros para descubrir dónde se encontraban asentamientos informales de población. Luego conseguimos un conjunto de datos más reciente y utilizando Google Earth lo superpusimos con el primero para ver cuánto habían crecido los asentamientos. Así pudimos identificar cerca de 100 asentamientos distintos que no fueron contabilizados en el censo de 2011.

En esa historia los datos hicieron el trabajo pesado, pero todavía quedaba hacer la actividad periodística en ella. La gente suele olvidarse de esto. Fuimos a buscar esos asentamientos y nos centramos en uno en particular, que ya existía al momento del censo, pero que fue contabilizado solo parcialmente. Así que la pregunta que nos hicimos fue si había crecido desde 2011 o si no se lo había tenido en cuenta en su totalidad.

¿Los periodistas que participaron de la primera cohorte han asumido nuevos roles en sus redacciones?

El Times Media Group ha reconocido que necesita darle a los periodistas que participaron en la Academia un entorno que les permita trabajar y crecer. Están comenzando un equipo de datos, liderado por un periodista de la empresa que es un verdadero periodista de datos, y han puesto a estos periodistas bajo su ala para emprender algo nuevo.

¿Cómo ves el futuro crecimiento de la Academia?

Le veo un gran futuro. Ha empezado con poco, pero conociendo la falta de recursos en las redacciones, lo que intentamos hacer es darle a los alumnos la capacidad para contar y hacer tanto como puedan por sí mismos. Así, por ejemplo, solo utilizamos versiones libres de las herramientas. No sirve enseñarles a usar algo que no podrán usar cuando se vayan; eso solo va a frustrarlos.

Estamos al comienzo del viaje que hemos emprendido. Lo hemos concebido como un proyecto de tres años y el objetivo final es que se convierta en una escuela completamente funcional con una redacción adjunta. Creo que estamos en la dirección correcta.

Imagen cortesía de Code for South Africa.