Consejos para videoperiodistas: tomas y enfoque

porJarod Phillips
Mar 22, 2012 en Periodismo multimedia

Nunca es demasiado tarde para periodistas de medios impresos tomar una cámara de video e incursionar en el videoperiodismo. Si eres un periodista, camarógrafo aspirante a cineasta o simplemente buscas experimentar, aquí incluimos algunos consejos sobre las tomas y el enfoque para que puedas comenzar. Ésta es la tercera parte de una serie de IJNet para periodistas sobre cómo tomar videos y fotos.

Tomas

Rollo A y rollo B

Estos son los términos comúnmente utilizados para distinguir entre dos tipos importantes de material. El rollo A (A-roll en inglés) es el diálogo en imágenes y sonido. El rollo B (o B-roll) es el video que mejora la historia y los diálogos. El rollo B se puede utilizar para ilustrar lo que un narrador o un personaje está hablando. El rollo A ayuda a vincular a la audiencia con la experiencia de alguien. Ambos son importantes para contar una historia, pero el rollo B es a menudo más importante de obtener, ya que una voz en off puede cubrir la ausencia de un diálogo.

El nombre de las tomas o planos

Los nombres de las tomas son arbitrarios en el mejor de los casos. El punto principal de su definición es ilustrar cómo puede variar la distancia de la cámara con respecto al sujeto. Trata de conseguir un poco de cada tipo de toma para cada sujeto. Estas tomas son a menudo definidas en términos de qué parte de una persona se está mostrando. Recuerda siempre: nunca cortes al sujeto a la altura de una articulación (rodilla, codo, etc.).

  • Close-up (cabeza). Este es el encuadre clásico de hombro y rostro. Evita cortar al sujeto en el cuello.
  • Plano medio (cintura). Esta toma incluye la cabeza y el torso. Corta el encuadre a la altura del estómago o en la parte superior del muslo. Evita cortarlo a la altura de la cintura.
  • Largo (cuerpo). Esta toma puede incluir el cuerpo entero o todo el cuerpo menos los pies. Evita cortar a la persona a la altura del talón o del pie. Muestra un poco de suelo más abajo de los pies.

Método de cinco tomas

Este es un método clásico para capturar rollo B de gente en acción. Funciona mejor para los personajes que están haciendo algún tipo de trabajo que involucre sus manos, pero puede ser adaptado a cualquier situación.

  1. Close-up de las manos
  2. Primer plano de la cara
  3. Plano medio
  4. Toma sobre el hombro
  5. Otro ángulo

Longitud

Cuando se filma una entrevista (rollo A), lo mejor es grabar todo en una sola toma larga. Cuando se graba la acción o imágenes de fondo (rollo B), mantén cada toma durante unos diez segundos para asegurarte de que estás capturando buenas tomas que podrás usar después.

Cambios de plano

Cuando estás filmando el rollo A, tómate algún tiempo antes o después de la entrevista para filmar algunos de los objetos que rodean al sujeto. Mantén la cara del sujeto en las tomas. Las manos pueden ser incluidas en algunos cambios de plano, pero no en todos. Algunos buenos ejemplos son placas con el nombre del entrevistado que puedes encontrar en su escritorio, trofeos o fotos enmarcadas.

El propósito de estas tomas es cubrir los cortes o ediciones que probablemente necesites hacer en la entrevista. Una toma que ilustra el punto al que se refiere el entrevistado siempre es mejor, pero asegúrate de tomar de todos modos algunas tomas menos interesantes. Nunca se puede ser demasiado cuidadoso.

Enfoque

En general las cámaras te permiten elegir entre el enfoque automático y el manual. Para tomas rápidas que tienen mucho movimiento, muchas veces es mejor utilizar el enfoque automático. Pero si planeas retratar a un objeto inmóvil y usar una toma más larga, el enfoque manual puede mejorar la toma.

El enfoque automático

El enfoque automático es poco más que una computadora en la cámara adivinando el foco de la toma. En general resultará una buena toma, pero a veces no puedes permitirte que la toma sea mala. Poco se puede hacer para controlar el enfoque automático, pero hay maneras sutiles para aliviar la tensión en el equipo de la cámara.

  • Llena el plano. Más objetos a la misma distancia de la cámara que el sujeto implican un menor número de distracciones para el enfoque de la cámara. Trata de mantener los elementos que se encuentren atrás y adelante del sujeto entre un tercio y un medio de la toma cuando usas un enfoque automático.
  • Mantén el zoom lo más amplio posible. Esto hace que la parte fuera de foco en la toma sea magnificada. También ayuda a reducir notablemente los movimientos de la cámara. Mantener el zoom amplio también implica aproximarse al sujeto, por lo que debes tener cuidado de no acercarte más de la distancia focal mínima de tu cámara. Una distancia de un metro o metro y medio debe ser suficiente.
  • Toma fotos en ambientes bien iluminados. Esto tiene que ver con el tamaño del agujero que deja pasar la luz en el chip de la cámara. Si la luz es brillante, esta apertura es pequeña y una mayor parte del campo de visión de la cámara estará en foco.

El enfoque manual

Este es el método preferido para entrevistas y tomas fijas, pero es una característica menos común en cámaras más pequeñas. Si tu cámara tiene esta capacidad, el método preferido para enfocar es el siguiente:

  1. Acércate al sujeto todo lo que puedas usando el zoom.
  2. Céntrate en una pequeña parte detallada en la cara del sujeto. Las cejas y las pestañas son una buena opción.
  3. Aléjate con el zoom hasta obtener la toma deseada.
  4. Enfoca nuevamente cada vez que la cámara o el sujeto se muevan.

Foto: xcode en Flickr. Licencia Creative Commons.