El movimiento de datos abiertos refuerza la libertad de expresión en África

porStephen Abbott Pugh
May 6, 2016 en Periodismo de datos

La propagación de los teléfonos móviles y de la conectividad en África ofrece oportunidades y desafíos para que los ciudadanos descubran y utilicen información. Si se cuenta con las habilidades y los conocimientos para aprovecharlos, los datos abiertos y las nuevas tecnologías tienen las llaves del futuro de los medios de comunicación.

Code for Africa es la red de tecnología cívica más grande del continente. Nos asociamos con distintos medios para crear información que ayude a los ciudadanos en su vida cotidiana. Desde chequear si su médico está habilitado para ejercer, a buscar si están registrados para votar, las herramientas de Code for Africa han sido utilizadas en docenas de países para empoderar a la gente.

¿Cómo puede utilizarse la tecnología en los próximos años para seguir democratizando la información y las noticias a través de África? Nuestros expertos de Kenia y Nigeria hacen sus predicciones.

La libertad de medios en Kenia

por Catherine Gicheru, becaria ICFJ Knight de Code for Kenya

Las computadoras, internet y los teléfonos móviles continúan cambiando el modo en el que el mundo trabaja, juega y se comunica. En Kenia, ha habido un crecimiento exponencial en la propiedad de los teléfonos móviles, llegando a un 88.1% de penetración en septiembre de 2015. Con 21,6 millones de suscripciones a internet, cerca de 74.2 por ciento de los keniatas tienen ahora acceso al servicio.

El avance de nuevos medios y de la tecnología ha cambiado la manera en que los periodistas hacen su trabajo, así como la obtención y producción de información. El negocio de las noticias es hoy más un diálogo entre los proveedores y los receptores de la información. Los ciudadanos tienen mucho mayor control sobre cómo y cuándo recibir la información. La participación de la audiencia, a través de teléfonos móviles o redes sociales, ha fomentado una cultura en la que gente la valora más la libertad de expresión.

Estas tecnologías también han introducido nuevas amenazas a la libertad de prensa. Las compañías de teléfonos móviles están obligadas a proporcionar sus registros de llamados por orden de un tribunal, lo que representa un reto de para los periodistas que quieren mantener sus fuentes anónimas. El acta de enmienda a las leyes de seguridad de 2014 protege y amplía los poderes de policía y de los no especificados "órganos de seguridad nacional” para vigilar e interceptar comunicaciones, restringiendo la libertad de los medios de comunicación. También restringe la capacidad de los ciudadanos para señalar las fallas del gobierno y exigir acciones. Es allí donde las plataformas de denuncia como AfriLEAKS de Code for Africa entran en juego, ya que brindan a ciudadanos y periodistas por igual una plataforma donde compartir información y consejos.

Las tecnologías digitales han dado a los periodistas la oportunidad de ser innovadores, éticos e inclusivos y de colaborar para resolver problemas y mejorar la vida de las personas. Un ejemplo es GotToVote, que no solo da a los usuarios información antes inaccesible sobre las elecciones, sino también información para que los periodistas añadan matices y profundidad a sus artículos. Estas herramientas serán aun más cruciales en el futuro, ya que no muchos periodistas tienen las habilidades para analizar, sintetizar e interpretar la amplia gama de información estadística que está disponible en internet.

La lucha por el sistema de salud en Nigeria

por Temi Adeoye, becario ICFJ Knight de Code for Nigeria

La desesperada necesidad de un cuidado de salud asequible en el insuficiente y desfinanciado sistema sanitario nigeriano ha llevado a muchos, especialmente los más pobres y vulnerables, a caer en manos de personas que no están capacitadas para tratarlos. Farsantes. El impacto de la charlatanería es muy difícil de medir, pero es, sin embargo, extremadamente severo. Su costo se mide en términos humanos: desilusión, deformación temporal o permanente, complicación de una enfermedad existente y, en algunos casos, la muerte.

Las instituciones médicas públicas no están exentas de ese cáncer. La complicidad y la culpable negligencia de las comisiones del servicio de salud pública allanan el camino para que los médicos falsos se infiltren en el sistema. Se trata de un gran dolor de cabeza para las autoridades reguladoras de la salud en Nigeria. MDCN tiene más de 40 casos contra farsantes acusados en varios tribunales de todo el país, pero las condenas son raras.

Por eso Code for Nigeria se asoció con el medio más grande de África Occidental, Sahara Reporters, para desarrollar la herramienta de datos Dodgy Doctors, que permite a los ciudadanos luchar contra los médicos falsos desde sus computadoras y móviles.

Dodgy Doctors es una de las herramientas de la iniciativa SaharaHealth, que usa información oficial del MDCN para ayudar a los usuarios a comprobar si un doctor está habilitado o no. Todo lo que tienen que hacer tipear el nombre del médico y el servicio lo verifica con los registros de MDCN.

Otras aplicaciones de la iniciativa incluyen Hospital Finder y Medicine Prices. Hospital Finder es un servicio de geolocalización que ayuda a los ciudadanos a reducir el tiempo que lleva localizar servicios de salud a su alrededor. Medicine Prices ayuda a los ciudadanos a chequear qué precio le pone el gobierno a las medicinas.

Herramientas basadas en datos como SaharaHealth muestran de qué modo los medios de comunicación pueden hacer un impacto en nuestras vidas. Ya no es suficiente hablar de lo que está mal en nuestro mundo: los medios deben dar a los ciudadanos herramientas simples, útiles y fácil de utilizar para resolver sus problemas.

Este post es una adaptación de un artículo que apareció originalmente en African Free Press, un proyecto de Media Institute of Southern Africa, publicado con motivo del 25 aniversario de adopción de la Declaración Windhoek. Fue publicado originalmente en whk25.misa.org bajo la Atribución 4.0 Internacional de Creative Commons (CC BY 4.0) y se reproduce en IJNet con permiso.

Imagen cortesía de African skyCAM.