El medio que quiere elevar la vara del periodismo de investigación en Nigeria

por Patrick Egwu and Ifesinachi Ayogu
May 13, 2021 en Periodismo de investigación
Investigative items

Hasta el año pasado, Fisayo Soyombo trabajó como periodista freelance en Nigeria, encarando investigaciones en solitario. Pero quería hacer más, específicamente, formar una generación joven de periodistas que buscaran servir al público con reportajes críticos e investigativos propios.

En junio de 2020, Soyombo creó la Fundación para el Periodismo de Investigación [FIJ], una redacción que informa sobre justicia social, abusos a los derechos humanos y corrupción en Nigeria. Durante casi un año, el medio ha trabajado para que el poder rinda cuentas.

Periodismo de investigación, con impacto

"Somos el único periódico que ha intentado contar el número de víctimas entre los manifestantes asesinados por soldados la noche del 20 de octubre de 2020", cuenta Soyombo, refiriéndose a las protestas contra la brutalidad policial en el país el año pasado. "Los agentes del gobierno hicieron un esfuerzo enorme para encubrir la masacre de manifestantes desarmados, pero logramos documentar lo sucedido y nombrar a algunos de los muertos".

Un periodista del medio también viajó entre Lagos y el Reino Unido para investigar a un sindicato que estaba procurando falsos resultados negativos de COVID-19 para viajeros internacionales. “El funcionamiento de la red de traficantes es tan sofisticado que, en connivencia con personal de agencias gubernamentales, incluido el Servicio de Salud Portuaria, el Centro de Control de Enfermedades de Nigeria y el Servicio de Inmigración de Nigeria, manipula el Portal de Viajes Internacionales del país y se burla del sistema de viajes, supuestamente estricto”, explica Soyombo. Después de la publicación del reportaje, el Lagos State University Teaching Hospital ordenó una investigación y el gobierno estableció una plataforma de verificación de resultados de COVID-19.

[Lee más: Periodistas nigerianos investigan la gestión del COVID-19 en su país]

 

FIJ ha trabajado en historias de violencia sexual, con resultados importantes. “Una de nuestras primeras historias fue la de un inspector de policía que violó a su hijastra, luego eludió la justicia debido a su rango, e incluso llegó a amenazar a la sobreviviente y a su madre”, dijo Soyombo. “Una vez que lo informamos, detuvieron al inspector". El equipo de FIJ también informó sobre el caso de una mujer que fue acosada sexualmente por su jefe y posteriormente despedida sin goce de sueldo. “La policía la amenazó después de que su se los pidiera, así ella dejaba de reclamar el dinero que se le debía. Después de nuestro artículo, la policía retrocedió”.

Las investigaciones del medio también han expuesto delitos económicos, como el fraude. Por ejemplo, un periodista siguió la historia del cliente de un banco que vio un retiro de N200.000 (US$487 estadounidenses) en su cuenta. Sin embargo, se trataba de una transacción fallida y el banco no lo reembolsó durante dos meses. “Una vez que intervinimos con nuestra historia, el banco le devolvió el dinero.

De editor a periodista

Soyombo pensó por primera vez en fundar su propio medio en 2016, cuando era el editor del medio de investigación, TheCable. La decisión fue una "evolución" que "iba a hacer en algún momento" de su carrera, dijo.

Sin embargo, antes de hacerlo, trabajó con las principales redacciones de investigación del país, en temas de corrupción. Su cobertura se centró principalmente en el sector de la justicia penal y la adquisición de armas para combatir a Boko Haram en el noreste de Nigeria.

[Lee más: COVID-19 en Europa: investigación reveló irregularidades en los gastos gubernamentales]

 

Después de desempeñar funciones de editor en otras dos publicaciones, Soyombo decidió convertirse en periodista de investigación independiente. No muchos periodistas elegirían hacer el cambio de un rol de editor a uno de reporteo, señaló, pero ese no fue un problema para él. “Me hice periodista porque lo vi como una herramienta para hablar por los oprimidos, investigar al poder y, en general, hacer avanzar a la sociedad”, dijo. "Estaba seguro de que alcanzar estos objetivos sería más fácil si me dedicaba por completo a la investigación periodística".

Fue mientras trabajaba por cuenta propia cuando Soyombo decidió fundar FIJ, un medio que imaginó abrazaría los mismos ideales que tenía como reportero independiente, cumpliéndolos a un ritmo más rápido. Los miembros del equipo pueden investigar diez historias en tres meses, algo que le habría llevado más de tres años hacerlo él mismo. “Técnicamente sigo siendo un periodista freelance, solo que ahora soy responsable del crecimiento de mis muchachos. Ahora debo cuidar tanto de su trabajo como de mis reporteros".

Sosteniendo la iniciativa

Soyombo financia a FIJ principalmente por sí mismo. El medio también ha recibido apoyo para el desarrollo de la Open Society Initiative for West Africa. “Es un desafío complicado; probablemente hay mil y una formas más fáciles de emprender la carrera de periodista, pero ya estoy aquí y no puedo mirar atrás".

Soyombo es el único editor de lo que él llama “un equipo esbelto”, uno cuyo paquete salarial se encuentra entre los más altos del panorama mediático nigeriano. Prefiere trabajar con menos manos y pagarles bien, en lugar de trabajar con muchas y pagarles menos. "Superviso a un grupo de reporteros jóvenes pero talentosos", dijo. "Somos tremendamente ambiciosos, pero también estamos preparados para crecer paso a paso".

Soyombo espera continuar buscando justicia social a través del trabajo de FIJ, sin dejar de comprometerse con la formación de una nueva generación de periodistas íntegros. "Queremos producir decenas de historias de investigación impactantes".

A pesar de la escasez de recursos y el impacto de la pandemia en las redacciones, Soyombo también quiere convertirse en un punto de referencia para la paga justa en el periodismo nigeriano. “Creo que el periodismo no debería condenarte a una vida de pobreza”, dijo. “Los periodistas deben tener integridad y deben ser incorruptibles, pero también deben estar bien pagos. Algunos años después, estaría muy orgulloso si la gente de la industria pensara: "Si FIJ puede pagar bien a sus periodistas, ¿por qué nosotros no?"


Patrick Egwu es un periodista freelance nigeriano que vive en Johannesburgo, donde es becario de periodismo de investigación de la Open Society Foundation en la Universidad de Witwatersrand. Ha publicado en varios medios, incluido Foreign Policy, NPR, African Arguments, Daily Maverick y Rest of World.  

El periodista freelance Ifesinachi Ayogu vive en el estado de Enugu, Nigeria. Cubre temas de política, conflictos, justicia social, derechos humanos y desarrollo.

Imagen de Shane Aldendorff en Pexels.