Cultivando y desarrollando fuentes

porIJNet
Jun 27, 2008 en El ABC del periodista
People walking

Fuente: Steve Buttry, steve.buttry@owh.com, (+1 402) 444-1345, www.notrain-nogain.com; www.poynter.org/profile/profile.asp?user=1795

 


Encontrando a las fuentes

 


Busque nuevas fuentes.
Intente cultivar nuevas fuentes más allá de las personas que consulta regularmente en su área de cobertura. Si siempre habla con hombres blancos, intente hablar con mujeres de grupos minoritarios quienes posiblemente le darán otro punto de vista sobre la misma cuestión y podrán generar en usted nuevas ideas. Si siempre habla con jefes y profesionales, intente hablar también con los empleados y los obreros. Si siempre habla con los liberales, también hable con los conservadores. Si siempre habla con personas de su misma edad, intente establecer contacto con personas mayores o menores que usted. Estas personas, con diferentes perspectivas, lo guiarán hacia otras historias. Trate de advertir quién es el funcionario de mayor perfil bajo de la agencia u organismo que usted cubre regularmente. Dedique el tiempo necesario para ver si obtiene datos que lo lleven hacia diferentes versiones. Pregúntese periódicamente si ha podido establecer un contacto significativo con una nueva fuente. Si no fue así, pregúntese si lo podría haber hecho.

 


Hable con los clientes. Si está asignado a cubrir un organismo gubernamental o una entidad comercial, asegúrese que el conjunto de fuentes trascienda a los oficiales de tal organización. Hable con aquellos ciudadanos que acuden a tal organismo o negocio y hacen uso de sus productos o servicios. Si algunos de estos usuarios o clientes están organizados, debería tener un contacto periódico con los líderes de dichas organizaciones. Puede ser que también deba tratar con aquellos individuos que se autodenominan defensores de los consumidores y con aquellos consumidores molestos. Establezca un punto para interactuar con algunos consumidores promedio que no pertenezcan a ninguna organización.

 


Identifique a los “vigilantes”. Intente cultivar buenos vínculos con las secretarias y otros “vigilantes” que controlan el acceso a las fuentes importantes. Ellos mismos pueden ser fuentes de gran relevancia. Por lo menos se debe tener en cuenta que una buena relación con ellos es esencial a la hora de contactar a las fuentes.

 


Investigación. Tómese tiempo para buscar posibles fuentes e historias. Realice un determinado viaje o fije una entrevista sin tener una idea en especial. Visite a una fuente que no ve desde hace un tiempo o a una comunidad o agencia sobre las cuales no ha informado desde hace un tiempo. Trate de familiarizarse nuevamente con sus fuentes, dedíquele el tiempo necesario como para ponerse al día de los acontecimientos que han pasado desde la última vez que los vio. Es probable que luego de estos reencuentros puedan surgir nuevas ideas para escribir nuevas historias. Quizás no obtenga las pautas para escribir sobre un tema en particular, pero es posible que por lo menos obtenga datos relevantes que puedan ser utilizados para perseguir otros proyectos. Además de estas visitas puede resultar una nueva fuente a quien contactar en el futuro. Por lo menos de esta manera tendrá mayor comprensión sobre lo que ocurre en su comunidad y en las organizaciones que se encuentran dentro del área que usted cubre. Cuando uno explora e investiga siempre surgen nuevas historias y siempre es productivo el tiempo que se invierte haciendo esto. Sencillamente no le anticipe al editor sobre lo que usted va a escribir.

 


Aprenda a buscar registros y documentación. Tome conocimiento de los documentos y archivos electrónicos de las organizaciones que suele cubrir. Intente aprender sobre aquellos documentos a los cuales se puede acceder públicamente, sobre aquellos que son legalmente confidenciales y los que pueden llegar a presentar conflictos en torno a su acceso. Pida dicha documentación con frecuencia, independientemente de que la vaya a usar o no. Esto le permite a las fuentes saber cuáles son sus intereses. La búsqueda de ciertos registros en las historias de rutina establece un precedente cuando usted busca registros similares para escribir artículos de otras magnitudes. Siempre que sea posible solicite tales registros en formato electrónico. Sepa quiénes son los individuos que pueden acceder a la información confidencial (no solamente dentro de la organización sino también clientes o usuarios que pueden llegar a obtenerla). Sepa qué información está disponible en la Internet (entonces puede acceder a la misma de noche, durante los fines de semana y no debe pedírsela a nadie).

 

Establezca vínculos con expertos. Tome conocimiento de las instituciones académicas, asesorías técnicas o grupos sin fines de lucro que podrían estar estudiando u observando las actividades dentro del área que usted cubre. Intente que ellos se conviertan en fuentes y por lo tanto lo notificarán cuando tengan información o escuchen rumores y sabrán de esta forma quién es usted cuando intente contactarlos para obtener el análisis sobre algún tema o hecho en particular. Las tendencias que se esbozan de las investigaciones realizadas por los expertos no son improductivas, pero usted debe también percibirlas y conocerlas.

 


Desarrolle lazos con fuentes nacionales. Entable contacto con asociaciones nacionales, expertos académicos y organismos del gobierno para contar con fuentes especializadas dentro de las áreas que usted cubre. Puede que lo asistan con material valioso para una historia local, o pueden tener conocimientos de lo que está ocurriendo dentro de ese ámbito. Puede que le comuniquen cuando se esté registrando una tendencia de carácter nacional. Puede buscar expertos en función del área de especialización en los siguientes sitios electrónicos: www1.profnet.com y www.facsnet.org. También puede enviar sus preguntas a Profnet y recibirá una respuesta dentro de las 24 horas subsiguientes.

Relaciones con las fuentes

 

Disponibilidad. Permita que las personas en su área de cobertura sepan que usted está interesado en recibir información, sugerencias, quejas, etc. Asegúrese de darles su número de teléfono y dirección de correo electrónico. Si le aparece apropiado, deles también su número de  teléfono celular y su número de beeper. Contáctese con ellos periódicamente a través del teléfono y personalmente.

 


Sea honesto. Nunca engañe a una fuente. Sea honesto con respecto a la dirección que está tomando una historia. Si se trata de algo negativo no lo rotule de otra manera. Si no va a hacer referencia a alguno de los datos ofrecidos por una fuente, no les diga que va utilizar dicha información. Esto significa que no tiene por qué inquietar a sus fuentes innecesariamente. Si una fuente está preocupada en cuanto a una historia negativa, asegúrele que usted escribirá la historia de forma parcial y precisa y que está interesado en escuchar su versión.

Sea insistente en cuanto a la precisión. Si alguien le ofrece datos de memoria, pregúntele dónde encontró tal información y posteriormente verifique la fuente original. Llame nuevamente a las fuentes para cerciorarse de la exactitud de las cifras, ortografía, cronologías, etc. Solicite reportes, documentos, tarjetas personales, directorios personales o calendarios que pueden confirmar la ortografía, números y otros datos. Esto no sólo contribuye a incrementar la exactitud en sus historias, sino que también ayuda a ganarse la confianza de las fuentes (y la buena voluntad que usted necesitará si llega a cometer algún error). Esto le indica a las fuentes que usted pretende obtener la información exacta sobre cada hecho o acontecimiento.

Conviértase en un experto. Cuanto más usted aprenda sobre temas complejos, tecnológicos y económicos, mayor será el respeto que sus fuentes tendrán por usted, más difícil será engañarlo, y a usted le resultará más fácil vislumbrar el potencial de determinadas historias. Lea libros, artículos, reportes. Navegue por la Internet. Haga muchas preguntas.

Reconozca que usted no es un experto. Si no sabe o no entiende algo, pregunte. Las fuentes respetarán su honestidad, y de este modo usted estará aprendiendo. También corre el peligro de ser descubierto y perder credibilidad en caso de que esté simulando estar comprendiendo algo en particular. Repítale a la fuente lo que interpretó para cerciorarse de haber comprendido correctamente.

Demuestre interés. Es posible que las fuentes quieran que usted escuche algo que no es precisamente lo que tenía en mente. Puede ser que igualmente obtenga datos interesantes. Aunque la fuente piense que el dato que le está brindando puede ameritar la redacción de un artículo y usted no está de acuerdo, igualmente demuestre su interés. Por más aburridora o molesta que pueda llegar a ser una de sus fuentes, por más insustancial que crea que es el dato que le están proporcionando, usted nunca sabe cuando necesitará obtener alguna información. Aunque la información provista sea totalmente insignificante, la fuente valorará su interés y puede que algún día le comente un dato relevante o interesante.

Coméntele sus intereses a las fuentes. Coméntele a sus fuentes sobre las historias que está escribiendo, incluso si las mismas no se relacionan directamente con ellas. Si bien puede saber perfectamente que una fuente no tiene vínculos con el tema en el cual usted está trabajando, se puede dar que dicha fuente lo guíe hacia otras fuentes potenciales, o puede llegar a transmitirle algún dato interesante que escuchó en la oficina.

Considere a las fuentes como si fuesen personajes. Es verdad que usted no va a crear el perfil de todos los individuos que trabajan en su área de cobertura, pero puede ser que algún día llegue a elaborar el perfil de alguno de ellos. Por lo tanto, intente concebir a las fuentes como si fuesen personajes a quienes debe explorar en profundidad. Aprenda sobre sus familias, pasatiempos, historias de vida, cuadros de deportes favoritos, lugares que suelen frecuentar. Percátese de sus gestos. Aunque nunca elabore un perfil sobre tal persona, al aprender estas cosas logra que eventualmente la misma pueda proporcionarle un dato interesante que escuchó a través de su esposo o a través de algún miembro del grupo social al cual pertenece.

Establezca conexión. No tenga miedo de asomar su lado humano. Si sus hijos tienen la misma edad que los de la fuente, converse sobre los asientos para bebés, sobre las cadenas de auto para llevar a los niños a la escuela, o sobre el seguro de los autos, cualquier tema acorde a la edad de los niños. Si la fuente odia a su equipo favorito de fútbol, converse sobre otro tema de carácter trivial. Si algún familiar de la fuente está enfermo, demuestre su genuina compasión. No simule mimetizarse con la persona ni tampoco esfuerce algo que no fluya naturalmente, por el contrario, intente generar una apertura sincera para establecer una conexión. Si tiene algo en común con la persona, intente conectarse con ella mediante un interés verdadero, y por un momento deje a un lado el aspecto profesional.

 

Comparta control. Aunque una fuente pase mucho tiempo con los reporteros, probablemente no se sienta del todo cómoda frente a éstos y frente a las libretas de apuntes. Intente brindarles ocasionalmente cierto control cuando los entrevista. Evidentemente, usted es el que los está entrevistando, pero si le llegan a realizar alguna pregunta, intente contestarla. Escuche con cortesía cuando la persona se desvíe eventualmente del tema en cuestión. La fuente se sentirá más cómoda respondiendo a sus preguntas si no siente que usted está al mando de la situación.

Tome control. Haga sus preguntas directamente. Si la persona evade una pregunta, formúlele la pregunta nuevamente. Sin importar cuáles sean los detalles que invitan a establecer un vínculo con la fuente, usted debe hacerle saber que su interés en la relación está basado en la comprensión y recepción de información.

Mantenga registro de sus fuentes. Utilice programas informáticos como ser el Outlook u hojas de cálculo para mantener un registro de sus fuentes. Consiga los números de la oficina, de sus casas, del celular, de sus casas de descanso como también las direcciones de correo electrónico. Mantenga registro del nombre de sus secretarias, de sus hijos, cónyuge, nombres de la localidad en donde viven, antiguos trabajos, universidades a donde concurrieron, todo lo que pueda resultarle útil en un futuro.

 

Solicite documentación. Siempre solicite documentos sobre lo que le dicen las fuentes. No debe hacerlo con una actitud desafiante (a menos que usted sea desafiante). Plantéelo como parte de su rutina para obtener la máxima precisión. Si la fuente se muestra reacia a hablar oficialmente de un tema en particular, dígale que puede atribuir tal información a un documento en lugar de atribuírsela a ella. Los documentos representan la posibilidad de verificar la información. Pueden incluso arrojar detalles que la fuente desconocía o de los cuales no se acordaba, y también pueden dirigirlo hacia otras fuentes. Asimismo, establecen un precedente. Si una fuente le da un documento cuando tiene algún interés personal en determinado asunto, le resultará difícil posteriormente afirmar que esa clase de documentación es clasificada.

Identificando y evitando los problemas

 

Información oficial. Siempre que sea posible, mantenga sus conversaciones dentro del plano oficial, especialmente si está tratando temas que son bien manejados por sus fuentes. Las fuentes deben entender en todo momento que la relación que usted tiene con ellas es profesional y su trabajo consiste en recabar y obtener información. Cuando deba tratar un tema de forma extra oficial, asegúrese que sea por motivos justificados. Por ejemplo, si una fuente le comenta algo que no sabe de primera mano, en primer lugar no debería citarla, pero el dato lo puede conducir hacia otras fuentes que conozcan el tema con mayor profundidad. Si conversa con la fuente extraoficialmente, asegúrese que ambos entiendan las condiciones de la conversación: ¿Se puede publicar la información pero no mencionar a la fuente? Si es así, intente llegar a un acuerdo para poder brindarle al lector la descripción de la fuente de la forma más precisa posible. ¿Se puede publicar la información manejada en la conversación? Si es así, hágale saber a la fuente que usted intentará publicar dicha información usando otras fuentes. Antes de entrar en el plano extra oficial, dígale a la fuente que intentará oficializar algo de lo mencionado si llega a decir algo que usted quiere usar. Si lo hace, vuelva después con la información o comentarios que quiere usar e intente oficializar la información.

Hágale frente a la música. Cuando escriba una historia que puede llegar a enfadar a alguien, pase por su oficina el día de publicación de la nota, o llame, sea para preguntar por la historia, para hacer un seguimiento o utilice cualquier otro pretexto. Dele a la persona una oportunidad para que hable. Si ha cometido algún error, reconózcalo. Si no lo ha hecho, mantenga su posición pero sea respetuoso. Muchas fuentes (políticos, abogados, directores técnicos, deportistas) están acostumbradas a mantener relaciones respetuosas con sus adversarios y serán respetuosos con usted y seguirán brindándole información si usted demuestra respeto y el coraje suficiente para hacerle frente a la situación cuando haya escrito algo molesto para ellos. Este también es un buen momento para conseguir nuevas informaciones. Si alguien se muestra molesto por una historia negativa, pregúntele qué cosas buenas están ocurriendo dentro de su jurisdicción. Si le comenta que las cosas malas en su oficina no son tan desastrosas como las que están pasando en la oficina de al lado, pídale que sea más específico al respecto. Nunca evite a alguien que está enfadado con usted (o a alguien con el cual usted está enfadado). Hágales saber por medio de sus palabras y acciones que deben tratar con usted y que su comportamiento será absolutamente profesional.

Reconozca sus errores. Si comete un error (o si el diario comete un error relacionado a su área editorial), reconozca dicho error, corríjalo y discúlpese personalmente con aquellos que resultaron afectados. La gente entiende que errar es humano y respetan a quienes asumen la responsabilidad en tales circunstancias. Si no se trata de un error, o si no se puede determinar con claridad si usted se ha equivocado (como ser el disenso sobre cierta afirmación, en lugar de un dato factual), escuche atentamente al reclamo que expresa su interlocutor. Aunque no esté de acuerdo, exprese su opinión y dígale a la fuente por qué escribió la historia de tal manera. Considere si es necesario escribir una historia para seguir de cerca el tema en cuestión. Si esto no se justifica, sugiérale escribir una carta al editor u ofrézcale un derecho a réplica. Ponga a su editor al tanto de la situación y comuníquele como ha manejado la situación. Si la fuente llega a dirigirse al editor para presentar su reclamo, usted estará contento de haberle comentado previamente la situación.

Evite acercarse demasiado. Si su relación con una fuente pasa de ser amigable a convertirse en una amistad, es posible que deba replantear la relación. Quizás deba hacerle algunas preguntas difíciles para recordarle la naturaleza de su profesión. No debería ni puede aislarse de la vida comunitaria, pero si se encuentra frecuentemente con las fuentes en la Iglesia o en los partidos de fútbol de los niños o en otros eventos de estas características, es probable que deba establecer algunos límites. Si percibe que una de las relaciones que mantiene se está tornando demasiado íntima, convérselo con su editor. Tal vez también deba conversarlo con la fuente en cuestión. Puede ser que la fuente también se sienta un poco incómoda, pero posiblemente aprecie el hecho de que podrán juntos alentar a sus respectivos hijos en un partido de básquetbol y al otro día conversar profesionalmente sobre la cobertura de noticias o sobre un documento en particular.

Establezca vínculos con sus colegas

Determine si otros reporteros dentro de su área de cobertura conforman alguna asociación periodística o participan de algún foro profesional. Puede aprender técnicas, desarrollar ideas y establecer nuevas fuentes por medio de sus colegas. Si no participa de ninguna asociación o foro de discusión, lea otros diarios en Internet que sean de comunidades similares a la suya. Puede contactarse por teléfono o vía electrónica con otros reporteros para tratar los mismos temas. También puede entablar contacto con otros colegas a través de asociaciones o foros de carácter más general tales como el National Institute for Computer-Assisted Reporting (NICAR) o la organización Invesitgative Reporters and Editors (IRE).

Algunas asociaciones de periodistas:

Association of Capitol Reporters and Editors: http://www.capitolbeat.org/
Association of Food Journalists: http://www.afjonline.com/
Association of Health Care Journalists: http://www.ahcj.umn.edu/
Criminal Justice Journalists: http://www.reporters.net/cjj/
Education Writers Association: http://www.ewa.org/
Football Writers Association of America: http://www.sportswriters.net/fwaa/
Investigative Reporters and Editors: http://www.ire.org/
National Association of Science Writers: http://www.nasw.org/
Obituary Writers: http://www.obitpage.com/
Religion Newswriters Association: http://www.religionwriters.com/
Society of American Business Editors and Writers: http://www.sabew.org/
Society of American Travel Writers: http://www.satw.org/
Society of Environmental Journalists: http://www.sej.org/
U.S. Basketball Writers Association: http://www.sportswriters.net/usbwa/index.html

 

Otros recursos

Sitio electrónico del Providence Journal, “Power of Words”:

http://www.projo.com/words/past.htm#interviews

“Breaking and Entering: How to Dissect an Organization”, de Eric Nalder:

http://www.dicar.org/data/dissect.htm

“11 Commandments of Beat Coverage”, por  John Sweeney del  Wilmington News-Journal: http://www.notrain-nogain.com/Train/Res/Report/11com.asp

Sitio electrónico del Providence Journal,  “Power of Words”: http://www.projo.com/words/past.htm#beat

Sitio electrónico de Bob Baker, “Newsthinking”:

http://www.newsthinking.com/story.cfm?SID=144

“Calling all sources”, de Chip Scanlan:

http://www.poynter.org/column.asp?id=52&aid=44813