Desiertos informativos en Colombia

porNadya Hernández
May 2, 2019 en Noticias locales
Reporteros en Colombia

En marzo de 2019, la Liga contra el Silencio, una alianza de periodistas y medios de comunicación que combate la censura en Colombia, publicó un artículo en el que explicaba cómo un representante a la Cámara se apropió irregularmente de casi 7.000 hectáreas de baldíos en Vichada, uno de los 32 departamentos de Colombia.   

La historia que sucedió en 2014 solo se conoció públicamente cinco años después, ¿la razón? En Vichada, según datos de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP),  el 78% de la población vive en municipios en silencio, lugares donde no existen medios de comunicación que produzcan noticias locales. 

Colombia: ¿un país silenciado? 

En Colombia 157 periodistas han sido asesinados por causas relacionadas con su labor profesional. La violencia del conflicto armado convirtió al periodismo en un ejercicio de alto riesgo. La persecución, intimidación y amenazas contra  la vida de los reporteros envió un mensaje que impactó negativamente en las noticias territoriales.    

La investigación Cartografías de la Información de la FLIP concluyó que más de 10 millones de colombianos viven en municipios donde es más fácil enterarse de la realidad que acontece en las ciudades principales (Bogotá, Cali y Medellín) que conocer los asuntos del lugar donde residen.

Según Jonathan Bock, Coordinador del Centro de Estudios de Libertad de Expresión de la FLIP, “la guerra tuvo consecuencias directas en el periodismo local, ya que en muchos casos los medios cerraron por causa de la violencia (por ejemplo el asesinato de un periodista). Además se instauró una barrera cultural hacia el debate por causa del miedo, lo cual ha limitado la investigación y [ha disminuido] el cubrimiento a nivel local”. 

De los 1.100 municipios del país, en 353 no existe ningún medio de comunicación y en 313 hay medios musicales o de entretenimiento, en los que no se transmite información local, lo que significa que más de la mitad del territorio colombiano es un “desierto de noticias”.

Esta situación es una constante en otros países de la región, como Brasil, donde de acuerdo a Atlas da notícia, 30 millones de personas, cerca de 15% de la población total del país, vive en estos “desiertos” informativos.

“Estos números son un llamado urgente a tomar acciones y eso implica a distintos actores: universidades, Estado, entes territoriales y el sector privado. Es necesario que todos entiendan la importancia de tener un periodismo fuerte para proteger los intereses públicos, incluyendo el seguimiento y el control en temas de transparencia y lucha contra la corrupción”, explicó Bock.

Alternativas para mejorar la oferta de medios locales

Christian Barragán, director de LabMedia, cree que los medios digitales pueden ser una alternativa para reducir los desiertos informativos en Latinoamérica. “En una realidad saturada de información y que permite la posibilidad de estar virtualmente al otro lado del mundo, parece irónico lo difícil que es encontrar información de calidad sobre nuestra comunidad, barrio o ciudad” explicó.

Por dicha razón está liderando MediaTour, una iniciativa para motivar la creación de medios digitales informativos en ciudades intermedias donde no existen o hay muy pocos medios digitales con contenido local.

A través de una  campaña de crowdfunding, busca financiar una gira de talleres gratuitos en 30 ciudades de Latinoamérica que planea alcanzar a más de 600 periodistas y que pretende crear al menos 90 nuevos medios digitales con contenido local.

“Como periodista local en Colombia, Ecuador y Venezuela he sido testigo de la dificultad de los medios digitales locales y comunitarios para acceder a recursos económicos y de capacitación. Esto ha provocado que en las ciudades intermedias cada vez haya menos medios de comunicación y por ende menos contenido local que le permita a los ciudadanos estar mejor informados sobre su entorno inmediato”, dijo Barragán.


Nadya Hernández es una periodista colombiana que cuenta con nueve años de experiencia en la cobertura de temas como la construcción de la paz, la democracia y el empoderamiento de actores locales. Además es becaria del Centro Internacional para Periodistas. 

Imagen cortesía de Fundación Chasquis.