Estrategias para combatir la represión y la censura periodística

por Senami Kojah
Jan 17, 2020 en La seguridad del periodista
Person holding phone

La represión a los medios de comunicación está creciendo en Nigeria. Periodistas, editores y dueños de publicaciones han sido víctimas de la vigilancia estatal, arrestos e incluso agresiones físicas desde 2015.

En 2019, Nigeria ocupó el puesto 120 de 180 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por Reporteros sin Fronteras.

En este contexto, redacciones y periodistas del país africano están adoptando métodos simples pero estratégicos para mantenerse seguros sin dejar de denunciar la corrupción gubernamental.

Planifica con anticipación, dice el videoperiodista Victor Olugbenro, quien fue arrestado el 5 de agosto de 2019 por cubrir una protesta antigubernamental en Lagos. "Cada periodista que dice la verdad corre el riesgo de ser atacado. Por lo tanto, hay que estar preparados porque lo que pueda suceder".

Pocos días antes de su propio arresto, su jefe, el fundador de SaharaReporters Omoyele Sowore, había sido arretestado. De modo que Olugebenro tenía planes de contingencia.

"Días antes de que me arrestaran, le dije a mi madre que a mi jefe se lo había llevado la policía y que yo podría ser el siguiente. Al prever el peor de los casos, pude preparar a la familia con anticipación para aliviar el shock" cuenta. Y aconseja: "Encuentra un abogado de derechos humanos que siempre esté disponible para defenderte, y dos contactos confiables que conozcan tu paradero en todo momento y tengan un número de emergencia memorizado".

"Algo que también hice durante mi arresto y que llamó la atención, fue gritar e identificarme para que los transeúntes y otros periodistas presentes supieran quién era yo", agrega.

Para el periodista de investigación encubierto Fisayo Soyombo, jefe de investigaciones en Business Day y ex editor del International Center for Investigative Reporting (ICIR), TheCable y SaharaReporters, tomar precauciones adicionales es clave.

Trabaja de manera encubierta, para seguir produciendo un periodismo oportuno y relevante que tenga potencial para el cambio.

"Muchas veces trabajo de manera encubierta, debido a que mi cara ya no es tan desconocida. Para la investigación en la que estoy trabajando actualmente, por ejemplo, tuve que alterar mi aspecto. De otro modo sé que me descubrirían", dice Soyombo, quien se infiltró en el Servicio Correccional de Nigeria para sacar a la luz sus manejos corruptos, y estuvo cerca de ser arrestado por el gobierno por hacerlo.

"Es un proceso bastante agotador, pero creo que vale la pena. Sé que no puedo permitirme dejar nada al azar", dice.

Trabaja de manera remota. Internet ha hecho posible que los periodistas trabajen juntos sin reunirse en un espacio físico. Esto minimiza el riesgo de redadas selectivas, arrestos e intimidación.

Cuando policías armados irrumpieron en las instalaciones nigerianas del sitio web de periodismo ciudadano SaharaReporters en Lagos, el editor general Eric Dumo y su equipo ya tenían una estrategia sólida para evadir el arresto. Después de que una directiva de su sede en Nueva York los instara a trabajar de manera remota, gran parte del staff no se encontraba en la oficina

"Hemos dominado el arte de estar por encima del chantaje del gobierno al evitar asistir a sus eventos, al tiempo que brindamos una cobertura adecuada de sus actividades importantes", dice Dumo.

"Además los miembros de nuestro equipo han aprendido a no exponerse innecesariamente en las redes sociales y otras plataformas que puedan delatarlos como periodistas de SaharaReporters".

Cultiva y conserva tus mejores fuentes, y asegúrate de que puedan comunicarse contigo a través de plataformas digitales seguras. "Nuestra función es exponer la corrupción y la injusticia en Nigeria y más allá", dice Dumo. "Por lo tanto hemos mantenido una sólida red de fuentes que continúan dándonos pistas importantes, y que confían que haremos justicia con esas pistas.

Defiéndete. Richard Oludare, periodista del Guardian de Nigeria, con sede en Abuja, fue brutalmente asaltado por el Servicio de Seguridad del Estado de Nigeria (SSS) cuando cubría una protesta el 12 de noviembre de 2019. Su estrategia de resistencia consiste en no bajar los brazos.

"Permitir que la cultura del silencio avence solo continuará erosionando los principios de paz y de civilización tal como los conocemos", dijo. "Hacer silencio no mejora las cosas, especialmente cuando existe una constitución", dice. "Todo periodista debe comprender la ley y ampararse en ella".

Aprende a asegurar tus equipos. El videoperiodista Victor Olugbenro dice que es la única forma de cubrir tus huellas y garantizar que no se puedan manipular tus dispositivos ni rastrear tu ubicación.

"Nunca dejo la ubicación de mi teléfono activada. También bloqueo todas las aplicaciones que puedan revelar mi ubicación en cualquier momento". Los periodistas deben estudiar la seguridad digital de sus teléfonos, usar aplicaciones de chat como Signal y contar siempre con la última tecnología para asegurar sus dispositivos.

"Cuando fui arrestado, retuvieron mi teléfono durante más de 24 horas. Cuando lo recuperé, sabía que lo habrían manipulado, así que conseguí un dispositivo alternativo que utilizo para hacer llamadas sensibles relacionadas con mi trabajo".


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash vía Olumide Bamgbelu.

Senami Kojah es una periodista de investigación nigeriana y editora de Saharareporters.com. Fue becaria de Periodismo de datos de Climate Tracker en 2019.