El periodista del mes de IJNet: Patrick Egwu

byTaylor Mulcahey
Apr 23 in Periodismo de investigación

Todos los meses IJNet presenta a un periodista internacional que realza los valores de la profesión y ha usado nuestro sitio web para avanzar en su carrera. Si deseas ser entrevistado, envía aquí una breve reseña biográfica y un párrafo sobre cómo has utilizado los recursos de IJNet.

El premiado periodista freelance Patrick Egwu adora leer. Autores nigerianos como Chinua Achebe, Wole Soyinka y Chimamanda Ngozi Adichie, y estadounidenses como Bob Woodward y Carl Bernstein influyeron en su decisión de seguir la carrera de periodismo.

Ser aceptado en la Escuela de Comunicación de Masas de la Universidad de Nigeria, Nsukka, selló su destino. Contribuyó en publicaciones del campus y diarios nacionales e hizo una pasantía en Radio Nigeria.

“Desde entonces me enamoré del periodismo”, dice.

Egwu, que conoció IJNet a través de un amigo en 2014, dice que el sitio lo ha ayudado a avanzar en su carrera mientras cursa una maestría en periodismo.

"Estoy muy agradecido por las oportunidades que he visto en IJNet. Todos los días, cuando me levanto, visito el sitio”, cuenta Egwu. "Es algo así como mi Biblia".

En 2016, Egwu ganó el segundo lugar del Premio Haller Prize para el Periodismo sobre Desarrollo por una historia sobre el acceso infantil a la tecnología en un campo de refugiados del norte de Nigeria. Envió la misma historia al premio Zimeo de Excelencia en Medios y ganó el tercer lugar en el Premio Ameenah Gurib-Fakim de Ciencia y Tecnología, oportunidades que encontró en IJNet. También fue seleccionado para cubrir el Foro de emprendedores de la Fundación Tony Elumelu, junto con otros 60 periodistas de países africanos.

“La beca de la Fundación Elumelu fue una gran oportunidad de aprendizaje”, cuenta Egwu. “Conocí, me conecté e intercambié ideas con otros periodistas de todo el continente”.

Como periodista freelance, ha trabajado para Orient Daily, BRIGHT Magazine de Kenia, OZY de Estados Unidos, African Arguments (del Financial Times, con sede en el este de África) y otros medios. Su trabajo se enfoca en varios temas, pero sobre todo le interesan la salud, los conflictos, la educación y el desarrollo.

Hoy está trabajando en una investigación sobre instalaciones de salud inadecuadas para tratar la fiebre de Lassa, que cuenta con el apoyo del Center for Investigative Reporting y la Fundación MacArthur.

IJNet habló con Egwu sobre su trabajo, sobre cómo IJNet ha influido en su carrera y sobre sus consejos para jóvenes periodistas.

¿Cuáles han sido tus trabajos favoritos?

No tengo uno favorito en particular; todos lo son. Pongo mucho trabajo, mucho interés y pasión en cada una de las historias que cubro. Sin embargo, algunas me conmovieron en particular y me llevaron a temas que realmente me apasionan.

Viajé al estado de Zamfara, en el norte de Nigeria, para investigar una acusación contra funcionarios que vendían medicamentos destinados a pacientes con meningitis que se suponía debían ser gratuitos. Esa historia realmente me llegó porque hablé con padres que perdieron a sus hijos porque no había vacunas contra la meningitis disponibles para ellos. El artículo generó una reacción en Nigeria. Algunos de los funcionarios involucrados fueron llevados a juicio.

Otra historia que me gustó mucho hacer fue sobre los veteranos de Biafra que lucharon en la guerra de Biafra en Nigeria entre 1967 a 1970. Muchos de ellos están discapacitados. Han sido abandonados por el gobierno, no se los cuida, se mueren de hambre y mendigan. Me conmovió su difícil situación y por eso quise escribir sobre ellos.

¿Cuáles son los desafíos de ejercer el periodismo en Nigeria?

Uno de los desafíos que enfrento en esta profesión es el de conseguir documentos o datos para llevar a cabo una investigación. En 2011, el ex presidente de Nigeria Goodluck Jonathan firmó la ley de libertad de información nigeriana para poner la información pública a disposición de los periodistas. A pesar de la ley, a los periodistas les resulta difícil conseguir que los funcionarios les entreguen documentos.

También estamos mal pagos, al igual que muchos periodistas de todo el mundo, pero no nos quejamos. Hacemos nuestro trabajo, y los funcionarios de gobierno y personas en las altas esferas hostigan a los periodistas porque no quieren que sus secretos queden expuestos al público.

¿Qué consejos darías a jóvenes periodistas?

El periodismo es en sí una profesión exigente y muy arriesgada. Mi consejo para los periodistas y estudiantes en formación es que no deberían renunciar a la profesión si realmente quieren contar historias sobre comunidades desfavorecidas y marginadas, y darle voz a quienes no tienen acceso a los medios.

Deben tener un mentor o referente que los guíe y les dé coraje. Deben leer libros y visitar IJNet todo el tiempo para enterarse de las capacitaciones, conferencias y talleres disponibles.

El periodismo en cualquier parte del mundo es el impulsor clave de la sociedad. Y cualquiera que se dedique a esto debería saberlo. No es un camino fácil pero se puede atravesar con dedicación, mucho trabajo y compromiso.

Imágenes cortesía de Patrick Egwu.