Ganadores del concurso ICFJ-CIFF brindan consejos sobre cómo cubrir problemas de la primera infancia

por Sam Berkhead
Jan 23, 2017 en Temas especializados

De izquierda a derecha: Sharon Barang’a, Priyanka Vora y Martins Ifijeh.

El Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés), en asociación con el Children’s Investment Fund Foundation (CIFF), seleccionó a tres ganadores de la edición 2016 del Concurso de Periodismo sobre Desarrollo de la Primera Infancia. Martins Ifijeh, periodista especializado en salud del periódico nigeriano ThisDay, ganó el premio al mejor reportaje; Priyanka Vora, de Scroll.in de la India, ganó el premio al mejor uso de los datos, y Sharon Barang’a, periodista de NTV (perteneciente al Nation Media Group), ganó el reconocimiento a las mejores imágenes.

Sus historias examinaron el desarrollo de la infancia durante los primeros años de vida -particularmente los primeros 1.000 días- en sus respectivos países. Cada una de sus historias demuestra cómo el cuidado apropiado de los niños -o la falta de ellos- puede impactar en el resto de su vida. Y cada historia trata de lograr un cambio informando al público.

Ifijeh, Vora y Barang’a compartieron sus experiencias, desafíos y consejos para cubrir el desarrollo de la primera infancia en un seminario online reciente de ICFJ. A continuación, sus principales reflexiones.

Cómo sortear la burocracia

Mientras recopilaba datos para su primera historia ganadora, que se centró en la relación entre la malnutrición infantil y la enfermedad en uno de los estados más pobres de la India, Vora descubrió que era difícil acceder a los números de salud pública. Decidió entonces ir al territorio por sí misma para recopilar datos de primera mano en lugar de confiar en fuentes secundarias.

"En ese momento, el gobierno local estaba en problemas porque muchos niños estaban muriendo; cada día había de dos a tres muertes en el hospital", explicó. "En lugar de enfocarme en los números y mirar sitios web, decidí ir a visitar el hospital y obtener la [información] directamente allí. Había una historia que no estaba siendo lo suficientemente contada".

Debido a que los datos sobre temas de salud pública cambian según la fuente, desde el nivel local hasta el nivel estatal, Vora señala que es importante que los periodistas vayan al territorio, reúnan la información y la analicen por sí mismos, en lugar de confiar en el análisis de otros.

Desarrollar una historia eficaz

Ifijeh tuvo la idea de su historia ganadora después de enterarse de que 11 millones de niños nigerianos sufren malnutrición. Esto lo llevó a explorar los impactos socioeconómicos más amplios de la desnutrición en su país, recorriendo datos disponibles públicamente y analizando casos individuales.

"Si 11 millones de niños nigerianos están sufriendo de desnutrición, no habrá manera alguna de que Nigeria sea un país desarrollado, debido al hecho de que el estado nutricional de los niños menores de cinco años también tiene un impacto en cómo será la economía de la sociedad", dice el periodista. "Generalmente las formas crónicas de desnutrición tienen un impacto en el desarrollo mental y psicológico de los niños".

Desde su publicación, el artículo de Ifijeh y la información que reunió han demostrado que el número de niños afectados por diversos problemas de salud es mucho mayor de lo que sugieren los datos del gobierno.

"No puedes hacer una intervención efectiva si no conoces la magnitud del problema", señala.

Pero la historia también analiza lo que puede lograrse a través de la intervención temprana, ocupándose del caso de una madre cuya niña malnutrida de 14 meses de edad no podía sentarse ni pararse y tenía el tamaño de un niño de tres meses de edad. La historia muestra cómo la intervención temprana, con una dieta especial, ayudó a la pequeña a evitar problemas de desarrollo.

Abordar temas con poca cobertura

Mientras trabajaban en sus historias, los tres periodistas comprobaron que los problemas con la atención sanitaria de la primera infancia tienden a ser pasados por alto por los funcionarios del gobierno.

Cuando los gobiernos publican datos sobre desarrollo infantil, es más probable que minimicen las cifras negativas que las organizaciones internacionales como UNICEF, explicó Barang'a. Una de sus historias ganadoras examina el papel de las siestas en la capacidad de los niños en edad preescolar para aprender y retener información. Además, suele ser difícil encontrar fuentes oficiales que quieran hablar si la historia no refleja al gobierno de manera positiva.

"No te desanimes si un funcionario del gobierno se niega hablarte", dice Barang'a. "Informa sobre el tema de todos modos. Deja que el público decida cómo tomarlo. Permite que este conozca el problema y que trataste de acercarte a un funcionario que no quiso hablar. Eso puede promover una reacción hacia el cambio".

Para la siguiente fase del Programa de Desarrollo de la Primera Infancia, ICFJ y CIFF seleccionarán a 10 becarios de Bangladesh, Brasil, India, Kenia, Nigeria y Tanzania. Los becarios recibirán capacitación, tutoría y apoyo financiero para producir historias sobre nutrición y desarrollo de la primera infancia. IJNet publicará un post cuando se abra la convocatoria.