Creando un código de ética periodística personalizado

porThomas Kent
May 15, 2014 en Miscellaneous

Este mes, la Online News Association, la asociación de periodistas digitales de EE.UU., está lanzando un proyecto de código de ética con una modalidad “hazlo tú mismo”. Este mecanismo busca ayudar a medios, pequeños emprendimientos, periodistas y blogueros independientes a crear sus propios códigos de ética. También es un recurso para que los estudiantes de periodismo definan sus propios parámetros éticos.

Un código de ética hecho por uno mismo puede sonar un tanto extraño, y es por eso que las preguntas al respecto no han tardado en aparecer:

  • ¿Estamos diciendo que los periodistas pueden elegir los códigos éticos que quieran y seguir siendo periodistas?
  • ¿Las ética es relativa y varía según el país y la cultura?
  • ¿Qué pasa con los códigos de ética tradicionales? ¿Estamos intentando reemplazarlos?

A continuación desarrollaremos lo que el equipo de la ONA piensa respecto a estas cuestiones. El proyecto continúa en una etapa de crowdsourcing, por lo que también queremos saber tu opinión (puedes participar aquí: http://bit.ly/onacrowdsourcing). Sólo después de varios meses de comentarios y sugerencias consideraremos que estará listo para utilizarse.

Esta iniciativa surgió en un taller abierto realizado en la conferencia anual de la ONA en octubre del año pasado. En ella, cerca de 200 personas se reunieron para seleccionar los proyectos de ética periodística más destacados para que la ONA los analizara y uno de ellos fue este proyecto de ética.

Detrás de esta iniciativa está la idea de que nuestra profesión en estos días abarca cada vez más personas, filosofías y definiciones de "qué es un periodista". Algunos piensan que el sentido de la ética puede ser la forma más importante para identificar quién es un periodista y qué es lo que se entiende por este término.

Pero algunos periodistas ni siquiera saben por dónde empezar a elaborar su propio código de ética.

En los meses que han pasado desde la conferencia de la ONA, alrededor de 20 personas pertenecientes a universidades, importantes medios de comunicación y emprendimientos de cuatro países han estado intentado responder a esta necesidad. Hemos reunido y editado muchas páginas que abordan los problemas éticos más comunes que deben enfrentar los periodistas.

Comenzando por lo fundamental

Empezamos con algunos de los principios éticos fundamentales, no sea cosa que la gente diseñe códigos tan amplios que se termine perdiendo todo valor. (La pérdida de todo valor no sería un problema para quienes consideran que cualquier persona con un teléfono y una cuenta de Twitter puede ser periodista. Nosotros vemos una distinción entre las personas que comparten o publican noticias en una red social y las que se consideran comprometidas con la profesión periodística).

Nuestros principios incluyen 10 conceptos fundamentales (decir la verdad, no hacer plagios, no aceptar dinero a cambio de alterar tus reportajes, etc.). Hemos tratado de hacer esta lista lo más corta posible; queríamos que cada uno de estos principios pudiera ser aceptado por cualquier periodista.

Pero, además de eso, abordamos cuestiones éticas que los periodistas honestos pueden debatir. Por ejemplo, algunos no tenemos ningún problema con escribir desde un punto de vista político (siempre y cuando seamos transparentes al respecto). En cambio, otros están a favor de los principios tradicionales de la objetividad y la neutralidad. Nuestro código contempla los dos enfoques.

En total, nuestro sitio contiene 40 páginas sobre temas éticos como los discursos que incitan el odio, la edición de fotografías, los suicidios, las redes sociales y la eliminación de elementos de archivos online. Para cada uno de estos temas ofrecemos distintos puntos de vista, para ayudar a los usuarios a decidir qué perspectiva consideran que es la más adecuada para ellos.

Ejemplo: algunos periodistas creen que los discursos y acciones que incitan al odio deben ser informados en las noticias. Exponerlos, dicen, es el mejor desinfectante. Otros creen lo contrario: los medios no tienen la obligación de cubrir a personas y grupos que incitan el odio y premiarlos con publicidad. Nuestro manual no dice quién tiene razón, pero presenta argumentos de ambos lados. (Necesitamos más ideas, enlaces y perspectivas internacionales para muchas de nuestras páginas, así que, por favor, participa de nuestro proyecto y ofrécenos tus puntos de vista).

¿La ética es relativa?

Nos han preguntado si nuestro proyecto significa que la ética es relativa. Un reconocido ombudsman de un medio europeo me dijo que si los periodistas no pueden mantener un único código de ética universal “deberían encerrarse en una habitación hasta que lo tengan listo”.

Un código que pudiera ser aprobado por cualquier periodista sería una gran logro. En nuestro proyecto hemos consultado al menos 15 códigos de ética provenientes de 10 países. Dichos códigos se ajustan a las necesidades de muchos periodistas. (Aclaración: me han consultado para asesorar las actuales revisiones del código de ética de la Sociedad de Periodistas Profesionales).

Pero creemos que las diferentes opiniones de algunas cuestiones éticas son tan amplias que muchos periodistas y medios preferirán el modelo "hazlo tú mismo". ¿Debió mostrarse en televisión a Dominique Strauss-Kahn caminando esposado luego de ser arrestado en Nueva York? “Por supuesto”, responden la mayoría de los periodistas de Estados Unidos, que entienden que la escena tiene valor ya que exhibe cómo se lo vio al ser detenido por la policía. “De ninguna manera”, dirían muchos periodistas franceses, porque aún no había sido declarado culpable de nada. Como decía el ombudsman, no importa cuánto tiempo los periodistas debatan sobre este tema; es poco probable que acuerden una opinión común sobre temas como éste.

De forma similar, los códigos de ética de algunos medios exigen respeto por el Estado o la religión oficial. Para algunos periodistas este tipo de disposiciones no deberían existir.

No todos los que usen nuestro sitio crearán un código de ética completo basándose en nuestra propuesta. Algunos utilizarán el proyecto como una simple base para las discusiones éticas que surjan en sus medios. También sabemos que un código de ética no producirá respuestas a todas las preguntas, sino que es un insumo para la toma de decisiones en casos concretos.

Ética en el aula

Nuestra principal esperanza es que los profesores de periodismo y comunicación usen nuestro proyecto con sus estudiantes. Las asignaturas para crear parámetros éticos personales se están volviendo cada vez más comunes en las carreras de periodismo y de relaciones públicas. Nuestro sitio puede ser un recurso valioso. Los profesores quizás requieran que los estudiantes participen de sus clases con sus propios ejemplos y links de decisiones que deben enfrentar, algo que pueden conseguir a través de nuestro sitio.

Alentamos a los profesores a aprovechar particularmente la diversidad de los estudiantes en sus clases. Las decisiones éticas que parecen obvias para algunos estudiantes pueden ser mucho más problemáticas para personas de otro país o de otra cultura. Esas diferencias pueden ser la base de enriquecedoras discusiones en el aula.

Hoy en día muchos artículos periodísticos son leídos en todo el mundo. Si los periodistas saben que una decisión ética suya puede ser cuestionada en cualquier parte del planeta, también deben poder ser transparentes acerca de la opción que escogieron y su justificación.

Tus estudiantes pueden participar de nuestra iniciativa de crowdsourcing.

Este post fue publicado originalmente en PBS MediaShift y es reproducido en IJNet con permiso.

Tom Kent es el líder del proyecto de ONA "Haz tu propio código de ética". Es editor de normas en The Associated Press y enseña periodismo internacional en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Columbia. Síguelo en Twitter aquí.

MediaShift cuenta historias sobre cómo el panorama de los medios está haciendo cambiar la forma en la que obtenemos las nuestras noticias e información. Los corresponsales de MediaShift explican cómo los medios tradicionales como los periódicos, revistas, radio, televisión, música y películas están enfrentándose a la era digital, y cómo adaptan sus modelos de negocios para un mundo móvil y en red. Lee más información de MediaShift en la web, síguela en Twitter o en Facebook.

Texto traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

Imagen con licencia Creative Commons, vía Christopher Long en Flickr.