Estudiantes de periodismo de soluciones organizaron un evento comunitario sobre #MeToo

porIsabella Garcia
Apr 19 en Engagement
Isabella Garcia leads a discussion

Periodistas y miembros del público se reunieron la semana pasada en la Biblioteca Knight de la Universidad de Oregón para conversar sobre el impacto de las agresiones sexuales en su comunidad, con énfasis en las respuestas efectivas que la propia comunidad ha creado para combatirlas. Los asistentes parecían esperanzados mientras participaban en discusiones de mesa redonda sobre soluciones e intervenciones contemporáneas que hacen una diferencia luego del movimiento #MeToo.

El evento de participación comunitaria #MeToo fue parte del curso de periodismo de soluciones de la Escuela de Periodismo y Comunicación de la Universidad de Oregón (UO), una universidad líder en la enseñanza de cursos de periodismo de soluciones.

"Hay una tendencia creciente en el periodismo que opina que el mero hecho de informar sobre los problemas no es suficiente porque deja a los lectores ansiosos, deprimidos e inseguros sobre cómo responder", dijo la instructora del curso, Kathryn Thier. Esta tendencia ha llevado a crear un periodismo de soluciones, que requiere informes rigurosos sobre las respuestas a los problemas sociales.

"En lugar de sentirte deprimido cuando se descubre algo negativo, puedes ver qué puedes hacer al respecto", agregó Thier.

El curso de periodismo de soluciones de la UO forma parte del Proyecto de periodismo Catalyst, un programa centrado en el desarrollo de cursos para estudiantes de periodismo que refuerza la investigación rigurosa y los reportajes de soluciones. Nicole Dahmen y Brent Walth, miembros de la facultad de periodismo de Thier y sus colegas, comenzaron el proyecto en 2017.

Kathryn Thier
La instructora Kathryn Thier escuchando una discusión. 

Thier ha enseñado periodismo de soluciones en la universidad durante varios años, pero nunca se ha enfocado en un tema en particular hasta este curso. Después de ver la cobertura del movimiento #MeToo, notó que este se centraba predominantemente en torno al acusado y no en las víctimas, y se preguntó si los informes tradicionales, centrados en los problemas, en realidad no estaban perjudicando a estas víctimas. A medida que el hashtag #MeToo continuaba dominando las redes sociales, Thier vio la oportunidad de aplicar el periodismo de soluciones al problema de los ataques sexuales.

El curso se centró en los fundamentos del periodismo de soluciones, junto con las discusiones sobre la ética de la cobertura de #MeToo, y tuvo como resultado seis historias sobre los esfuerzos dentro de Oregón para combatir los ataques sexuales. Los temas incluyen programas de educación sexual entre pares en la escuela secundaria, esfuerzos dirigidos a deconstruir la masculinidad tóxica e iniciativas gubernamentales para eliminar la acumulación de botiquines de violación no testeados y brindar apoyo a sobrevivientes del tráfico sexual.

Sin embargo, como suele suceder, el trabajo de los estudiantes no terminó una vez publicadas las historias. El evento de participación comunitaria #MeToo brindó la oportunidad de hacer avanzar la conversación más allá del informe inicial.

Los estudiantes del curso inauguraron el evento al revelar lo que aprendieron a través de sus informes sobre las formas de combatir los ataques sexuales. Luego se pasó a una discusión interactiva sobre los próximos pasos a seguir.

Erin Leslie, miembro de la comunidad en el evento, disfrutó la oportunidad de aprender sobre soluciones y expresó su frustración respecto a los informes tradicionales basados ​​en problemas.

"No me cuentes que hay un problema a menos que exista una forma de resolverlo", dijo Leslie. 

Leslie se enteró del evento por medio de su jefe, Meredith Holley, una abogada y entrenadora de vida que se especializa en ayudar a las personas a denunciar el acoso sexual en su lugar de trabajo sin que tengan que renunciar. Holley también fue el foco de una de las historias de soluciones que surgieron de la clase.

"Cuando estaba sufriendo acoso sexual, buscaba soluciones y no las encontré en más de un año", dijo Holley. "Tener un enfoque periodístico sobre cómo resolver realmente el problema resuelve parte de la retórica de que no existe una solución".

Discussion table led by Isabella Garcia.
Isabella García lidera una mesa redonda de discusión.

Hannah Kanik, estudiante del curso, trabajó con sus compañeros de clase Ariana Sinclair y Ruben Estrada para informar sobre cómo Oregón pudo eliminar su acumulación de kits de violación no testeados, conocidos como kits SAFE.

"Informar la historia desde un ángulo de soluciones notifica a otros estados acerca de esta solución, por lo que quizás estos también puedan adoptarla y realizar un cambio sustancial y duradero", dijo Kanik.

Considerar el impacto del periodismo es un pilar importante del periodismo de soluciones, un campo del periodismo que comúnmente se malinterpreta como "esponjoso" o menos riguroso que los informes tradicionales. Sin embargo, los foros abiertos como este de la UO tienen el beneficio de extirpar estos mitos.

Nolan Good, reportero del Daily Emerald de la Universidad de Oregón, participó en el evento con la idea errónea de que el periodismo de soluciones consistía en reporteros que incorporaban sus propias opiniones sobre cómo resolver problemas en su trabajo.

Después de escuchar sobre el proceso que los estudiantes aplicaron a cada historia, Good se sorprendió con el rigor de sus interrogatorios, entrevistas e investigaciones. Al darse cuenta de que era, de hecho, un proceso complejo, cuestionó por qué el periodismo de soluciones no era más popular en las redacciones.

"Me pregunto por qué no hacemos esto todo el tiempo", dijo Good. 


Imágenes cortesía de la Escuela de Periodismo y Comunicación de la Universidad de Oregón.